La Junta declara Monumento la Iglesia y el antiguo Convento de la Merced de Ayamonte

0

Interior del convento de La Merced en Ayamonte.

El Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Monumento, la Iglesia y el antiguo Convento de Nuestra Señora de la Merced en Ayamonte. Este conjunto arquitectónico del siglo XVII, uno de los principales vestigios del establecimiento de los monjes mercedarios en el litoral onubense, posee notables valores artísticos que evidencian los intercambios culturales con Portugal.

La fundación del convento en 1640 por la Orden Mercedaria, dedicada a la redención de cristianos cautivos, estuvo motivada por la expansión de la piratería procedente del norte de África. Situado en el barrio de La Ribera, muy próximo a la antigua dársena pesquera, el inmueble fue parte esencial de la trama urbana de Ayamonte y posteriormente constituyó un ejemplo del proceso degenerativo de este tipo de edificaciones tras las desamortizaciones de los bienes eclesiásticos en el siglo XIX.

La iglesia es de planta de cruz latina, con los brazos del crucero poco salientes y dividida en cinco tramos mediante arcos fajones resaltados. En el lado del Evangelio se abren capillas y en el de la Epístola, a modo de deambulatorio, aparece una nave de poca profundidad y de menor altura que la principal.

El crucero presenta un gran espacio cuadrado central formado por cuatro arcos torales de medio punto y cubierto por bóveda de media naranja, con pinturas decorativas que imitan superficies marmóreas y yeserías.

Sobre las pechinas de la bóveda del crucero se representa una serie de santos mercedarios (San Pedro Nolasco, San Ramón Nonato, San Raimundo de Peñafort y San Pedro Pascual), con pinturas realizadas por el portugués Diego de Sousa e Sarre en 1746. Este artista es también el autor del dorado del retablo mayor, situado en el presbiterio y realizado por tallistas portugueses hacia el año 1720 con una arquitectura basada en columnas salomónicas.

La fachada principal es de gran sencillez, con portada adintelada y pilastras de orden dórico sobre las que se sitúa un entablamento decorado con triglifos y metopas, una cornisa de remate y un escudo enmarcado de la Orden Mercedaria. La torre, adosada a los pies del templo, presenta un cuerpo superior octogonal y se remata con un chapitel de forma bulbosa revestido de azulejos cobrizos.

Junto al lado de la Epístola, se sitúa el claustro del antiguo convento, de planta cuadrada, formado por cuatro arcos de medio punto en cada lado y compuesto por columnas de orden toscano. En torno a este espacio se distribuyen las distintas dependencias. La planta baja alberga hoy la sede de la Agrupación de Cofradías y Hermandades de la Ciudad de Ayamonte, mientras que la alta acoge el museo de esta entidad.

Además de la iglesia y el antiguo convento, la delimitación del conjunto incluye una serie de inmuebles donde se conservan restos del edificio primitivo. Entre ellos figuran los de la actual biblioteca pública y la casa número 1 de la calle San Pedro. Asimismo, alrededor del monumento se establece una zona de protección que abarca espacios públicos y privados de las calles Felipe Hidalgo, Huelva, Jovellanos y San Pedro.

Finalmente, junto con el conjunto arquitectónico, se inscriben también de forma individual en el Catálogo del Patrimonio Histórico las esculturas barrocas del Cristo de la Buena Muerte y de Nuestra Señora de la Merced, ambas de autores anónimos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies