Caraballo aborda con Ernesto Cardenal los proyectos de cooperación en Solentiname

0

Ernesto Cardenal, con Caraballo y Tobar.

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha mantenido un encuentro con el sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, promotor del desarrollo y la cooperación de la comunidad de Solentiname, con la que la institución provincial viene colaborando desde hace más de ocho años.

El presidente de la institución provincial, que ha felicitado a Ernesto Cardenal por su investidura mañana como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Huelva, ha ratificado el compromiso de colaboración con el Archipiélago de Solentiname, una de las zonas más deprimidas de Nicaragua.

Cardenal y Manuel Eugenio Romero, presidente del Instituto Cultura, Democracia y Medio Ambiente (INCUDEMA), han detallado al presidente el estado de los distintos proyectos que se han llevado a cabo en Solentiname como resultado de la cooperación, fundamentalmente de la Diputación, así como de otros municipios de la provincia, como Valverde, Aracena y Almonte.

Situado en el extremo sureste del lago Nicaragua, el archipiélago de Solentiname está formado por 36 pequeñas islas con una superficie total de 40 km². Cuenta con una población aproximada de 700 habitantes que viven de la agricultura, la pesca y la artesanía. Un 36 % de sus pobladores habitan en situación de extrema pobreza.

La Diputación Provincial de Huelva viene apoyando el desarrollo socio-económico del archipiélago de Solentiname desde hace varios mandatos. En una primera etapa se utilizó la cooperación indirecta a través de la ONG onubense INCUDEMA, que a través de las convocatorias de subvenciones fue obteniendo recursos para la realización de proyectos de desarrollo. Entre ellos cabe destacar la financiación de un barco para el transporte a la isla, un centro de salud, apoyo a la educación secundaria, puesta en valor del patrimonio artístico y arqueológico y construcción del museo arqueológico, biblioteca Ernesto Cardenal, vivero de balso -madera para artesanía- y reforestación, abastecimiento de agua al poblado El Refugio.

En una segunda etapa de cooperación, se decide potenciar el desarrollo en Solentiname a través de un Plan de Desarrollo Integral. Desde entonces, y a través de un convenio entre la Diputación de Huelva y Donaña 21, por el que Incudema es la responsable de la gestión de los recursos que han rondado los 50.000 euros al año, se ha trabajado como líneas fundamentales el acceso al agua potable, la educación (primaria, clases de preparación universitaria, programa de becas y biblioteca), Turismo sostenible y Museo. Asimismo se desarrollan proyectos con la ciudadanía (atención psicosocial, deporte, atención juvenil), seguridad alimentaria, desarrollo productivo, con agricultores y cooperativas de mujeres.

Asimismo desde la Diputación se ha promovido los programas de voluntariado. En los últimos años más de 50 jóvenes de la provincia de Huelva han viajado a Solentiname para apoyar el programa de desarrollo integral y vivir en la comunidad, con un trabajo que ha sido muy valorado por la comunidad de Solentiname.

Compartir.

Leave A Reply