El Pedro Alonso Niño busca en la fase de ascenso cuentas que saldar en memoria del gol anulado a Carrillo

0

Carrillo, pivote del Pedro Alonso Niño de Moguer.

No ha tenido que esperar más de un año el Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer para aspirar de nuevo a conseguir lo que no hizo la temporada pasada, llegar a disputar el ascenso. En la campaña 2010-11 realizó una gran liga regular, pero quedó eliminado en la primera ronda de grupos, en la que empató con Zarautz (27-27), perdió con Gijón (21-18) y empató con Bordils (28-28). Contra el primero y el tercero tendrá la ocasión de verse de nuevo las caras este fin de semana y saldar las cuentas que quedaron pendientes, ya que no logró ganar a ninguno.

Las vivencias de estos encuentros están marcadas por los malos arbitrajes sufridos, especialmente en los dos últimos, aunque en el club moguereño están decididos a mirar hacia adelante. Su presidente, Manuel Morales manifestó que “siempre nos quedamos con los recuerdos negativos y los de Bordils y Zarautz son desagradables porque no ganamos, pero tenemos que ir con la mente limpia y a jugar lo mejor posible”.

Por su parte, Alejandro Millán, capitán del equipo amarillo, dijo sobre el reencuentro con estos dos viejos conocidos que “nos vamos a quitar la espinita, porque no pudimos ganar ninguno de los dos partidos y aún me acuerdo de ese gol anulado Carrillo ante Bordils, que marcó en el último suspiro y pitaron falta en ataque”.

Rivales ya estudiados

Millán resaltó que lo ocurrido “nos motiva para desquitarnos ahora” y consideró una ventaja volver a medirse a rivales conocidos porque tanto el técnico José Flores como su segundo, José Ramón Alvite de Pablo, “estudian muy bien a los rivales y con la experiencia del año pasado vamos a poder preparar mejor esos partidos”.

Apoyándose en el partido que vio de su equipo ante el BM Nava, el presidente consideró que la plantilla está capacitada para competir a un gran nivel en la fase. “Salí muy contento del partido de la Nava porque el equipo dio la cara y supo no arriesgar en el momento preciso, porque si arriesgamos eso hubiera sido una batalla campal y los jugadores fueron inteligentes y demostraron tener cabeza para cumplir el objetivo de acabar primeros”.

Con respecto al largo desplazamiento a Zarautz para jugar la fase a partir de este viernes, y cómo responderá la afición, Morales dijo que “la distancia no es buena por la afición, pero espero que venga toda la gente que pueda, aunque sabemos las dificultades que hay”. Por su parte Millán afirmó que “aunque el desplazamiento es largo animaría a la afición a ir porque una fase de ascenso es lo máximo. Se vive un ambiente muy especial y son jornadas de mucha convivencia en la que todo el mundo se lo pasa bien”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies