Una nueva calle peatonal y dos soportales ajardinados unirán el casco histórico con Pescadería

0

Francisco Moro y Pedro Rodríguez explican el proyecto. (Julián Pérez)

El alcalde de Huelva Pedro Rodríguez y el primer teniente de alcalde y delegado de Desarrollo Urbano en el Ayuntamiento de Huelva, Francisco Moro han anunciado esta mañana en rueda de prensa la autorización y el inicio de las obras destinadas a unir el Casco Histórico con el barrio de Pescadería, desde la Avenida de Italia. Con el visto bueno y concesión de licencia de obras al proyecto de urbanización perimetral del edificio ya construido en el solar que ocupaba antes el conocido como ‘Garaje Matías López’, el Ayuntamiento de Huelva autoriza una actuación donde priman los espacios libres y peatonales.

En unos tres meses, ha asegurado el alcalde, el Centro Histórico de la ciudad se unirá al barrio de Pescadería a través de una nueva calle peatonal y dos soportales ajardinados. El proyecto, que supone una inversión de 245.299,19 euros, forma parte de la Unidad de Ejecución número 23, correspondiente a la Avenida de Italia y tiene el objetivo de integrar la manzana situada entre la Avenida de Italia y las calles Castilla, Ramón López y Sevilla.

El avance del Casco Histórico con las peatonales hacia el frente de la Avenida de Italia y el desarrollo del nuevo barrio de Pescadería en sus traseras, pusieron de manifiesto la necesidad de ordenar la manzana que sirve de conexión entre ambas zonas, a la altura de la gasolinera de GALP. Se trata, por tanto de habilitar una zona de transición cómoda entre el Casco Histórico y Pescadería. Para ello, se apuesta por una nueva calle peatonal, la calle Ramón López, que se funde con la plaza Luís de Vargas, generando un amplio espacio libre, con acceso restringido al tráfico sólo para garajes, de 3.000 metros cuadrados. Además, los tramos de acerado pegados a la fachada del nuevo edificio, tanto por la calle Ramón López, como por la calle Sevilla, estarán protagonizados por amplios soportales, de entre 5 y 9,5 metros de ancho, ofreciendo un bulevar peatonal ajardinado, caracterizado por unos amplios y atractivos soportales que se extenderán a lo largo de las calles Sevilla y Ramón López ocupando una superficie de 1.380 metros cuadrados.

Junto a ello destaca la ampliación del acerado de la Avenida Italia, para conseguir su alineación en este tramo, con el resto de la calle. El acerado de la Avenida Italia en el tramo comprendido entre las calles Ramón López y Sevilla se ampliará en 800 metros cuadrados. El resultado será la alineación de la calle, con un amplio acerado de más de 5 metros de ancho al servicio del uso ciudadano, dotado con mobiliario urbano, bancos y papeleras de fundición y nueva iluminación, además de arboleda y pivotes de hierro para impedir que los coches invadan la calzada. El resto del espacio, se reserva para zona de aparcamientos, que con una superficie de más de 500 metros cuadrados supone habilitar más de 20 nuevas plazas en batería.

Los nuevos espacios libres se han diseñado siguiendo los estándares de calidad de la zona peatonal del Casco Histórico en cuestión de peatonales y del vecino barrio de Pescadería. En este sentido, destaca el apartado de jardinería en el tramo de la Avenida de Italia, que se dotará con dos hileras de arboleda, una primera fila de jacarandas de gran porte, de más de 4 metros de alto, y una segunda hilera de naranjos, que siguen la alineación de la calle. Además, en la nueva calle peatonal Ramón López se apuesta también por arboleda de gran porte, consistente en tipuanas y arces. Bajo los soportales, tanto en Ramón López, como en la calle Sevilla se instalarán maceteros circulares.

Asimismo, todos los espacios libre estarán dotados de bancos de función modelo ‘Huelva’ y bancos de madera, así como papeleras de acero inoxidable.

Por último, destacar el apartado de alumbrado público, que prevé nueva iluminación, con especial atención a los soportales y la completa renovación de las infraestructuras relacionadas con las redes de abastecimiento y saneamiento de agua, gas, luz o nuevas tecnologías. Estas obras garantizan la eliminación total de barreras arquitectónicas, ganando en accesibilidad, con pasos rebajados que enlazarán con los existentes en las calles de los alrededores y pasos de cebra dirigidos a favorecer el tránsito peatonal.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies