Sin novedades aparentes en la tercera jornada de búsqueda en la casa de campo de los abuelos paternos

0

Búsqueda de los pequeños en la finca de Las Quemadillas. (Rafael Madero Cubero)

Tres jornadas se han cumplido ya de la búsqueda exhaustiva que los cuerpos y fuerzas de seguridad están realizando en la finca cordobesa de los abuelos paternos de Ruth y José, los dos niños onubenses desaparecidos desde el 8 de octubre en Córdoba. Pocas novedades, salvo que las excavadoras continúan removiendo palmo a palmo el terreno y que la investigación también se están centrado en el móvil de José Bretón, el padre, para tratar de saber con absoluta certeza dónde estuvo el fatídico día en el que él asegura perdió a sus hijos en un parque.

El juez que instruye el caso no ceja en su empeño de buscar pruebas directas que incriminen a José Bretón, ya que hasta ahora lo que existen en el sumario, según la versión del abogado defensor del padre de los niños, son simples conjeturas o cuestiones sobre las que pudiera haber dudas, pero ni una sola evidencia clara de que acabara con la vida de los niños o que los escondiera en algún lugar.

El juez no sólo se centra los trabajos en la finca, sino que además ha ordenado que expertos  en comunicación analicen de manera exhaustiva el móvil de Bretón, con el fin de determinar sus movimientos, ante la evidencia de contradicciones entre algunos de los lugares que dijo estaba a una hora determinada y la localización realizada por las antenas de telefonía.

Cabe recordar que una antena de telefonía móvil lo sitúa la mañana del día de los hechos en un lugar diferente a donde él mantiene que estaba, en casa de su hermana Catalina cuidando de sus sobrinos mientras ésta realizaba unas compras en un centro comercial acompañada por su marido.

El abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, siempre ha mantenido que cuando un repetidor se encuentra saturado, la llamada realizada o entrante puede saltar al siguiente.

El juez pretende así conocer por expertos en la materia si esto es posible, de tal forma que éstos intentarán concluir en qué momento estuvo el padre de Ruth y José en cada lugar a través de una aplicación. Entre las misiones de estos peritos también está intentar saber si éste permaneció en la finca de Las Quemadillas entre las 14.00 y las 17.30 horas, pues durante este espacio de tiempo tuvo el móvil desconectado. Conocer este extremo es vital para el caso pues se entiende que fue entonces cuando se deshizo de sus hijos.

Compartir.

Leave A Reply