Nuevas palmeras sustituyen a las atacadas por el ‘picudo rojo’ en la plaza de las Monjas

0

Plantación de las nuevas palmeras en la plaza de las Monjas.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha supervisado esta mañana el inicio de las operaciones que está realizando el Departamento de Parques y Jardines de la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales del Ayuntamiento de Huelva para trasplantar las 14 palmeras retiradas de la Plaza de Las Monjas. Pedro Rodríguez ha mostrado su satisfacción por una actuación que, en dos días, devolverá a la Plaza de Las Monjas su imagen tradicional.

El Ayuntamiento de Huelva ha apostado por palmeras de la especie Washingtonia Robusta, porque se trata de la especie que mejor está respondiendo a los tratamientos de prevención contra la plaga del Picudo Rojo. Son 14 palmeras recuperadas de distintas zonas de la ciudad, entre ellas, el nuevo Ensanche Sur o el vivero municipal, palmeras de gran porte, de entre 25 y 40 años de antigüedad, entre 8 y 11 metros de altura y entre 2.000 y 6.000 kilos de peso. Además son palmeras que soportan muy bien el trasplante, con altos porcentajes de éxito, para garantizarlo, han sido retiradas protegiendo sus raíces y el cepellón y se protegerán con ‘tutores’, es decir, estacas o guías para garantizar que crezcan derechas y robustas, asegurando su estabilidad mientras la palmera termina de ‘agarrar’.

La Washingtonia Robusta es conocida popularmente como ‘Palmera mexicana’ o ‘la palmera de las enaguas’ porque entre sus peculiaridades destaca que los restos y las bases de sus hojas viejas, caen sobre el tronco dándole un aspecto ornamental característico. Etimológicamente se le llama ‘Washingtonia’ en honor de George Washington (primer presidente de los EE.UU) y ‘Robusta’ del latín robustus-a-um que significa ‘fuerte en crecimiento’. Es una palmera resistente y adaptable, excelente para avenidas, paseos y parques públicos en alineaciones.

Los trabajos en la Plaza de Las Monjas se iniciaron a finales de agosto, con la tala de los troncos como fase previa a su retirada. Posteriormente, se ha trabajado para eliminar las raíces con instrumentos que garantizan la seguridad del pavimento de la plaza, trasladando los ejemplares de gran tonelaje al vertedero. La obra culminará mañana con el traslado y la plantación de los nuevos ejemplares. Se trata de una operación complica, en la que sin embrago, se han garantizado todas las medidas de seguridad. Para el transporte de las palmeras se utilizan camiones de gran tonelaje que son escoltados por la Policía Local en su recorrido por la ciudad además, la plaza queda acotada y con acceso restringido durante la operación, mientras que los más de 15 operarios que trabajarán en el traslado, cuentan con maquinaria e instrumentos de protección de gran envergadura y precisión. Asimismo, el Ayuntamiento de Huelva cuenta con gran experiencia en este tipo de operaciones, que ya se han realizado en zonas de la nueva urbanización de Pescadería como la avenida Villa de Madrid, o el parque Antonio Machado, que acogió las palmeras sobrantes de la prolongación de la Avenida de Andalucía.

BATALLA CONTRA EL PICUDO ROJO

Esta actuación se enmarca en el plan contra el Picudo Rojo que tiene en marcha el Ayuntamiento de Huelva, gracias al cual, se están frenando los estragos de esta plaga en la ciudad. De las 5.000 palmeras que hay en Huelva, tan sólo 70 se han visto afectadas y muchas de ellas se han podido recuperar. Concretamente, en la Plaza de Las Monjas, se van a renovar 14 de las 20 palmeras de este emblemático espacio que, a pesar del tratamiento de choque, no se han podido salvar y presentan por tanto un riesgo de contagio para otras palmeras y también de seguridad para las numerosas personas que acuden a diario a este espacio, debido al deterioro que esta plaga ha provocado en su estabilidad. Se ha hecho lo imposible por recuperar las palmeras de la Plaza de las Monjas afectadas por el picudo, al igual que las del resto de la ciudad, pero sólo seis de ellas se han conseguido sanar.

El conocido picudo rojo se detectó en Huelva en 2005, como consecuencia de un cargamento de palmeras de Egipto, que se transportó vía marítima y llegó al Puerto onubense. El primer foco se detectó en la Avenida de Hispanoamérica y a partir de aquel momento el Ayuntamiento puso en marcha un plan de actuación y prevención con varios tratamientos, al objeto de intentar de salvar el mayor número posible de ejemplares y frenar los estragos de esta plaga. Precisamente, gracias a los tratamientos de choque de la Concejalía de Infraestructura, en el año 2011 no se ha visto afectada ninguna nueva palmera.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies