Los médicos de los hospitales de Huelva se organizan en multitudinarias asambleas para plantar cara a los recortes de la Junta

1

La entrada principal del hospital Juan Ramón Jiménez en la tarde del lunes. (Celia HK)

Los médicos de los hospitales de la provincia de Huelva, integrados según califican “en un movimiento independiente, libre y por encima de siglas”, se encuentran en pie de guerra contra los recortes anunciados por la Junta Andalucía y que, denuncian los afectados, van a incidir muy negativamente tanto en el sistema sanitario público andaluz como en las condiciones laborales y económicas del personal del SAS.

El pasado viernes ya mantuvieron una reunión multitudinaria en el salón de actos del hospital Juan Ramón Jiménez para analizar la situación en detalle y adoptar medidas de presión. El encuentro de los médicos se ha vuelto a repetir en la mañana del lunes. Asimismo han hecho público que el próximo miércoles a las 8.15 horas iniciarán otra reunión, también en el salón de actos del Juan Ramón Jiménez, de la que saldrá un calendario de protestas.

En este sentido, fuentes del colectivo, han informado a HuelvaYa.es que “no van hacer nunca nada que afecte al paciente”, pero que están dispuestos “a llegar hasta el final”. En más, aseguran que al plantear las medidas anunciadas quienes “no están pensando en el paciente son los responsables del SAS”.

Entre las medidas que los médicos subrayan como contrarias a su “dignidad personal y profesional” están las que afectan a sustitutos y eventuales, que, según denuncian, se encuentran ante una perspectiva dramática ya que se pretende rebajar su jornada en un 15% “lo que significa una reducción en el sueldo de un 15%”. La posición de los médicos es que esta medida “crea asimetrías entre los profesionales de una unidad y desmotiva a los profesionales más jóvenes de los que depende en gran parte la eficiencia de las unidades”.

También denuncian la desaparición de los días de asuntos propios y por antigüedad, una medida que mantiene va a dejar a unos profesionales que a diario se enfrentan a jornadas maratonianas con escasas posibilidades de jornadas de descanso y con manifiestos agravios comparativos en relación con otros empleados públicos que sí continuarán disfrutando de esos días.

Otro de los anuncios que ha generado la indignación del colectivo es el pago de la productividad correspondiente al año 2011, que en lugar de abonarlo tal como estaba previsto en la nómina complementaria de abril a cobrar a finales del mes de mayo de 2012, será prorrateado en las nóminas del segundo semestre del año. Esta decisión afirman que “ha incendiado nuestras unidades”. El cobro de la productividad se produce como consecuencia de la aplicación de los denominados contratos programa, una tarea que se basa en la consecución de unos objetivos fijados de forma unilateral por la Administración. El retraso en su abono afirman que ha puesto a numerosos profesionales en una situación económica insostenible dado que afecta a un trabajo realizado el año pasado y que se les ha asegurado “hasta hace dos días que se recibiría en el plazo previsto”.

Por su interés reproducimos a continuación el ‘Documento consenso de los trabajadores de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía’, denominado ‘Lucha 2.0’, que los profesionales del SAS pueden firmar en la página web www.peticiones.es, donde han creado un espacio específico para este cometido:

DOCUMENTO LUCHA 2.0

Los firmantes sólo somos trabajadores de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, unidos más que nunca en esta protesta, integrados por personas de a pie con distintas ideologías y distintas miras sindicales, integrados en un movimiento independiente y libre por encima de siglas que pretendan encasillarnos y dividirnos, con el único fin de que se respete nuestra dignidad personal y profesional, y alejados de cualquier tipo de movimiento antisistema que busque sólo hacer daño a la sociedad y a sus ciudadanos.

Los firmantes, trabajadores del SISTEMA SANITARIO PÚBLICO ANDALUZ, rechazamos las medidas de recortes que trata de imponer la Junta de Andalucía, recogidas en su plan de ajuste ya que destruirán empleo, disminuirán las nóminas de los profesionales sanitarios y deteriorarán el servicio que se ofrece al ciudadano.

Consideramos que no se puede continuar planteando los ajustes presupuestarios a costa de recortar una y otra vez los sueldos de los profesionales de la Sanidad Pública Andaluza. Recordamos que desde el año 2009 se congelaron los salarios, con una reducción en estos años del 1,5% por año lo que supone un 4,5% de reducción. En el año 2011 hemos sufrido un recorte de hasta un 7%, además de una drástica reducción en las pagas extras. En el año 2012 se nos ha subido el IRPF en 2 puntos y ahora se pretende recortar en nuestra comunidad un 10 % en la mayor parte de los complementos (haciendo la reflexión de que esto incide de una forma muy especial en el colectivo de la sanidad pública, ya que en algunos casos pueden llegar los complementos y la jornada complementaria a representar hasta 2/3 del total de sus sueldos) y además se anuncia un mayor recorte en las pagas extraordinarias, con la eliminación de los complementos adicionales en éstas.

En el caso de los sustitutos y eventuales la perspectiva es dramática, porque se pretende además rebajar su jornada en un 15% lo que significa una reducción en el sueldo de un 15%. No nos parece conveniente aplicar una medida como esta que crea asimetrías entre los profesionales de una unidad y desmotiva a los profesionales más jóvenes de los que depende en gran parte la eficiencia de las unidades. Todo esto hace que los recortes previos mas los recortes previstos supongan entre un 21 y un 30% de recorte de nuestros sueldos. Estos recortes ponen a muchos profesionales en una situación económica crítica, creando gran crispación e inquietud muy difícil de controlar.

En los profesionales de la sanidad pública andaluza, en los que generalmente la jornada excede de las 149 horas mensuales en cómputo semestral, la aplicación del aumento de la jornada debe dar flexibilidad a la Dirección Gerencia y a los responsables para que su aplicación se adapte a las peculiaridades de cada Unidad.

La decisión repentina de no pagar el CRP en la nómina complementaría de abril a cobrar a finales de este mes de mayo de 2012, ha incendiado nuestras Unidades. Nadie puede entender que esta retribución que representa el reconocimiento al trabajo bien hecho y al alto cumplimiento de objetivos obtenido en el 2011, no se abone como estaba acordado y que se pretenda comenzar a pagar a partir de la complementaría de junio, a cobrar a finales de julio y en plazos de 6 meses. Esto es muy difícil de asumir. Esta retribución, que se nos ha asegurado hasta hace 2 días que se recibiría en el plazo previsto, era esperada por los profesionales para poder paliar en algo su ya diezmada situación económica. Una decisión como ésta echa por tierra gran parte del trabajo que nuestra organización ha empleado en crear una cultura de trabajar por objetivos, en aumentar la calidad de la asistencia y en la concienciación de la racionalización de los recursos. La consecuencia de esta medida es una pérdida de credibilidad de la organización y la desalineación de los profesionales con el modelo de gestión y sus objetivos Intentar cerrar objetivos individuales con los profesionales en 2 días ha pasado a ser misión imposible.

Rechazamos las medidas de recorte en Sanidad que ha anunciado la Junta de Andalucía. Medidas tomadas de una forma desproporcionada, discriminatoria y abusiva sobre un colectivo que lleva castigado con medidas de ahorro encubiertas desde hace años, que ha supuesto un detrimento del 30 al 40 % en los ingresos del trabajador.

A tal punto han llegado estas salvajes medidas tan discriminatorias sobre los profesionales que por ejemplo un médico especialista ganará MENOS dinero por hora de guardia que el personal en formación que debe ser tutorizado por el mismo. Y recordemos que nuestros trabajadores que realizan su mayor trabajo en horas nocturnas están cobrando una cantidad económica por hora irrisoria y paupérrima. El sentir de los trabajadores es el de la HUMILLACIÓN y DESPRESTIGIO por parte de la Administración que, tras las medidas que están a punto de adoptar el Gobierno de Andalucía y bajo la mirada indiferente del Gobierno Central, se vuelven ya insostenibles. Los trabajadores de la Administración NO son los responsables de la dilapidación de las Arcas Públicas.

El atropello que tiene perpetuado el Sistema Andaluz de Salud con sus trabajadores rozan los límites legales, puesto que mantiene aproximadamente AL 50 %de su plantilla con carácter TEMPORAL (interinos, eventuales y sustitutos) desde hace décadas, sin consolidar puestos que, a lo largo de tantos años, se han demostrado necesarios e imprescindibles para el correcto funcionamiento del Sistema. En un alarde de poder totalitario, discriminatorio y abusivo (pendiente de determinar aún, por diferentes asesorías jurídicas, si legal), pretende disminuir en un 15% la jornada de actividad de la referida plantilla, con la consiguiente merma en la calidad asistencial.

Y QUE PROPONEMOS, CUALES SON NUESTRAS ALTERNATIVAS

Frente a la imposición, y antes de afectar al empleo y las nóminas de los trabajadores, los trabajadores de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía proponen una seria de medidas alternativas.

– Reducción del 30% del número de altos cargos, limitación en sus retribuciones máximas y el doble de minoración salarial porcentual para estos cargos que al trabajador en puesto base.

– Reducción cargos directivos y servicios no imprescindibles en época de crisis nivel intra y extrahospitalario, reagrupamiento de jefes de servicio, reagrupamiento de supervisores, suprimir cargos intermedios, recorte en el número de cargos de confianza, eliminación de las figuras tipo coordinador y por último supresión de los puestos de Calidad y revisión de los puestos de Investigación

– Con respecto a cartera de servicios No ampliación de cartera de servicios mientras persista la actual situación económica y eliminación de prestaciones limítrofes, que se han asumido sin corresponder, por ejemplo tratamientos cosméticos en Dermatología.

– Retomar los valores transparencia y coherencia. Noha lugar a presumir de transparencia cuando se han ocultado a requerimientos reiterados el las percepciones económicas de decenas de cargos directivos e intermedios de esta organización. No ha lugar a reflejar el valor coherencia cuando se nos contrata según la legislación laboral a todos los trabajadores y se mantiene en Andalucía trabajadores de distintas categorías según pertenezcan a SAS ó a EMPRESAS PUBLICAS.

– Suspender temporalmente el gasto relacionado con certificaciones de calidad tipo Joint Comision y AENOR, mientras permanezca la situación de crisis económica.

– Suspensión temporal de obras prescindibles.

– Eliminación de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales.

– Eliminación de las duplicidades en la Administración General de la Junta de Andalucía.

– No aceptamos la reducción de jornada contratada del 15% para interino y eventual, que supone una merma retributiva del 25% aproximadamente de las retribuciones por la disminución de dos horas de jornada semanal.

– Exigimos la conversión de todos los eventuales en interinos vacantes a tiempo total.

– Eliminación de la estructura de UGC, costosa y con cargos sobre remunerados.

– Mejora de la gestión de los recursos económicos, materiales y tecnológicos para su optimización.

– NO VAMOS A ACEPTAR NINGUN TIPO DE RECORTE. En el caso que tras la aplicación de anteriores medidas, la administración tuviera que ejecutar recortes salariales, siempre que se demuestre que se ha hecho todo lo necesario a todos los niveles ,incluyendo sectores financieros exigimos que las cuantías que se detraigan sean idénticas en todo el sector público (Admón. Gral., Justicia, Educación, Sanidad) para los trabajadores de cada grupo de clasificación (A1, A2, C, D, E) .Dejando claro de forma expresa que la administración tendrá un plazo de 3 a 5 años tras los primeros indicios de recuperación económica para volver los salarios a como estaban antes de la crisis , y que el IPC de subida durante 3 años consecutivos será un IPC+2

– Desaparición del reparto de remanente del CRP y consolidación del 80% como concepto salarial fijo.

– Rechazamos el recorte en los conceptos variables que retribuyen la penosidad , por ser discriminatorio con otros sectores que no realizan trabajo a turnos, noches, festivos, jornada complementaria y dispersión geográfica, entre otros.

– Exigimos el reconocimiento de la jornada de solape al inicio y final en los turnos rotatorios, que el incremento de jornada impuesto se pondere por turnos y se utilice para formación continua.

– Anulación de los conciertos sanitarios y autoconciertos, para destinar sus fondos a las retribuciones de personal, asumiendo el SSPA toda la actividad.

Estamos convencidos de que no podemos recortar la cartera de servicio, la accesibilidad de los ciudadanos, ni la calidad de la asistencia que prestamos. Si la apuesta prioritaria de la Consejería es mantener la calidad de la asistencia sanitaria de la población, hay otras entidades públicas cuyo mantenimiento en esta época de penuria económica es más que discutible, como la EASP (habiendo en España una Escuela Nacional de Sanidad y solo una en el Reino Unido), la Agencia de Evaluación de Nuevas Tecnologías (una en España y una en EEUU y Reino Unido), la ACSA (una sola en EEUU), y otras instituciones como IAVANTE, Observatorio del Paciente, etc. Llegado el momento de priorizar debieran pasar a un segundo plano a favor de la sostenibilidad del sistema sanitario público andaluz que como todos sabemos asienta sobre las personas que lo integran, es decir, los profesionales. Ninguna organización puede avanzar sin contar con los profesionales que la integran.

Y HASTA DONDE ESTAMOS DISPUESTOS A LLEGAR

Un trabajador de la sanidad no trabaja con alpargatas, no trabaja con mocasines castellanos de marca, no trabaja con zapatos de cristal, UN TRABAJADOR DE LA SANIDAD TRABAJA CON ZUECOS , un trabajador de la sanidad no es más que un profesional que día a día, hora a hora, minuto a minuto , segundo a segundo durante todos los días del año vela por la salud de todos los ciudadanos que pisan el suelo de nuestro país.

Un trabajador de la sanidad es aquel que sin descanso , con el sudor de su frente protege y devuelve el bien más estimado de la humanidad, LA SALUD.

Un trabajador de la sanidad lo único que pide a cambio es el reconocimiento de su dignidad humana y profesional.

POR NUESTRA DIGNIDAD LLEGAREMOS HASTA EL FINAL

Desde este escrito informamos a las autoridades de este país que apostaremos por :

1 DECÁLOGO DE BUENA PRAXIS DEL TRABAJADOR SANITARIO EN TIEMPOS DE RECORTES:

Antepón tu criterio clínico y haz prevalecer la calidad asistencial. No diagnostiques influenciado por criterios de ahorro económico.

Rechaza siempre las intromisiones en actos médicos y de enfermería.

Dedica el tiempo que sea necesario a cada paciente. Tú diagnosticas, tú comunicas y tú decides.

Exige una programación de agenda sin masificaciones. Ejerce la medicina con cuidado y atención, cuida a tus pacientes sin prisas cuidando cada detalle.

Rehúsa las consultas simultáneas. La presión lleva al error.

Evita el traspaso de competencias a personal de menor capacitación. Solo el médico puede ejercer de médico, sólo el enfermero ejerce de enfermero ,solo el auxiliar ejerce de auxiliar…….

Prescribe los fármacos según el criterio científico y tu experiencia clínica. Tú controlas tu prescripción.

Prioriza la asistencia sanitaria sobre las tareas burocráticas, abandona puestos en comisiones y docencia.

Redacta las historias cínicas de forma clara, precisa y completa.

Cuida tu salud laboral: haz los descansos preceptivos durante la jornada, sobre todo al terminar una guardia, y trabaja en las mejores condiciones psicofísicas.

2- Movilizaciones tipo concentraciones : movilizaciones cortas diarias así como movilizaciones de 24 horas .

3- Manifestaciones en las calles cada vez más frecuentes en número

4-Nos reservamos el derecho de aceptar en asamblea otro tipo de movilizaciones.

CONCLUSION FINAL

No debe olvidar la consejería que los profesionales que pertenecemos al sistema sanitario publico andaluz siempre hemos colaborado con nuestro esfuerzo y voluntad a mejorar la atención al usuario. Hemos sacado horas de nuestra vida personal para seguir formándonos. Hemos invertido nuestros recursos económicos para asistir a cursos, realizar Master, etc … Muchos hemos seguido trabajando más allá de nuestro turno de trabajo para atender a esa urgencia o ese enfermo que nos necesitaba, aunque no se nos haya retribuido por ello, aunque NADIE nos haya agradecido dicha actitud de colaboración.

La mayoría de las empresas, tanto públicas como privadas, tienen por convenio las retribuciones de horas extraordinarias. Nosotros no. Hemos aceptado, mejor dicho, aguantado, que, aunque no conste en nuestros contratos, podamos ser localizados para sustituciones imprevistas, o mejor dicho, por sustituciones mal gestionadas desde una gerencia o desde una dirección. Hemos dejado de realizar actividades con nuestras familias porque en esos casos que nos llamaban de un distrito o una dirección para decirnos que no tenían a nadie para cubrir (existiendo una bolsa de empleo para estos casos) hemos aceptado no dejar a unos pacientes sin atención sanitaria a pesar de no correspondernos dicha responsabilidad.

Hemos aceptado, mejor dicho, aguantado, firmar contratos mes a mes, a pesar de saber que esa plaza que ocupábamos debía de ser ocupada definitivamente. Hemos vivido laboralmente lo que nuestros padres hace 40 años nos contaban que ocurría en Andalucía. Muchos interinos y contratos eventuales viven con la continua preocupación de renovación de contratos. Tengan en cuenta también todos estos sacrificios. Estamos dispuestos a colaborar, esperamos que se tengan en cuenta nuestras sugerencias y que se consigan cambiar las medidas que están propuestas en la actualidad.

Así queremos informar a la Consejería de Salud, así queremos manifestarlo y así procederemos los abajo firmantes.

Compartir.

1 comentario

  1. funcionario on

    Buenas tardes.

    Soy un funcionario, cansado de ser castigado por administracion publica, y de tener las manos atadas por los servicios minimos, cada vez que quiero protestar.

    He pensado en una manera de hacer presion, sin la posibilidad de sanciones, huelgas, servicios minimos…..

    Os imaginais que todos los sindicatos que representan a personal dependiente de la juna de andaluca (sanitarios, policia, profesores, bomberos…), concretasemos que a partir del dia 20 de junio, si no se retractan enla bajada de sueldos y aumento de la jornada, vamos a comenzar a pedir de manera sistematica cita con nuestro medico de cabecera, a traves de salud responde, internet….?

    Los medicos de cabecera estarian parados toda la mañana con citas ficticias sin pacientes; seria como una huelga de atencion primaria, sin servicios minimos, en la que nadie podria ser sancionado; se colapsaria salud responde, las consultas de primaria vacias, las urgencias hospitalarias llenas atendiendo a los mas graves, por lo que no moriria nadie. pero estarian desbordados…a los pocos dias empezarian a estar vacias las consultas de especialistas hospitalarios, al no tener pacientes derivados desde las consultas del centro de salud….todo el bloqueo sanitario de la medicina no emergente.

    Estoy convencido de que esta presion tan brutal y limpia, no la podrian soportar los politicos ni unas cuantas horas….viendose obligados a negociar o dar marcha atras.

    Cuando los medicos residentes amenazoron con abandonar su consulta de urgencias, consiguieron su subida salarial, hace unos años, en solo 2 horas….esto no seria nada en comparacion de lo propuesto anteriormente… y ademas limpio y legal, sin abandonar trabajo, ni huelga, ni servicios minimos, solamente usando nuestro derecho de pedir cita al medico de cabecera.

    Somos un colectivo de miles, los afectados por estas injustas medidas, y os pido ayuda, para que unifiqueis esfuerzos.

Leave A Reply