DESDE MI CABINA
Santiago Cotán-Pinto
[Paco Morán]

0

Esta mañana en el Salón Rojo de la Casa Colón, estuve asistiendo y narrando para Antena Huelva un nuevo pregón del Trofeo Colombino. Era inevitable acordarme del maestro Santiago Cotán-Pinto. Él siempre fue desde mi infancia, el que presentaba al pregonero. Muy largo a veces eran esa presentación, y con los colegas bromeábamos: ‘Amigo, la presentación de Santiago ha durado más que el pregón’. ‘Santiago, hazlo cortito este año…’. Pero él tenía tantas vivencias en su cabeza, que era inevitable alargarse en el contenido.

Sí. Santiago tuvo los días contados. Pocos días pudimos disfrutarlo a pesar de los más de 30 años que yo lo disfrute como periodista y unos 18 como amigo. Se fue lejos, tan lejos que ni tan siquiera el viento puede enviarme su composición sonora ante el micrófono de la nada. Dejó de hablar y dejó de pensar en nada, renunciando a ese amor infinito que tuvo por su radio. He de viajar al recuerdo, para que los pequeños resquicios que aún quedan vivos, suban hasta mi alma con la idea de romper mi corazón y anegarlo cuando no le vemos en los actos importantes del recreativismo.

Se fue para decir lo que dicen los poetas. Se fue para que las centellas de las estrellas vengan a buscarme, viajar hacia él, y seguir aprendiendo. Se fue lejos, muy lejos, tan lejos, como lo hizo el bohemio perdido por la naturaleza que buscó la nada de un refugio vacío.

Llegó a un lugar desconocido donde su aislamiento se impondrá a las leyes de lo establecido. Sí, quiero estar solo y por estar solo me iré donde un día con él donde ni tan siquiera la luz me permita ver el movimiento de mis dedos. Pero le tendré cerca. Buscaré su tono de voz porque siempre quedó marcado a través de sus programas diarios de las dos de la tarde tras oír a mí también admirado, Don José María Roldán.

Hoy tras el pregón del Colombino, quise oír únicamente el latido de mi corazón en la soledad que quise implantarme. Busqué el silencio para oírle nuevamente desde el recuerdo o desde el utópico presente para oírle presentar al pregonero de este año. Fue imposible oír a Santiago Cotán-Pinto.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies