Almonte lucha contra el absentismo en Secundaria con el proyecto Pigmalión

0

Firma del convenio en Almonte.

Ha tenido lugar en el Salón de Protocolo del Ayuntamiento de Almonte el acto de firma del convenio del proyecto socioeducativo “Pigmalión” de prevención e intervención con alumnos en grave riesgo de abandono y absentismo escolar. Han rubricado el documento el alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, junto al director del IES Doñana Urbano Méndez, y la directora del IES La Ribera María Jesús Gómez. Han formado parte del acto el responsable de absentismo de la Policía Local José Manuel Pérez, la concejala de Educación Rocío Villa y los presidentes de las AMPAS de ambos centros.

La iniciativa se ha puesto en marcha a raíz de la petición de los padres de chicos que resultaban expulsados de los IES por algún tipo de conducta disruptiva. Anteriormente no se hacía nada con estos adolescentes y quedaban en la calle. El equipo de gobierno derivó esta necesidad a los técnicos de Educación y Asuntos Sociales para que fomentasen en ellos la automotivación y la autoestima, junto a la educación en valores, el desarrollo personal y la potenciación de sus capacidades. A partir de aquí se ha consensuado el proyecto con la comunidad educativa: IES, AMPAS e inspección.

El término Pigmalión proviene de la mitología griega. Hace referencia a la profecía autocumplida, mediante la cual lo que se desea se convertirá en realidad, o como afirma la expresión popular, “querer es poder”.

Según el alcalde, José Antonio Domínguez Iglesias, el proyecto Pigmalión pone el acento en la importancia que para el equipo de gobierno tienen las políticas sociales y la educación, entendida como un motor de desarrollo para el futuro del municipio. “El Ayuntamiento combate así las deficiencias de la Junta de Andalucía en materia educativa, causa de que nos encontremos a la cola en la excelencia y a la cabeza en fracaso escolar. Pero queremos superar la mera crítica con herramientas para ayudar a resolver este problema”. Finalmente, ha agradecido a los técnicos implicados su pericia para que la iniciativa haya visto la luz.

Primera experiencia

El proyecto Pigmalión se ha iniciado ya en una fase experimental, trabajando con cinco chicos de entre 14 y 16 años. Desde los institutos, se les motiva y apoya con un profesor mentor. El Ayuntamiento aporta un equipo multidisciplinar y voluntarios para trabajar las tareas del instituto, además de habilidades sociales y resolución de conflictos. Después realizan otras actividades que tienen lugar fuera del centro, como jardinería o colaboraciones con la asociación local de alzhéimer, dentro de un programa diseñado por el Ayuntamiento.

Según Carmen Carrasco, técnica de Servicios Sociales, “se implican muy bien. A veces se dan algunos problemas dentro del grupo, lo que nos ayuda a trabajar el control de impulsos y la resolución de conflictos”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies