En marcha el proyecto Ingenia en Marismas del Odiel

0

Niños participantes en la actividad junto al alcalde de Huelva.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha abierto esta tarde el nuevo curso del Proyecto Ingenia en el Centro Social Marismas del Odiel. Un programa educativo, lúdico y de intervención social con niños y jóvenes con el que desde el Ayuntamiento se enseña a estos menores a divertirse para ser mejores ciudadanos, convirtiendo el juego en el mejor medio de enseñar conductas positivas.

Esta ludoteca municipal, según ha explicado la concejal de Servicios Sociales, Pilar Miranda, “se puso en marcha en el año 1999 y a lo largo de todo estos años se ha ido consolidando hasta convertirse en una de las principales referencias del trabajo tan importante que el Consistorio realiza en nuestra ciudad con los menores”. En este sentido, Miranda ha subrayado que “la infancia es un sector prioritario en el campo de los servicios sociales municipales”.

En concreto, a través de este proyecto los técnicos municipales trabajan con estos menores para mejorar las relaciones con su familia y amigos, mejorar su comunicación, aprender a valorarse y respetar a los demás, despertar su interés y confianza y disfrutar de sus tiempo libre aprendiendo cosas nuevas.

Desde su comienzo, el proyecto Ingenia ha agotado sus plazas en todos los cursos y además su labor social y formativa se ha mantenido durante todo el año, ofreciendo en verano un campamento para sus alumnos. Asimismo, ha insistido Miranda, “la labor tan importante que desarrolla el equipo del Centro de Marismas del Odiel no sólo ha logrado unos excelentes resultados en sus participantes, sino también en las familias y en las instituciones de toda esta zona que participan activamente en mucha de las actividades que se proponen”.

Los niños y niñas que han comenzado hoy este curso tienen edades comprendidas entre los 6 y 14 años y proceden de las barriadas de Marismas del Odiel, Santa Lucía, Cardeñas, La Navidad, El Carmen, Las Colonias y Los Dolores. Unos menores que, en más de un 50 por ciento, son de etnia gitana y en un 5 por ciento de población inmigrante asentada en la capital.

Los monitores del Proyecto Ingenia trabajarán hasta el mes de mayo con estos alumnos a través de juegos, talleres y salidas fuera de su barrio y de la ciudad. Precisamente, una de las novedades que se han incluido en este curso ha sido la de incrementar las excursiones ya que “para la mayoría estas salidas son la única alternativa para salir de su barrio y una oportunidad también para saber cómo deben comportarse en estas situaciones”.

Los participantes son evaluados diariamente por sus propios compañeros y monitores al finalizar las actividades, valorándose no sólo los logros de las actividades y sus actitudes en el juego y en la convivencia. Para ello, una de las técnicas que se utiliza es la ‘economía de fichas’, por la que se refuerzan las actitudes positivas, redundando en la motivación para niños y adolescentes, cumpliendo el criterio de eficacia.

A través de juegos y talleres, los adolescentes también se convierten en monitores de los más pequeños, con la denominada ‘formación en alternancia’, que sirve para trabajar la responsabilidad. Una formación que se lleva a cabo a través de talleres de distinta índole, como manualidades, trabajos en grupo, juegos, salidas al entorno cercano, visitas a museos y exposiciones o excursiones.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies