Los investigadores utilizarán maquinaria pesada y especializada en la búsqueda de los niños Ruth y José

0

Dispositivo policial en la puerta de la finca, cuando se realizó el segundo registro. (Pedro Funes)

Este lunes se presenta como uno de los días clave en la búsqueda de los niños Ruth y José, con el rastreo que se va a iniciar de nuevo en la finca de los abuelos paternos en el polígono de las Quemadillas, en las afueras de Córdoba. La novedad en esta ocasión es que los investigadores, que ya utilizaron un artilugio para comprobar si había habido movimientos de tierra, van a utilizar ahora maquinaria pesada y más sofisticada para tratar de encontrar a los dos pequeños.

El juez instructor del caso de los niños Ruth y José desaparecidos en Córdoba, José Luis Rodríguez Laín, autorizó a la Policía esta pasada semana a registrar de nuevo tanto la finca de Las Quemadillas, propiedad de los abuelos paternos, como sus inmediaciones.

La nueva búsqueda de los pequeños se va a producir unos días antes de que José Bretón, el padre, tenga que acudir a los juzgados para realizar la declaración indagatoria, paso posterior tras su procesamiento. Bretón deberá declarar el 15 de junio.

Las labores de rastreo comenzarían el 11 de junio, y en ellas se realizará un despliegue policial “sin precedentes”. De hecho, está previsto que se usen medios como excavadoras para remover el terreno de la parcela en un último intento de buscar en el lugar donde se les pierde la pista a Ruth y José antes de que desaparecieran el 8 de octubre.

La madre de los dos pequeños va a estar en el registro, al igual que José Bretón, que continúa detenido en la cárcel de Córdoba, aunque sobre él pesa solo por el momento la acusación de rapto de los dos pequeños, al no haberse encontrado sus cuerpos.

La finca ha estado custodiada toda esta semana pasada debido a la filtración de la orden de búsqueda, por lo que inicialmente el juez había ordenado un nuevo secreto del sumario, que levantó nada más saberse por los medios de comunicación el día de la nueva investigación.

Compartir.

Leave A Reply