El alcalde de Almonte anuncia una sanción para los ediles del PSOE que no se acudieron al último pleno

0

Pleno extraordinario sin la presencia de ediles del PSOE, salvo José Villa.

El Ayuntamiento de Almonte ha celebrado pleno extraordinario para votar la aprobación del plan con el que se podrá pagar a los proveedores. La aprobación salió adelante, pero la noticia estuvo en la ausencia de los ediles socialistas, salvo José Villa. El alcalde ha anunciado que habrá una sanción para los concejales que no acudieron a la sesión.

Público en el salón de plenos del Ayuntamiento.

El punto relativo a la concertación del préstamo asociado al pago a proveedores salió adelante por unanimidad en el pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento. Lo hizo con los votos del PP, IU, el del portavoz del PSOE José Villa y el del trásfuga Alberto Mondaca. Este complemento del plan de ajuste aprobado ya por el gobierno central para Almonte, precisó de una maratoniana sesión plenaria que se concertó en primera instancia para la una de la tarde. Se continuó a las siete para retomarse definitivamente a las ocho y cuarto. Y todo ello, debido a la incomparecencia de los concejales del PSOE y del tránsfuga, que puede costarles una sanción, tal y como afirmó el alcalde José Antonio Domínguez Iglesias (PP).

El concejal de Hacienda, José Carlos Curto, había explicado al inicio el carácter urgente del pleno, ya que la documentación debía estar el martes en el Ministerio. La operación de crédito superaba los 11 millones de euros, el 10% del presupuesto municipal, por lo que la aprobación precisaba de mayoría absoluta. Es decir, la presencia de al menos 11 de los 21 concejales de la corporación. La ausencia en la convocatoria de la una y de las siete de los concejales del PSOE y el trásfuga Alberto Mondaca, impedían ese refrendo. Esta postura contrastó con la adoptada por el equipo de gobierno del Partido Popular, que se mantuvo durante todo el día a la espera de que el pleno pudiera celebrarse para defender los puestos de trabajo de los empleados municipales.

Acerca del anuncio de un ERE para cien personas y medidas complementarias de reducción en horas y salario, el alcalde aclaró desde primera hora que la única preocupación que debían tener los trabajadores era que el punto no se aprobase. “El pago a proveedores se puede hacer mediante préstamo o lo retiene directamente el Estado de los ingresos a las arcas municipales. Con la aprobación de la primera posibilidad, la estabilidad laboral está garantizada. Por tanto, no se ha amenazado a nadie afirmando la realidad. La retención de 300.000 euros mensuales de los impuestos hubiera desembocado en la necesidad de realizar despidos, ya que el consistorio gasta alrededor de 600.000 euros en nóminas”, explicó.

El concejal tránsfuga Alberto Mondaca inició su intervención excusándose de sus anteriores incomparecencias por enfermedad. Fuentes del PP han revelado que durante la mañana acompañó en el juzgado de La Palma del Condado a Francisco Bella por la imputación de este en la compra del campo de golf. Por su parte, el portavoz socialista José Villa justificó la incomparecencia de su grupo –nueve miembros del PSOE no se personaron definitivamente- como un acto de protesta “por la prepotencia del equipo de gobierno”. También exigió un documento por escrito al alcalde en el que se comprometiera a no realizar despidos masivos, como condición para el voto afirmativo.

En su primera intervención, el alcalde ya había comentado que el Partido Popular no ha realizado ningún despido masivo durante la legislatura y no lo iba a hacer. “Yo cumplo lo que digo”, subrayó. Por su parte, José Carlos Curto resaltó “la tristeza que provoca ver la bancada vacía y la decisión de mandar al portavoz a dar excusas”. Por el contrario, destacó la labor de los técnicos municipales (departamentos de Intervención, Renta y Tesorería) para que el gobierno de la nación haya dado el visto bueno a un plan de ajuste que lleva aparejada la concertación de la operación de préstamo que se traía al pleno, “con el fin de pagar las deudas que el PSOE nos ha dejado en veinte años de gobierno”.

A continuación se aprobaron los puntos relacionados con la modificación presupuestaria de suplemento de crédito y el reconocimiento extrajudicial del mismo, asociados al que abrió esta sesión. Finalmente, el alcalde José Antonio Domínguez Iglesias recordó que “el hecho de ser concejal lleva asociado una serie de deberes”. Tras dar lectura a la legislación al respecto, anunció que se van a iniciar acciones para aplicar una sanción muy grave contra los no presentados sin causa justificada. También dio la enhorabuena por la aprobación del punto a los técnicos y concejal de Hacienda, trabajadores y ciudadanos.

Al inicio del pleno se aprobó con los votos de PP e IU la modificación del contrato de gestión del servicio público de parking en los núcleos urbanos de Almonte y El Rocío, ya que no precisaba de quórum. Ambas formaciones políticas coincidieron en criticar las irregularidades encontradas durante la gestión de la concesión en la etapa socialista.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies