El presidente de la Audiencia Provincial de Huelva abandona harto “de llamar a muchas puertas” y no abrirse ninguna

2

Entralgo -izquierda- en un acto oficial junto al consejero de Justicia, Francisco Menacho. (Julián Pérez)

El presidente de la Audiencia Provincial de Huelva, Jesús Fernández Entralgo, ha decidido abandonar, harto de la desidia de las administraciones por mejorar una Administración de Justicia maltratada en el reparto de los fondos púbicos. Cuando está a punto de cumplir cinco años de mandato, el juez no va a pedir la renovación de su cargo y regresará a su plaza en la Audiencia Provincial de Madrid “como magistrado de la trinchera”, según informa el periodista José Carlos Aguado en EL Mundo.es. Esta decisición de Fernández Entralgo se produce días después del duro cara a cara que mantuvo con el consejero de Justicia, Francisco Menacho, durante una visita a los nuevos juzgados de La Palma del Condado. El presidente de la Audiencia le dijo al consejero que la provincia de Huelva es la gran olvidada de la Junta en materia de Justicia.

El cara a cara entre Fernández Entralgo y Francisco Menacho se produjo al término de la visita cuando, a preguntas de los periodistas, el presidente de la Audiencia de Huelva no dudó en mostrarse desesperanzado en torno a la solución de los problemas que afectan en materia de justicia a Huelva. En concreto dijo que “Huelva es la gran olvidada” y que esto ocurre porque no se protesta, por lo que no dudó en asegurar que ha llegado la hora de hacer algo que nunca se lleva a cabo en Huelva: “protestar y exigir”.

Menacho se vio sorprendido por las declaraciones de Entralgo, quien manifestó en presencia del consejero que había perdido completamente la esperanza. El presidente de la Audiencia aseguró que cuando tomó posesión dijo que uno de sus objetivos fue inaugurar la Ciudad de la Justicia, pero que en ese momento se conformaba con colocar la primera piedra, algo que tras la noticia de su abandono tampoco se va a producir. Durante la visita que el consejero realizó a los juzgados de La Palma no sólo recibió las duras críticas del presidente de la Audiencia sino también de varios jueces que no dudaron en expresar su malestar e indignación ante el alto cargo de la Junta.

Según la información que publica El Mundo.es, la decisión de Fernández Entralgo es ya firme. Tras un lustro, asegura que ya ha llegado al convencimiento de que es prácticamente imposible llevar adelante cualquier proyecto de mejora de las instalaciones o del procedimiento, sobre todo teniendo en cuenta que casi todos los recursos materiales y personales con que cuenta el Poder Judicial dependen de las comunidades autónomas “y de la mejor o peor relación que mantengan con las autoridades locales”.

“He intentado sacar adelante algunas ideas y proyectos y he tropezado con un aparente desinterés de todas las instancias de las que depende la Administración de Justicia. He llamado a muchas puertas y debo de reconocer que no me han abierto ninguna”, ha lamentado en declaraciones a ELMUNDO.es.

Para Fernández Entralgo, el Poder Judicial en España en materia de medios “se ha convertido en un poder mendicante” y la propia dotación presupuestaria con la que cuenta “dice mucho del lugar que ocupa el servicio público judicial dentro de la mentalidad de quienes elaboran los presupuestos”.

“Vivimos de lo que nos dan y habría que preguntarse si hay un verdadero interés por conseguir en España un poder judicial independiente, fuerte, eficaz y ágil. Las razones del por qué puede no existir ese interés, excederían de mi capacidad de predicción y comprometerían la mínima elegancia de las relaciones institucionales”, recalca.

En este sentido, el presidente de la Audiencia onubense duda de que el procedimiento establecido para fijar los fondos con los que cuenta la Administración de Justicia, a través del Gobierno o las comunidades autónomas, sea el más adecuado. “No digo que sea mejor ni peor porque hay opiniones para todos los gustos, me remito sencillamente a que el resultado no es precisamente para estar satisfechos”, señala.

Instalaciones deficientes

Entralgo dejará tras de sí unos juzgados en su mayoría “en condiciones deficientes o cuanto menos insatisfactorias”, especialmente aquellos que están ubicados en el Palacio de Justicia de Huelva, donde la Junta de Andalucía se gastó 3,5 millones en unas obras de reforma hace tan sólo un par de años.

De hecho, en el ala del edificio donde está ubicado su despacho no cuentan con calefacción “y nos tenemos que apañar con un pequeño radiador”, porque no se previó que el sistema de climatización llegase a esa zona. “Con esto creo que está dicho todo”.

Unido a los problemas de infraestructuras que arrastra la Justicia en Huelva, el presidente de la Audiencia tiene que hacer, casi a diario, encaje de bolillos para cubrir las vacantes del personal y garantizar el servicio. Según Entralgo, en los momentos actuales de recortes presupuestarios “estar en un puesto de gestión en la Administración de Justicia es administrar, no sé si la miseria, pero sí la escasez”.

“El problema de Huelva es que trabaja, sufre, paga sus impuestos y calla, no exige, de tal manera que olvida que la libertad, la democracia y la justicia no se mendigan, se conquistan”, sentencia.

Está previsto que el Consejo General del Poder Judicial designe en un mes y medio al sustituto de Fernández Entralgo al frente de la Presidencia de la Audiencia Provincial de Huelva.

Compartir.

2 comentarios

  1. Tiene toda la razón. Con los políticos que tenemos, que solo piensan en sus siglas, lo tenemos verde. Haber si de una puñetera vez se dedican a trabajar por Huelva.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies