CCOO reitera su rechazo a los recortes de la Junta

0

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Huelva (FSS-CCOO Huelva) ha manifestado de nuevo est eviernes al Servicio Andaluz de Salud (SAS) su rechazo a los recortes del Gobierno andaluz y ha reclamado que, mientras se tramitan parlamentariamente, se suspendan las medidas que afectan a las condiciones laborales y salariales del personal de la sanidad pública andaluza. Asimismo, el secretario general de la FSS-CCOO Huelva, Diego Román, ha reivindicado que son necesarias otras políticas que propicien el crecimiento económico, pero siempre y cuando se mantengan los servicios públicos y se preserve el empleo.

El secretario general de la FSS-CCOO Huelva, Diego Román, ha reiterado el rechazo de CCOO a los recortes anunciados por la Junta de Andalucía el 15 de mayo, dado que pueden ocasionar la pérdida de muchos puestos de trabajo, la precarización del empleo y el deterioro de la calidad de los servicios que cerca de 100.000 trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública andaluza prestan a diario a la ciudadanía.

Por ello, el dirigente sindical ha pedido que se retiren medidas como “el recorte salarial y de la jornada laboral del personal temporal, que resulta claramente discriminatoria y atenta contra la normativa nacional y europea, la supresión de la paga adicional (complemento específico) de la paga extra de junio, que es ilegal ya que su devengo y cotización es anterior a la entrada en vigor de este plan, y la desaparición del complemento en las situaciones de incapacidad temporal por enfermedad común y accidente no laboral”.

El líder sindical ha manifestado que “hay otras políticas que propician el crecimiento económico, muy especialmente las encaminadas a la lucha contra el fraude fiscal, y otras medidas alternativas al recorte salarial y de derechos laborales que pueden mejorar los ingresos y la eficiencia en el gasto del Sistema Sanitario Público de Andalucía, así como racionalizar su estructura y funcionamiento”.

CCOO ha presentado a la Administración andaluza una batería de propuestas alternativas al plan de ajuste en política de personal que hacen hincapié en la reducción de, al menos, el 30% de los altos cargos y de los intermedios; la aplicación estricta del régimen de incompatibilidades y favorecimiento de la dedicación exclusiva al sector público; la eliminación de cualquier duplicidad en la prestación o en la estructura de gestión de los servicios sanitarios públicos y la reconversión o integración, con criterios de eficiencia, de aquellas agencias o entes públicos del sector sanitario que así lo requieran, sean de carácter asistencial, formativo o investigador.

La FSS-CCOO Huelva apuesta por una política de compras centralizada; revisión y ajuste de los servicios adjudicados mediante concursos públicos (material fungible, contratas de ambulancias, comunicaciones y telefonía, etc.); racionalización y optimización de la política de inversión en alta tecnología; uso eficiente, en jornada diurna (mañana y tarde), de los recursos públicos invertidos en alta tecnología y aparataje diagnóstico-terapéutico; optimización de los recursos públicos en jornada diurna (mañana y tarde) con objeto de suprimir o reducir al máximo las horas extraordinarias, los conciertos externos y los autoconciertos; organización con criterios de eficiencia de la jornada no ordinaria; racionalización, mediante la implantación generalizada de guías de práctica clínica, del uso de los arsenales terapéuticos (incluyendo la no financiación de medicamentos sin valor reconocido) y de los medios diagnósticos y terapéuticos; replanteamiento de la política de incentivos económicos, integrando en el salario la parte correspondiente y dejando el resto en concepto variable ligado a objetivos sencillos, prácticos y encaminados a mejorar la eficiencia del sistema y la calidad del servicio prestado. Además, esta organización sindical aboga por la eliminación de conceptos falsamente competitivos como el de los remanentes del CRP.

CCOO ha propuesto también la puesta en marcha de incentivos no económicos, en forma de dedicación de parte de la jornada a la formación, docencia e investigación, y apuesta por la estabilidad en el empleo como incentivo para mejorar la calidad del servicio sanitario público por la vía de la mayor implicación y grado de compromiso de sus profesionales, reconvirtiendo los contratos eventuales estructurales en interinidades o, como mínimo, en contratos anuales renovables.

Compartir.

Leave A Reply