EL PULIDOR DE LENTES
Propaganda y medios
[Jesús Romero]

7

El pulidor de lentes

[Jesús Romero].

Estamos en la era de los “tweets”, los “sms”, los “whatsapps”, el “copiar y pegar” y el “compartir”. Las películas tienen que durar como máximo 90 minutos, ya las largas producciones de más de tres horas no son rentables. Rechazamos los escritos densos, largos, complicados, extensos. Son tiempos de pocas ganas de leer, de la recepción de mensajes simples, directos, llanos. Estamos en los tiempos de los titulares y no en el de los contenidos. Nos hemos vueltos receptores de mensajes de carácter propagandístico, que buscan persuadirnos de algo mediante un lenguaje de carácter apelativo en vez de emplear un lenguaje de tipo discursivo, que intenten convencernos de algo mediante hechos y argumentos. Estamos, en suma, sujetos al dominio de la propaganda.
La verdadera naturaleza de la propaganda es que trata de imponer valores e interpretaciones de los hechos evadiendo todo tipo de diálogo, estableciendo una violencia de naturaleza simbólica a la cual no puedes replicar.
El capitalismo ha unido la publicidad comercial y la propaganda política y fueron los nazis aquellos maestros que establecieron la propaganda como comunicación política con la intención de ocultar al pueblo los verdaderos objetivos del dominio, una comunicación orientada a que unos pocos obtuvieran el dominio de la mayoría.
Así, los medios de comunicación se han instalado dentro de la inmediatez y el enaltecimiento de lo anecdótico, olvidando la contextualización, contrastar la noticia y la reflexión. Ya de la veracidad ni hablamos.
En estos medios, la pluralidad de las tertulias es inexistente, instalados en la repetición de las consignas interesadas de que aquellos a quienes obedecen: “Rajoy ha sido un valiente”, “la culpa es fruto de la herencia recibida”, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” y otras son frases que se escriben y se dicen una y otra vez como un mantra o una letanía para hacer caer a la ciudadanía en el engaño. Tertulianos de sueldos elevadísimos que siguen recibiendo gracias al despido y la precariedad que sufren otros “compañeros”. Meretrices que venden su palabra y su imagen al mejor postor.
Los medios se convierten así en armas masivas de desinformación, sumidos en la superficialidad, la censura, el adoctrinamiento, el cotilleo, la banalidad, la apariencia y la falacia. Armas de los ricos y los poderosos que elevan el dogma neoliberal a palabra sagrada con todo su panteón de divinidades y recurren a toda su fuerza inquisitorial en la persecución de los descreídos o los disidentes del nuevo modelo totalitario.
Toda transformación social y política debe incluir la lucha por el derecho a la comunicación veraz, participada y de verdadero servicio público. Una lucha por unos medios de comunicación que informen y formen es fundamental para la construcción de un nuevo modelo social verdaderamente democrático.

Compartir.

7 comentarios

  1. Sr. Pino: Tengo la sensación de que la mayor parte de su primer mensaje es un “corta y pega”, porque ya lo he leido anteriormente. Por no favor no se repita, o lo que es peor no copie.

  2. Por fin una nota de aire fresco dentro de este medio que es HuelvaYa, donde los colaboradores habituales dejan mucho que desear, pues todos están cortados por el mismo patrón.

    Me resulta raro que hayan procedido a la edición del presente artículo de opinión, cuando parece va en contra de la línea editorial de este medio de comunicación. Lo que en él se cuenta choca frontalmente con los contínuos y periódicos de los señores Velasco y Berrio, ya que si bien en contadas ocasiones parecen han dado visos de ser más ecuánimes, no es menos cierto que en esas mismas, al final “la cabra tira al monte”.

    Mi enhorabuena por el mismo.

    Me resulta chocante el que a un artículo que habla a las claras del papel de la publicidad y de los medios de comunicación, el “censor oficial del medio” (léase Sr. Aurelio Pino) salga por la calle de enmedio, con el manido tema de la herencia que dejó el anterior partido en el poder y los problemas que tienen los actuales dirigentes del pais.
    Mire usted, Sr. Pino, si no hubiera sido por esa herencia, el PP no habría salido elegido por las urnas.
    Pero es más, Sr. Pino, como bien se dice en el artículo que estamos comentando, ¿pretende usted que por machacar una y otra vez en lo mismo, al final lo demos por cierto?

    Mire usted, simplificando mucho las cosas, en eso de la herencia cabría dos opciones:
    1- O estos señores sabían como estaba el pais
    2- O desconocían en qué situación estaba.

    En el primer caso, conociendo la situación real, supondrían que podían arreglarlo y están fracasando, a los ojos de todos los sufridos ciudadanos; por tanto no servirían para el puesto(o si no pretendían arreglarlo, Ángela María, ¿qué aversas intenciones les movieron a presentarse?)
    En el segundo caso, si desconocían la situación, “tirarse al ruedo” sin capote ni nada, solo demuestra una insensatez descomunal por su parte, lo que los descalifica para poder llevar las riendas de este pais.

    Seguro que despotricará contra lo que estoy diciendo, como ya lo hizo en otra ocasión. Siga ejerciendo su labor de censor, atacando cuanto artículo salga que pueda ir en contra de quienes ostentan el poder actualmente, aunque el artículo en cuestión vaya más allá de ello, como en este caso, donde se cuestiona la labor de los medios de comunicación, tanto políticos como de otro tipo (basta ver la parrilla de las distintas televisiones para comprobar que lo que el Sr. Jesús Romero expone es completamente cierto). Hemos sustituido lo de pan y circo por fútbol y cotilleo.

    Inserto aquí un párrafo del mismo.

    “Los medios se convierten así en armas masivas de desinformación, sumidos en la superficialidad, la censura, el adoctrinamiento, el cotilleo, la banalidad, la apariencia y la falacia. Armas de los ricos y los poderosos que elevan el dogma neoliberal a palabra sagrada con todo su panteón de divinidades y recurren a toda su fuerza inquisitorial en la persecución de los descreídos o los disidentes del nuevo modelo totalitario”.

    Repito, seguro que cargará tintas sobre lo que estoy exponiendo; pero por favor, cuando lo haga, deje a un lado su “laismo”, pues la verdad es que choca bastante cuando uno lee sus intervenciones.

  3. Aurelio Pino Domínguez on

    A Brigitte García la digo que respeto a todas las posturas políticas, y si he puesto a un posible gobierno Anarquista, es porque habría que respetar esta opción en caso de llegar al poder por las urnas. ¿O acaso pretende Brigitte García llegar al poder por la revolución y las armas de CNT-FAI al modo de Buenaventura Durruti o la involución y las armas de otro “Franco de turno”.
    Si usted no cree en las urnas, es una opción suya, pero casualmente hay cerca de 25 Millones de españoles que son tan “niños” como yo por creer en las urnas.
    Además, sepa usted que algo he leido y sigo leyendo, afortunadamente en más de 5 idiomas. Y la quiero recordar que aunque los anarquistas por definición no crean en las urnas ni en las estructuras del Estado, fue precisamente una mujer anarquista la que fue Ministra de Justicia durante la II República, la primera mujer que ocupó una Cartera en un Gobierno elegido por las urnas. ¿Sabe usted a quién me refiero? …pues lea, lea.

  4. brigitte garcia on

    Sr Aurelio
    Los gestores de esta economia casera de la que usted nos ha hecho un croquis casi infantil,han sido los que siguiendo ùnicamente sus intereses comerciales, se han devorado a si mismos, su gestiòn ha sido la que se ha desmoronado por tener los pies de barro, esos pies de barro que el capitalismo al que Vd. defiende nos ha llevado, ahora la soluciòn no serà inmediata, y sintiendo no estar en absoluto deacuerdo con su exposiciòn , no voy a entrar en discusiòn pero si afirmar que no he votado nunca a este podrido sistema, precisamente por no creer en él, y si no creo no serè yo la que con mi voto lo sostenga y de por bueno, por otra parte supongo que habrà sido un error que haya mencionado a los Anarquistas en esta algrabía, si nó fuese un error creo que debe usted leer un poco mas. Salud y resistencia

  5. La soberanía emana del pueblo y del pueblo emanan todos los poderes del estado. Eso ha declarado solemnemente la constitución que supuestamente el pueblo se ha dado así mismo.

    Eso significa que el pueblo es en última instancia el ÚNICO referente y que frente a su SÍ no hay un NO. Por ello ninguna dificultad ha de haber en que se pronuncie en contra del sistema vigente. Y que forma mejor de hacerlo que actuando abstencionariamente en las elecciones. Si la abstención es suficiente, la falta de legitimidad será un hecho y no podrá evitarse que los acontecimientos se precipiten. Todo gobierno temblaría a partir de la expresión de un cierto nivel de abstención. Sólo hace falta la «coherencia» suficiente de la multitud.

  6. Aurelio Pino Domínguez on

    Hay solo dos formas de coexistencia: O la Sociedad Civil puede ir a las urnas o la contraria: no hay urnas para que pueda ir libremente la Sociedad Civil. Elija usted cual cree que es la mejor fórmula.
    No voy a citar países donde no se pueda ir ante las urnas, para poder votar alguna opción. No voy a caer en la actitud de anti-tal o anti-cual. Y hay, la gran mayoría, países donde libremente se pueda ir a las urnas a optar por alguna opción.
    El no acudir a las urnas, no da derecho para desautorizar a ningún gobierno, o disolver las Cámaras de representación popular, aunque el Gobierno legítimo sea Neoliberal, de extrema Derecha, Socialdemócrata, Socialista, Comunista, de Extrema Izquierda o Anarquista.
    Los que se quedaron en casa, cuando tuvieron la oportunidad de votar alguna opción, no son precisamente los más indicados para ahora salir a la calle, con ánimo de desmontar un sistema que por su abstención, se ha ido degenerando.
    No quiero ni creo en la Dictadura de los Partidos, y tampoco quiero ni creo en la Dictadura del Pueblo. En la Dictadura del Proletariado aún creo menos, porque esta Dictadura aparta a aquellas personas que a juicio de estos movimientos, señalan como no proletarias, luego exentas de derechos.
    Las medidas de recortes, aunque usted no lo crea, son necesarias. Porque el dinero que maneja el Estado Español, es prestado, no generado por la Economía Española. Es como la economía de cualquier vecino, que cuando llega un veinte de mes, se ve urgentemente necesitado de pedir prestado a su hermano o a su padre, para poder acabar el mes, hasta que por fin salde la deuda por él contraida, para comprar una lavadora o una nevera. Aquí el ejemplo es bien sencillo. Pero cuando no se quiere entender, es más complicado asimilar el porqué un Gobierno de cualquier país con alternancia en el poder legislativo, se encuentra conque el anterior Gobierno aún le quedan muchas letras de la lavadora por pagar. Es más, incluso se ha encontrado con retraso en el pago, motivo por lo que le urgen los acreedores de que regularice a la mayor brevedad su situación crediticia. En una economía casera, se empezaría por dejar de fumar o beber o ambas cosas a la vez, el periódico, para el día 23 de Diciembre, para comprobar la lista de la Lotería Nacional del día 22, y sufrir una nueva decepción ya que nuestros números no son los agraciados. Pero la economía de Estado no tiene tan siquiera la opción de que le toque la lotería, excepto el Plan Marshall o el temido Rescate. Como el Plan Marshall se acabó hace 65 años, solo nos queda el Rescate o seguir con los recortes y procurar pagar la lavadora que nos dejó el otro Gobierno. ¿O tiene usted una mejor solución de aplicación inmediata?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies