¿Qué fue de la cuaresma?: “Hoy vivimos una cuaresma de escaparate”

1

Reflexión sobre la cuaresma.

(Texto: Cabildo de disciplina)   Está visto y comprobado que casi todo lo relativo a la Semana Santa ha ido evolucionando con un desorden impropio de ellas, o al menos desconocido hasta hoy, por lo que en muchos aspectos la celebración se nos está yendo de las manos, si no se nos ha ido ya. Y es precisamente en este tiempo de Cuaresma, ese que la Iglesia Universal llama tiempo fuerte de penitencia y de conversión, cuando más se nos nota.

Desde hace algún tiempo a esta parte hemos ido sacando las cosas de quicio, poco a poco, casi sin darnos cuenta, pero de una forma que últimamente han adquirido un desarrollo y una velocidad verdaderamente preocupantes. Todo se programa con desmesura, superficialmente, sin ningún fundamento religioso.

¿Qué diferencia hay entre los actos celebrados en esa mal llamada precuaresma, que cada año empieza antes, con los que se celebran ahora en la Cuaresma, a la que en otros tiempos llamábamos la Santa Cuaresma? ¿Qué novedad existe entre lo que hemos celebrado desde hace meses hasta ayer a los que vamos a celebrar desde hoy Miércoles de Ceniza? Ninguna.

Acudiremos a una atropellada sucesión de acontecimientos; veremos los mismos conciertos de marchas; se nos dará como noticia de relevancia la decisión de un capataz de bajar la cuadrilla; seguiremos comentando los posibles estrenos…Exactamente lo mismo que venimos viendo desde octubre, solo que ahora lo haremos en las paelladas, garbanzadas, y enzapatás que se irán sucediendo en nuestras casas de hermandad o a las puertas de las casas de hermandad, en una engañoso afán de presentar a las hermandades como una sede social de puertas abiertas.

Parece que no se es una buena hermandad como no tengamos un concierto, alguna actividad gastronómica, o algún pregón, pronunciado por el mismo cofrade que lo pronunció el año pasado en otra hermandad. Tendemos a uniformizarlo todo, sin originalidad, y solo nos preocupamos de atraer a la gente, cuanta más mejor, pero fuera de la iglesia, convocando a actos que casi nada tienen que ver ya con el espíritu de estos días. Y no se trata de estar a cada momento con el silicio y el flagelo, pero tampoco de desnaturalizarlas, ni paganizarlas.

¿Dónde quedó esa Cuaresma vivida de puertas adentro en la intimidad de la hermandad? ¿Dónde ese tiempo entre hermanos preparando con ilusión y con la lógica alegría la llegada de la Semana Santa, de ese día en que la cofradía sí que debe ocupar la calle, derramarse hacia afuera?

Hoy vivimos una Cuaresma de escaparate. Con nuestra asistencia llenaremos esos eventos pseudocofrades de manera inversamente proporcional a nuestra asistencia a los cultos. Un besamanos, un besapiés está ahora más cerca que nunca de ser más un acto laico que religioso, donde parece que se exponen las sagradas imágenes para que los aficionados les hagan fotos. Los altares de cultos son sometidos a un riguroso examen estético y durante las tardes de quinario la puerta de la iglesia se abre y cierra cientos de veces, con el tiempo justo para que los que solo ven arte en esto puedan examinar la posible doblez del dosel, contar el número de cirios y después calificar al prioste, sometido al más exhaustivo de los exámenes,… Y los bancos medio vacíos.

Estamos convencidos de que en las cofradías otra Cuaresma es posible, con nuestra personal forma de dar culto a Cristo en los misterios de la pasión y a su bendita Madre Dolorosa, sin renunciar a nuestra forma de ser. En el momento que volviéramos a la clásica sencillez de siempre, a la mesura, a la auténtica devoción cofradiera que durante siglos nos ha caracterizado lo conseguiríamos.

Es fácil que estas opiniones se puedan tachar de radicales y derrotistas. Pero si se meditan serenamente, sin prejuicios, llegaremos a la conclusión de que nos falta muy poco para rayar en el esperpento y que estamos en el camino. Equivocado, por supuesto.

(Fdo: Juan José Carrasco Ruiz, Pedro Cintado García, Manuel Garrido Mora, Juan Manuel Gil García, Manuel Gómez Beltrán, Bienvenido González Roldán, Ángel Ilarri Tello, José Miralles Fedriani, Víctor Ortiz Mesa y Manuel Jesús Rodríguez Redondo.)

Toda la información sobre las hermandades de Huelva en www.huelvacofrade.com)

Compartir.

1 comentario

  1. Magnífico comentario sobre La Cuaresma, en el inicio de la misma.
    Coincido con los autores del mismo,en sus argumentos y me uno a los mismos. Creo que desde las directivas de las Hermandades, se deberia de poner todo lo que se pueda por hacer mas real y verdadera, la fé y la tradición que se suponen tiene las Cofradias. Que prevalezca lo que significa la Cuaresma.”Preparación para la Semana Santa”.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies