Josema Romero, capitán, padre y maestro en el Pedro Alonso Niño

0

Josema Romero, jugador del Pedro Alonso Niño de Moguer.

Gran parte de la imaginación del juego del Club Balonmano Pedro Alonso Niño pasa por la cabeza de Josema Romero, un jugador imprevisible, con calidad y una gran capacidad para hacer jugar a sus compañeros. Es muy resolutivo dentro de la cancha, pero también fuera y por su carácter este central diestro de 29 años ha sido nombrado segundo capitán tras Alejandro Millán en su cuarta temporada en el club. Por la sanción de éste los dos primeros partidos del nuevo ejercicio estrena nombramiento, al que suma las funciones de maestro y padre con otros jugadores jóvenes, faceta para la que también está demostrando ser muy válido.

“Estoy encantado de ser capitán, porque represento a amigos, compañeros y chavales y además tenemos como entrenador a alguien como Flores, que da mucha confianza, y así es muy fácil”, declaró Romero, que ejerció de capitán en Lanzarote y que lo será de nuevo en el Pabellón Zenobia.

“Para mí va a ser bonito ser el capitán el sábado en casa ante la afición, pero no hay que olvidar que el verdadero capitán es Ale, al que estamos deseando recuperar porque es un jugador importante para nosotros”. Además recordó que “fui capitán en Palma del Río en los peores años, en los que no se pagaba y había mucha gente que venía de vuelta y fui cabeza de turco. Aquí es muy diferente. Tenemos el ejemplo de Guillermo Sierra, al que han retirado su camiseta, que es algo que no se ha hecho en ningún club que yo conozca, que dice mucho, y que es totalmente merecido”.

Al papel a desempeñar sobre la cancha, Josema suma otros muy importantes para el grupo. Se ha convertido en maestro de muchos de los jugadores jóvenes recién llegados al equipo y que aún no acumulan muchos partidos en Primera Nacional y especialmente de los pivotes procedentes del Antequera de Asobal, Juanma Cabrera y José Antonio Jiménez, con los que comparte piso en Moguer adoptando un rol paternal en todo.

“Estoy muy cómodo con mis compañeros de piso. No han estado nunca fuera de su casa y trato de ayudarles en todo lo que puedo. En otros clubes la gente va, entrena y juega y cada uno a lo suyo, pero con estos chavales da gusto. Saben que las cosas que les digo es por su bien y se sienten arropados”, explicó. Y en el campo, aseguró que “me hacen el doble de caso, todo funciona bien y me siento cómodo. Yo siempre he sido el chico en todos los equipos en los que he estado y aquí ya soy de los veteranos. La situación te exige mucho, pero lo llevo bien”.

El papel protagonista de los jóvenes

Y es que Josema cree mucho en lo que pueden dar todos los jóvenes del equipo, que en su opinión “se han dado cuenta del papel que tienen y que el equipo necesita de su rendimiento”, algo que ya se vio en el primer partido. Además, el equipo ya cuenta con el aliciente de ser líder. “Me dio mucha alegría cuando vi que éramos primeros. Éste es un proyecto nuevo, con muchos jóvenes, y empezar bien es positivo”, señaló el jugador que valoró especialmente el triunfo por 23-30 cosechado en Lanzarote.

Triunfo importante y liderato

“Allí no van a ganar muchos equipos, porque tienen una plantilla buena y es una cancha difícil para los árbitros. El equipo estuvo muy bien y me sentí genial al final, porque el año pasado tuvimos allí una mala experiencia. Íbamos ganando de seis, acabamos perdiendo y el arbitraje fue malo”, manifestó el central, que recordó del arranque liguero que “esta vez también nos fuimos varios goles arriba en el descanso y en cinco minutos se pusieron a uno, pero me alegró mucho que justo cuando venía el chaparrón de nuevo los jóvenes dieron la cara”, dijo, entre los destacó a Moisés León. “Es joven, pero ya tiene mucha experiencia. Se echó el equipo a la espalda cuando Sergio y yo estábamos más cogidos y él resolvió”.

De cara al partido ante el Florida Handbol, Josema fue claro y afirmó que “en casa no podemos ir con dudas, tenemos que ir a ganar y los resultados desde que yo estoy en este equipo hablan por si solos, porque han sido muy pocos los partidos perdidos y estamos fuertes para que siga siendo así”.

Romero comentó sobre el conjunto valenciano al que se enfrentarán el sábado que “jugué contra ellos hace seis años con Palma del Río, pero no sé qué equipo tienen ahora, pero Flores se habrá informado y nos hablará de ellos y de cómo juegan“. Con más perspectiva sobre el campeonato, no tuvo dudas en señalar que “Benidorm es el equipo a batir, porque tiene una gran plantilla, con jugadores de Asobal y de la B“. Entre todos destacó a Fernando Latorre, que “era el mejor en Asobal y que aquí también marcará diferencias. Me encanta jugar contra él, ya que siempre aprendes, porque es un maestro“.

Arbitrajes

También mirando a todo lo que queda por vivir, Romero y toda la plantilla tienen claro que después de la mala experiencia en la fase de ascenso en Gijón hay que limar asperezas con los árbitros, ya que los colegiados van a estar muy vigilantes. “Creo que lo que pasó en Gijón nos va a pasar factura. Yo como capitán hablé con los árbitros en este primer partido y me di cuenta de que nuestros temores se están cumpliendo, porque me trataron con desprecio. Sé que un fallo que tuvimos en la fase de ascenso fue no tratar a los árbitros como debíamos, aunque nos perjudicaron muchísimo, y hemos acordado hacer el esfuerzo de que sólo hable el capitán con ellos y de buenas maneras”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies