Cepsa Refinería La Rábida logra una mayor producción con un menor impacto

0

Presentación de la declaración medioambiental de Cepsa en Huelva.

La notable reducción de los principales parámetros de impacto ambiental -como las emisiones o el volumen de vertidos-, pese al importante incremento de la producción, es el principal logro de CEPSA Refinería “La Rábida” en 2011, según ha explicado este lunes su director, Rafael Martínez-Cañavate, en la presentación de la Declaración Medioambiental correspondiente al ejercicio pasado.

“En 2011, primer año completo tras la ampliación de la capacidad de producción y la puesta en servicio de la segunda planta de Cogeneración en diciembre de 2010 –comentó Martínez-Cañavate-, procesamos más de 8 millones de toneladas de crudo, frente a los 5,8 millones del año anterior. La aplicación de las mejores tecnologías disponibles y el desempeño ambiental de la Refinería han hecho posible que con este incremento del 37%, en lugar de aumentar la incidencia en el entorno, hayamos conseguido una disminución muy significativa, tanto en términos totales como relativos”.

Del mismo modo, la ampliación no ha representado un inconveniente para el grado de cumplimiento de los objetivos ambientales establecidos al inicio del año. Por el contrario, el cumplimiento de estos objetivos fue del 97,5%, repitiendo el excelente registro del ejercicio anterior, que corrobora además la línea mantenida durante la última década en la que siempre se ha superado el 90%.

Las inversiones ambientales realizadas fueron de 6,6 millones de euros, volviendo a las cifras medias de los años previos a la ampliación. Este dato eleva a 256 millones la inversión acumulada desde 1997. Las principales partidas se destinaron a la nueva Planta de Azufre en la Planta de Combustibles, mejoras en la Planta de Tratamiento de Efluentes Líquidos y actuaciones para la mejora de la eficiencia energética.

Los costes de gestión y mantenimiento de las infraestructuras ambientales fueron de 26,28 millones, cifra que duplica las habituales de los años anteriores a la ampliación de la Refinería. Desde 1997 la cantidad destinada a costes ambientales acumula un total de 164 millones. Este esfuerzo económico ha propiciado importantes avances organizativos y estructurales que hacen posible ir siempre por delante de las exigencias –cada vez más rigurosas- de la legislación vigente.

PRINCIPALES RESULTADOS

El comportamiento ambiental del complejo en 2011, en sus principales apartados, fue el siguiente:

Emisiones a la atmósfera.- El objetivo de reducción de emisiones se alcanzó en un 100%. Las concentraciones medias anuales fueron muy inferiores a los límites que fija la Autorización Ambiental Integrada (AAI) con significativas reducciones sobre las de 2010. En lo que respecta a las emisiones globales (efecto burbuja), los valores oscilan entre el 11% y el 24% de los topes permitidos. En la comparación con el año anterior, se obtienen una reducción media del 49% que se desglosa en un 66% en SO2, 29% en NOx y del 50% en partículas. De este modo, pese a la ampliación, la Refinería se sitúa en el valor más bajo de emisiones globales desde el inicio de la actividad.

También se alcanzó el mínimo histórico en emisiones totales de SO2 en función de la cantidad de crudo procesado: 0,34 kilogramos por cada tonelada de crudo. En la evolución desde el año 2000 la reducción ha sido del 84%. Esto ha sido posible, básicamente, por la reducción de consumo de fueloil en favor de combustibles gaseosos con menor contenido de azufre.

En cuanto al balance de emisiones de CO2, el año se cerró con superávit de derechos de emisión. El conjunto de la factoría de Palos de la Frontera (Refinería y Gepesa) emitió 791.339 toneladas menos de CO2 que las que le correspondía por los derechos anuales asignados.

Efluentes líquidos.- El volumen de efluentes fue un 24% inferior al autorizado y a su vez se redujo un 12% respecto a 2010. Por otra parte, se logró la reutilización del 16% del agua tratada, con el consiguiente beneficio en cuanto al uso de recursos hídricos. La relación entre agua reutilizada y captada ha aumentado un 2,9%, a pesar del incremento de agua captada que ha supuesto la entrada en servicio de las nuevas unidades.

La calidad del vertido, experimentó mejoras muy significativas, lográndose en todos los casos concentraciones medias anuales muy alejadas de los límites que establece la AAI, que van desde un 50% en hidrocarburos hasta un 11% en amoniaco. En la comparativa con el año anterior hubo mejora en siete parámetros, mientras que los dos restantes mantuvieron valores iguales. En general, el indicador de calidad del vertido mejoró un 23% en relación a 2010 y acumula una mejora del 84% desde 1995.

En los vertidos de aguas pluviales se registraron igualmente reducciones significativas de volumen. La recepción de aguas de deslastres de buques se incrementó por el aumento de las producción que conlleva un mayor tráfico en el puerto.

Residuos.- En el apartado de residuos gestionados se produjo un incremento de 424 toneladas de residuos peligrosos y un descenso de 397 toneladas de residuos inertes. La suma de ambos presenta un aumento del 0,5% (4.609 toneladas, frente a las 4.582 de 2010), un resultado muy positivo si tenemos en cuenta que la producción creció un 37% y se procesaron 2,2 millones de toneladas de crudo más que en el año anterior. De este modo, la ratio de residuos generados por cada tonelada de crudo procesado es inferior a la existente antes de la ampliación.

El Sistema Integrado de Gestión Ambiental de la Refinería ‘La Rábida’ recomienda el reciclado y reutilización de los residuos como alternativa deseable. En este sentido, en el ejercicio 2011 se reciclaron o reutilizaron 1.169 toneladas de residuos.

Eficiencia energética.- Desde 2006 se viene determinando el índice de eficiencia energética de la Refinería, que engloba todos los consumos energéticos como gas natural, energía eléctrica, fuel, etcétera. La mejora del índice ha sido constante. En 2011 la media ha sido de 85,3, dieciséis puntos mejor que en 2010. La ampliación ha tenido una incidencia muy positiva en este aspecto, gracias al alto nivel de eficiencia de las nuevas instalaciones.

ACTUACIONES SOBRE LOS PRODUCTOS

El 1 de enero de 2009 entraron en vigor las nuevas especificaciones de contenido de azufre de gasóleo y gasolina de automoción que aplican una importante reducción, pasando de las gasolinas de 0,005% (50 ppm) a 0,001% (10 ppm). CEPSA Refinería “La Rábida” se adelantó produciendo ya en 2008 el 10% de las gasolinas y el 20% de los gasóleos con estas especificaciones. En 2011 entró en funcionamiento la nueva planta R-S7 que, junto a las otras tres incluidas en la ampliación, ha aumentado la capacidad de recuperación de azufre.

Por otra parte, la planta de ETBE, componente para la fabricación de biocombustibles obtenido a partir de etanol de origen agrícola, aportó el 12,04% de la gasolina elaborada en la Refinería en 2011.

En 2011 se ha llevado a cabo un proyecto pionero con excelente resultado, la producción de combustibles a partir de aceites vegetales (soja, palma, girasol, etcétera), obteniendo gasóleo como producto principal. Este gasóleo vegetal hidrotratado (HVO) conserva la misma naturaleza que el gasóleo de petróleo. Asimismo, el porcentaje de biodiesel en el gasóleo de automoción que elabora la Refinería, a partir de aceites vegetales provenientes de la planta de Bio-Oils Energy, ha experimentado un incremento hasta alcanzar el 6,62% frente al 5,45% del año anterior, lo que supone una importante mejora ambiental.

La Refinería recibió su primera AAI en 2006 y la renovó en 2009 a raíz de la ejecución de los nuevos proyectos de ampliación de ACPDM y Cogeneración 2. En enero de 2011 la Consejería de Medio Ambiente realizó una inspección oficial sobre el cumplimiento de los condicionados de la AAI, en la que se revisaron procedimientos, instalaciones, emisiones, vertidos, etcétera. La vigente AAI, por tanto, recoge los requisitos ambientales de funcionamiento de estos nuevos proyectos, y modifica otros de las instalaciones existentes.

10 AÑOS DE LA LAGUNA PRIMERA DE PALOS

En 2011 se cumplieron 10 años de una de las principales actuaciones ambientales de CEPSA en el entorno de la Refinería “La Rábida”, la recuperación de la Laguna Primera de Palos. Las 3.863 personas que visitaron este paraje a lo largo del año elevan a más de 41.000 el número de visitantes recibidos desde que abrió sus puertas hace una década.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies