Una discusión en un bar de Palos acaba en una brutal agresión

0

Agentes del Puesto de Palos de la Frontera, pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han procedido a la detención de A.D., de nacionalidad marroquí, como presuntos autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Durante la tarde del pasado día 2, el propietario de un locutorio de Palos de la Frontera, alertó a la Guardia Civil de que se estaba produciendo una reyerta en las instalaciones del mismo, protagonizada por varios hombres de nacionalidad marroquí.

Al llegar al lugar una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil, observaron a un joven tendido en el suelo y con un corte en el cuello, sangrando abundantemente. Ante el evidente peligro que suponía la herida para la vida del joven, los agentes atendieron a la víctima mientras se personaban los servicios de urgencia, que lo hicieron de manera inmediata después de ser avisados a través de la Central COS (062) de emergencias de la Guardia Civil. Los servicios médicos evacuaron al herido hasta el Hospital Juan Ramón Jiménez, donde lograron recuperarle satisfactoriamente.

Los agentes de la Guardia Civil, una vez que los médicos se hicieron cargo del herido, recabaron datos para tratar de identificar al presunto agresor, así como para esclarecer como habían transcurrido los hechos, pues existían al menos dos heridos más, que no se hallaban en el lugar.

Según pudieron ir conociendo los guardias civiles, el agresor había llegado a un bar, situado en frente del locutorio. Allí exigió a un compatriota que le invitase a una copa y al no acceder éste, le agredió dándole un par de puñetazos y mordiéndole el labio. Las heridas que le ocasionaron en la boca a este hombre, han sido tales que, será necesario reconstruirle los labios. Dos hombres, también de nacionalidad marroquí, trataron de mediar en la pelea. Esto motivó que el agresor, fuera hasta su vehículo y que sacara un palo de sombrilla, con el que agredió a uno de los mediadores hasta que el palo se fracturó.

Después de ocasionarle una herida en la mano a quien intentaba mediar, con el palo de la sombrilla le propinó un corte en el cuello al otro hombre, quien cayó al suelo, en el lugar donde fue encontrado por los agentes.

Instantes después, los integrantes de la patrulla tenían ya la identificación del agresor, por lo que iniciaron su búsqueda y se logró la detención del mismo.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de los detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Moguer.

Compartir.

Leave A Reply