Cabrera: “Vamos a la Nava a ganar, sin pensar en la diferencia de goles”

0

Juanma Cabrera, jugador del Pedro Alonso Niño de Moguer.

El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer no para en Semana Santa y aunque no hay jornada este fin de semana el equipo mantiene su planificación para llegar al último encuentro de liga del 14 de abril en la Nava al un buen nivel físico y a un escalafón aún mayor para la fase de ascenso. La plantilla amarilla está trabajando con intensidad y esfuerzo y todos los jugadores disponibles se afanan en sentar las bases para atacar el objetivo del salto de categoría en un estado óptimo.

Juanma Cabrera, joven pivote de 19 años natural de Antequera, que cambió la Asobal por el proyecto ilusionante del Pedro Alonso Niño, es uno de los eslabones de la cadena de compromiso que ha forjado el equipo para cumplir sus objetivos. El pasado sábado cerró ante Madrid la temporada en casa y Cabrera valoró que a pesar de las dificultades que hubo para sumar la victoria “se sacó adelante como se pudo” y destacó que “de cara a portería no estuvimos acertados en la segunda parte, su portería estuvo bien y no tuvimos suerte, pero supimos resolver”. Además destacó que la carga física influyó en el encuentro, puesto que “fue una semana muy dura de entrenamientos y se notó, pero creo que aguantamos bien”.

Tras esta victoria, el último partido de la liga será un duelo final y directo por la primera plaza en la cancha del BM Nava, ante el que “hay que gastar hasta el último cartucho que nos queda y darlo todo”, a lo que agregó que a pesar de que al conjunto de Moguer le vale perder hastsa de 7 tantos para ser primero, “vamos a salir a por todas, como si fuera una final y vamos a ganar sin pensar en la diferencia de goles. No nos conformamos con otra cosa que no sea ganar y ojalá lo consigamos para lograr el primer puesto”.

Centrados en la fase de ascenso

Paralelamente al final de la liga el equipo está preparando con intensidad la fase de ascenso, donde el club se juega toda una temporada en pocos días. “Estamos trabajando mucho para estar al 100% y si nada falla llegaremos en buena forma física. Lo vamos a dar todo en cada partido para intentar subir. Ya me han contado lo que ocurrió en la fase del año pasado, en la que el arbitraje no fue muy acertado y esperamos que esta vez no influya y podamos jugar a nuestro nivel y ganar, porque lograrlo depende de nosotros, de jugar como sabemos”.

De los posibles rivales que le pueden tocar al conjunto amarillo y que ya están clasificados, Cabrera mencionó al Bm La Roca, campeón del grupo C. “Con Antequera ganamos el Campeonato de España en categorías inferiores y nos enfrentamos al Balonmano La Roca, que tenía un buen equipo, y es posible que haya algún jugador de esta época, pero en general no conozco aún mucho de todos”.

Precisamente desde el Antequera de Asobal llegó este jugador en busca de minutos de juego para progresar, proceso que ha desarrollando, demostrando ser una pieza útil para un equipo como el PAN Moguer, que necesita de la suma de muchos elementos para rendir. En la posición de pivote se reparte el tiempo de juego con el sevillano Jesús Fernández y su paisano José Jiménez, competencia que considera buena. “Entreno duro cada día para jugar lo máximos minutos posible y ser la primera opción del entrenador”, comentó, añadiendo de su rendimiento que “estoy contento con lo que he aportado, pero creo que puedo dar más. En defensa me siento cómodo, pero tengo que mejorar más y también ataque y los compañeros me están ayudando a conseguirlo”.

Deseos de seguir

La presencia de José Jiménez en el equipo ha sido importante para Cabrera, puesto que “llevamos muchos años jugando juntos y es un apoyo, porque no sería lo mismo estar aquí solo. Nos ayudamos y nos entendemos muy bien, aunque el compañerismo que hay dentro del equipo me encanta y no hay ningún problema, al contrario. Me siento muy apoyado por todos y creo que el ambiente es el ideal para que haya un equipo unido. Dentro del gran trabajo que estamos haciendo el tiempo se me ha pasado rápido y han sido amenos todos estos meses. La verdad es que me encuentro muy a gusto”.

No obstante, reconoció que el vivir fuera de casa cuesta. “Es un poco duro estar lejos de la familia y con el calendario de partidos que hay es difícil ir a visitarlos. Ha sido cuestión de acostumbrarse y estoy contento en Moguer gracias al apoyo de los compañeros y gente del club. Ojalá pueda seguir aquí el año que viene”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies