Una empresa comercializa un vendaje ideado en el Hospital Juan Ramón Jiménez

0

Hospital Juan Ramón Jiménez.

Un vendaje ideado por enfermeros en el Hospital Juan Ramón Jiménez que reduce considerablemente el dolor percibido por el paciente durante las curas va a ser comercializado por una empresa. Para ello, la Consejería de Salud ha firmado un contrato de licencia para la explotación y uso comercial de esta innovación, que ha sido patentada en el marco de la Fundación onubense para la Investigación en Salud (FABIS) y redundará en unos cuidados al paciente de mejor calidad.

Esta innovación está inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas como un modelo de utilidad con la finalidad de proteger los resultados de este trabajo a nivel nacional permitiendo una traslación de las mejoras en beneficio de los pacientes. El modelo de utilidad ha sido vendido a la empresa Albazul Servicios Integrales, S.A., contando desde este momento con la exclusividad para la fabricación y comercialización del producto.

Este modelo de utilidad ha recibido recientemente el premio PITEX 2011, un certamen de investigación convocado por el Centro Tecnológico del Textil de Andalucía, en reconocimiento a la innovación que aporta en el sector, centrándose en nuevos usos sanitarios del material textil para reducir el dolor en pacientes que han sido sometidos a una intervención quirúrgica, en una apuesta decidida en I+D+i en el sector textil.

Los enfermeros José Antonio Gómez y Tomás Lozano idearon este vendaje mientras trabajaban en el servicio de Cirugía del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, al observar que el dolor ocasionado en las curas procede fundamentalmente de la retirada del apósito utilizado, produciéndose además irritación y deterioro en la piel que rodea a la herida en gran número de ocasiones, sin pasar por alto a los pacientes con alergias al adhesivo.

Vendaje sin dolor

A partir de la observación los autores han ideado un procedimiento alternativo consistente en una combinación de dos apósitos: un apósito base que se mantiene adherido a la piel del paciente dejando libre la herida hasta la cicatrización completa con el objetivo de proteger a la piel actuando de barrera contra infecciones y lesiones, sobre el que se coloca el tradicional. De este modo, el adhesivo del apósito clásico pega sobre la base, eliminándose el dolor derivado de la retirada continua del apósito de la piel.

Esta innovación abre por tanto una vía alternativa al método de curas actual basado en el uso de un apósito de gasa sin tejer con borde adhesivo que se coloca sobre la herida y en cada cura se realiza el cambio completo.

Para evaluar los resultados los autores realizaron el pilotaje en un grupo de pacientes intervenidos quirúrgicamente de cirugía abdominal abierta. Las conclusiones mostraron que con el nuevo modelo de curas se reduce sensiblemente el dolor percibido durante las mismas, la piel circundante a la herida mejora sensiblemente la irritación y los pacientes se muestran más satisfechos con el nuevo método de cura utilizado.

Este trabajo es un claro ejemplo de la capacidad de observación de la Enfermería y su traslación a la aplicabilidad práctica en la mejora de los cuidados a través del desarrollo tecnológico, proporcionando unos resultados satisfactorios para la salud y el bienestar, avanzando en la línea estratégica del sistema sanitario público andaluz de fomentar la seguridad del paciente.

Transferencia de tecnología

El Hospital Juan Ramón Jiménez ocupa un lugar destacado en el sistema sanitario público andaluz en cuanto a protección y transferencia de los resultados de investigación. En este sentido, en los últimos cuatro años los profesionales del centro han generado un total de ocho innovaciones que se encuentran registradas en la Oficina Española de Patentes y Marcas, de las cuales tres han sido licenciadas a empresas para explotación comercial y otras se encuentran en proceso de negociación.

La gestión y la tramitación de las patentes se están realizando a través de la Fundación onubense para la Investigación en Salud (FABIS), con el apoyo y la colaboración de la Oficina de Transferencia de Tecnología de la Fundación Progreso y Salud de la Consejería de Salud (OTT-SSPA).

La fundación FABIS, con sede en el Hospital Juan Ramón Jiménez, trabaja en el fomento y la realización de investigaciones biomédicas de calidad y la promoción y el desarrollo de innovaciones en las tecnologías sanitarias en la provincia de Huelva, además de apoyar la docencia y la formación continuada de los profesionales, especialmente en el ámbito de la metodología de investigación.

En esta estrategia de generación de conocimiento e I+D+i de Andalucía, el Consejo de Gobierno ha aprobado recientemente un decreto que regula la propiedad intelectual e industrial en materia de salud. El reglamento uniforma, garantiza y protege los avances innovadores y científicos, descubrimientos y resultados de las investigaciones que desarrollan los profesionales del sistema sanitario público andaluz, que se han convertido en la primera institución en España en patentes en el área de salud en el 2011.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies