El PSOE de Almonte no ratifica el pacto antitransfuguismo en el pleno de junio

0

Pleno del mes de junio en Almonte.

El PSOE se abstuvo en la ratificación del pacto antitransfuguismo de las corporaciones locales demandada desde las filas del PP en el pleno de junio. El punto, aprobado con los votos de Partido Popular e Izquierda Unida, contó con las abstenciones de los socialistas y del ahora concejal no adscrito Alberto Mondaca, ex primer teniente de alcalde del equipo de gobierno popular, que abandonó la disciplina de grupo en el pleno de abril.

En la lectura de la moción, el alcalde José Antonio Domínguez Iglesias recordó “la traición que supone el transfuguismo para el funcionamiento del gobierno y de una democracia representativa, algo que además compromete a los partidos a impedir la utilización de un tránsfuga para alterar el equilibrio democrático”. Espetó a Alberto Mondaca, “usted no representa a nadie”. En su defensa, este se acogió a que el acta le pertenece y que agotará la legislatura. Por su parte, el PSOE rehusó justificar su postura y realizó una crítica al equipo de gobierno.

Domínguez Iglesias recordó a los socialistas cómo, según la Ley Antitransfuguismo, “las medidas contra los tránsfugas serán también de aplicación contra los que se beneficien de su conducta”. Criticó a este respecto que el PSOE trate de cambiar en los últimos plenos acuerdos de legislatura y que son competencia del alcalde, ahora que cuenta con la connivencia del no adscrito. “Según sus actitudes y lo que reza la ley, ustedes son también tránsfugas y traidores a la democracia”, acusó el alcalde.

En función de las acciones jurídicas emprendidas y según comunicó Domínguez Iglesias, “como tránsfugas, los actuales concejales socialistas no podrían presentarse a unas futuras elecciones, representar a una entidad ni estar liberados, con lo que le vamos a hacer un gran favor al PSOE”. Comunicó que esta moción será elevada a la Diputación provincial, donde tocaría de lleno al representante almonteño José Villa.

El portavoz popular, José Joaquín de la Torre, recordó cómo el tránsfuga acompañó a Francisco Bella el día de la declaración del ex alcalde en el juzgado de La Palma del Condado, imputado por supuestos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude en la contratación. “Usted –en referencia a Mondaca- está hoy ahí porque no se atrevía a presentar la denuncia; aún no sabemos a cambio de qué”.

Por último, y tras recibir el calificativo de “sinvergüenza” por parte de Bella, De la Torre recordó las actitudes dictatoriales del ex alcalde cuando ejercía labores de gobierno, “como echar a setenta trabajadores cuando llegó al poder o no facilitar documentación a la oposición. “Su problema es que ya no lo quieren ni los suyos; los socialistas están en contra de que os apoyéis en un tránsfuga. Además, usted está enfadado porque en Almonte estamos contentos. El Rocío ha sido un éxito organizativo, se ha declarado el Año Santo Jubilar Mariano y el gobierno lo ha declarado Acontecimiento de Excepcional Interés Público”, afirmó.

Por su parte, Izquierda Unida se ratificó en el pacto antitransfuguismo. María Isabel Bejerano recordó que “el pueblo vota listas cerradas y por tanto, el acta pertenece al partido; lo necesario sería hacer una reforma de la Ley electoral para ir contra los tránsfugas y los que se aprovechan”. Ironizó al llamar “mártir a lo grande” a Bella y criticó que los socialistas desviasen la atención en lugar de justificar su voto y que busquen la ingobernabilidad del municipio junto con el tránsfuga. Además, los acusó de ser incapaces de dialogar “por soberbia”.

Nueva fusión

El concejal tránsfuga y el ex alcalde Francisco Bella (PSOE), volvieron a alinearse en las críticas a cuatro asesores del gobierno municipal como una de las justificaciones a su voto no afirmativo al punto. El alcalde tildó la argumentación de simple excusa, “ya que en mi discurso de investidura afirmé que sólo solicitaba para trabajar por este pueblo cualificación y el carné de identidad.”.

Francisco Bella acusó a los populares “de contar con cuatro asesores que cobran 3.000 euros y bajo cuerda”, aunque después rebajó sus argumentos. El alcalde pidió al secretario que conste en acta todo lo afirmado, por si fuese preciso emprender acciones legales por parte de los aludidos.

Compartir.

Leave A Reply