Asaja alerta de los daños que la sequía está provocando en los cultivos

0

La práctica ausencia de precipitaciones está ocasionando una merma en la producción de los cultivos de secano y el aumento de los costes en las explotaciones ganaderas. El frío de las últimas semanas ha provocado además de daños puntuales en algunos cultivos, la ralentización de campañas que ya estaban avanzadas.

La sequía meteorológica, que parecía ser sólo un mal presagio, se está manifestando definitivamente como una lamentable realidad y a no ser que la primavera se presente lluviosa, todo parece indicar que nos encontramos ante un año sin precipitaciones. Esto está provocando daños en ciertos cultivos de nuestra provincia, así como en la ganadería.

Los cultivos más afectados por la sequía son, lógicamente, aquellos que dependen de las lluvias, es decir, los cultivos de secano. Asaja-Huelva calcula ya que las cosechas de este tipo de cultivos (cereal, garbanzos, altramuces…) presentan una merma dependiendo de las zonas.

Otra de las actividades más perjudicadas por la falta de precipitaciones es sin duda la ganadería. La falta de pastos en las explotaciones de ganado extensivo es la tónica general, por lo que los ganaderos se ven obligados a alimentar a los animales con pienso. Esto supone un gran aumento de los costes de producción para un sector que no levanta cabeza, afectado por una grave crisis de precios y por normativas que más que defender a productos señeros para la provincia, como el ibérico, le perjudica considerablemente. La falta de alimento y el mencionado aumento de los costes provocarán a buen seguro que se incremente la sangría de cierre de explotaciones ganaderas que ya viene siendo una constante en Huelva.

Por otro lado, el frío intenso que la provincia ha experimentado durante las últimas semanas ha tenido también consecuencias, aunque menos generalizadas que en el caso de la sequía. Uno de los subsectores que más ha padecido las bajas temperaturas es el de los cultivos de primor, pero sobre todo está padeciendo el arándano. Las altas temperaturas del otoño y gran parte del invierno habían hecho florecer la mayoría de las variedades, adelantando la campaña, que luego sin embargo se han visto sorprendidas por el frío. No obstante, dado que la recolección del arándano comienza en abril, habrá que esperar para contabilizar las pérdidas.

La fresa, la frambuesa y la mora son otras tres frutas afectadas por el frío en los últimos días. En el caso de la fresa, la bajada de temperaturas ha ralentizado el adelanto de la campaña y podría provocar deformaciones en el fruto, aunque solo de de forma puntual se dan problemas en algunas explotaciones, aquellas situadas en zonas donde el frío haya sido muy intenso. Las moras aún no estaban en producción, por lo que no se prevén daños significativos. No ocurre lo mismo con la frambuesa, que sí que estaban en producción y se han producido daños tanto en flores como en frutos.

Así las cosas, habrá que esperar para poder contabilizar los daños con mayor concreción, aunque desde luego, Asaja-Huelva considera muy preocupante la falta de precipitaciones para el sector agrario onubense.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies