Desarticulada una banda que actuaba en zonas rurales de Cartaya

1

Material incautado.

Agentes del Puesto de Cartaya, pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han procedido a la detención de un individuo de nacionalidad rumana y a la imputación de otros tres de la misma nacionalidad, como presuntos autores de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas.

La investigación ha sido realizada por los guardias civiles que conforman el Equipo de Investigación del Puesto de Cartaya, y la iniciaron después de recibir hasta doce denuncias por robos cometidos en áreas diferentes de la demarcación policial de la Guardia Civil. Éstos eran cometidos en zonas rurales y el objetivo principal de los mismos era la sustracción de herramientas, las cuales después eran revendidas en el mercado negro fuera de la provincia de Huelva.

Las gestiones policiales que se han realizado hasta lograr la desarticulación de esta banda, han sido especialmente laboriosas, debido a que los implicados habían venido desde Barcelona y se acababan de establecer en la localidad, por lo que no eran conocidos por los agentes encargados de la investigación. Exactamente se alojaban en una casa de campo sita en la zona conocida como Los Breznos, la cual funcionaba como campo base, siendo el lugar donde planificaban los robos y donde centralizaban la mercancía robada.

Después de la finalización de esta investigación, gran parte de las herramientas y efectos que habían sido sustraídos, pudieron ser recuperados por los agentes, quienes los han devuelto a sus legítimos propietarios.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Ayamonte.

Compartir.

1 comentario

  1. Aurelio Pino Dominguez on

    Desde cuando se vienen produciendo este tipo de delitos tanto en las zonas rurales, como en las poblaciones, incluida la misma Huelva.
    Las leyes españolas se deberían adecuar a las existentes en otros países europeos (concretamente en Alemania, de la que sí copiamos y obedecemos las normas económicas).
    Normalmente y dependiendo de la cuantía del delito (si es la primera vez probada por la Ley), el extranjero delincuente es obligado a satisfacer con dinero en efectivo el daño ocasionado y después como “premio”, una vez fichado tanto por la policía Judicial como la Federal, se le expulsa sin ninguna remisión, sea o no sea de origen comunitario, y queda vedada su entrada a Alemania, como mínimo 10 años. Cuando se trata de bandas organizadas como la interceptada en Cartaya, además conlleva prisión incondicional y pagan los daños ocasionados con trabajos en la cárcel. cuando han saldado su deuda económica y cumplido su condena, son expulsados, generalmente por periodos iguales o superiores a 20 años. Si por cualquier causa, volvieran a ser interceptados en territorio alemán antes de cumpir el periodo de extradición, volverían a pagar una fuerte sanción económica y penas de cárcel, y si hubieran reincidido en nuevos delitos, las penas aún serían de mayor estancia en prisión. ¡Ah! y la policía alemana es muy educada, pero no levantes la cabeza y la mires desafiándola, porque te la llevas bien ganada. Y si no me creen, dense una vueltecita por Deutchland.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies