El patrimonio pictórico de Ayamonte

0
[Enrique R. Arroyo Berrones]

Hace unos días, en una visita al Centro Cultural Casa Grande de Ayamonte, he podido detectar la falta de cuatro pinturas de la colección barroca que atesora nuestra ciudad, procedente del antiguo Hospital de Niños Expósitos, Casa Cuna de Ayamonte. Se trata de cuatro lienzos del s. XVII, pintados al óleo, de un enorme valor para el patrimonio histórico artístico ayamontino, tan menospreciado en los últimos años por quienes tienen la obligación de velar por su integridad, por su cuidado y por su conservación.

Las cuatro pinturas a las que me refiero son: “Santa Justa y Rufina”, obra anónima (0´85 x 1´26) del círculo de Murillo, que ya figuraba en el inventario de la Casa Cuna hecho en el año 1733; el citado cuadro había sido donado a la institución por Dª Juana y Dª Urbana de Garfias, hermanas, a su vez, del que fuera cura y administrador del hospicio D. Joseph Jerónimo de Garfias y Galdames. “La Virgen Niña hilando” y “El Niño Jesús de la espina”, obras anónimas que forman pareja, por su autoría y por sus dimensiones (0´66 x 0´50) y que, sin duda, al tratarse de escenas infantiles, servirían de ejemplo y motivación piadosa a los niños y niñas acogidos en el orfanato; ambas podrían ser del entorno del pintor sevillano Andrés Pérez. “Desposorios místicos de Santa Catalina” obra anónima, posiblemente también del pintor antes citado (0´66 x 0´84), que ya aparece en el inventario de la Casa Cuna del año 1798.

La desaparición de estas pinturas viene a sumarse a la ocultación de las tablas flamencas, del siglo XVI, que pintó Jan Sanders van Hemessen para el retablo mayor de la iglesia parroquial de Nuestro Señor y Salvador y que, por descuido manifiesto de quienes, en la Casa Grande, se tendrían que haber ocupado de los controles de humedad, temperatura, etc., -como han constatado técnicos en el arte de la conservación-, han alcanzado tal grado de deterioro que hoy no están en condiciones de ser admiradas.

Las cuatro pinturas barrocas a las que me refiero más arriba fueron solicitadas, por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, al Ilmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad para ser expuestas, en el año 2008, en la sala de exposiciones de las Antiguas Cocheras del Puerto de Huelva, como una parte del amplio conjunto del patrimonio artístico barroco andaluz. Pero dichas pinturas nunca más volvieron a Ayamonte.

Esta situación, a todas luces chocante, me llevó a plantearme si me debiera quedar indiferente o no, y opté por la segunda alternativa que, además, está recogida en el Decreto 18/2006 de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, que se refiere al Reglamento de Bienes de las Entidades Locales y que en su artículo 162 menciona cómo un vecino puede requerir al Ayuntamiento el ejercicio de las acciones que entienda que se deben realizar en defensa del Patrimonio. Y así lo hice, de manera personal, visitando al Sr. Alcalde tres veces en las dos últimas semanas, pero sin encontrar en ningún caso una respuesta satisfactoria. Lo que subyace en todo esto es una manifiesta falta de atención, de cuidado y de conservación preventiva de los fondos pictóricos que se atesoran, digo que se atesoraban en la Casa Grande. Y mi intención no es la de abrir una guerra, sino la de animar a los responsables del Área de Cultura para que mimen el legado que han recibido para su conservación. Una conservación preventiva de ese legado no necesita de grandes dispendios, sólo necesita, insisto, el ejercer la responsabilidad asumida. Haga Vd., Sr. Alcalde, todo lo posible por recuperar para Ayamonte esos cuadros.

Ayamonte 9 de mayo de 2012
Enrique R. Arroyo Berrones

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies