Cultura presenta un libro sobre fortificaciones medievales en la provincia

0

Castillo de Cortegana.

El delegado de Cultura en Huelva, Ángel Romero, ha presentado este jueves la publicación ‘Fortificaciones bajo medievales de la Banda Gallega. Caracterización del itinerario cultural transfronterizo’, enmarcada en el Plan de Arquitectura Defensiva (PADA) de la Consejería de Cultura y Deporte. En la rueda de prensa ha estado acompañado por los autores de los textos, Juan José Fondevilla, Eduardo Romero y Timoteo Rivera.

El manual, del que se han editado mil ejemplares, se suma a otros ya publicados por la Consejería de Cultura y Deporte, bajo la coordinación de su Delegación Provincial en Huelva, inscritas en el programa de difusión del Plan de Arquitectura Defensiva de la Provincia de Huelva. La primera, titulada La Arquitectura Defensiva de la Provincia de Huelva. Claves Territoriales en la articulación de un Territorio de Frontera, vio la luz en 2007, y la segunda, Guía de las fortificaciones abaluartadas del Bajo Guadiana, que fue presentada en enero de este año, son obras de técnicos de la Delegación Provincial de Cultura de Huelva y el arquitecto Guillermo Duclos Bautista.

La riqueza patrimonial de la provincia onubense en lo que respecta a arquitectura defensiva es sobradamente conocida. La Consejería de Cultura y Deporte lleva varios años estudiando, protegiendo, conservando y poniendo en valor las estructuras defensivas inscritas mayoritariamente en los tres cordones defensivos que se articulan en la actual provincia de Huelva; la Banda Gallega, que sigue la disposición Este-Oeste de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, desde el límite con la provincia de Sevilla hasta tocar la frontera con Portugal, al Norte; las defensas litorales, conformadas principal-mente por las torres almenaras existentes entre las desembocaduras del Guadalquivir, a levante, y del Guadiana, a poniente; y, la Raya, jalonada de Norte a Sur por unas muy singulares fortificaciones abaluartadas.

El delegado de Cultura ha manifestado que “la Banda Gallega constituye un fiel testimonio de la evolución de las técnicas de edificación defensiva que desde época histórica fueron concebidas en nuestro territorio. Estas fortifica-ciones son la más clara huella de nuestra evolución histórica en la geografía y, por tanto, definen y dan cohesión al paisaje actual de Andalucía”. Asimismo, ha señalado que “las inversiones que venimos realizando en tareas de conservación se están viendo complementadas con la creación de centros de interpretación en fortificaciones de cada una de las bandas defensivas”. Tal es el caso de los que se han creado o están en fase de ver la luz próximamente en el Castillo de Sancho IV, de Cumbres Mayores; en la Torre de Isla Canela, en Ayamonte; o en el Castillo de San Marcos, en Sanlúcar de Guadian. “Proponemos –añade- un itinerario cultural en forma de bucle que recorre los castillos de la provincia de Aroche, Almonaster la Real, Cortegana, Aracena, Zufre, Cala, Cumbres Mayores, Cumbres de San Bartolomé, Santa Olalla de Cala, Encinasola y los castillos portugueses de Noudar, Serpa, Beja y Moura, generando turismo y empleo, en una publicación escrita en español, portugués e inglés”, ha declarado.

La conocida como Banda Gallega que discurre por tierras onubenses está constituida por una red de fortificaciones bajomedievales que tenían por objeto el control estratégico de un vasto territorio fronterizo afecto entonces al reino de Sevilla, defendiendo éste de las incursiones provenientes del vecino reino de Portugal y de las penetraciones desde el norte, en las que se ubicaban los dominios templarios y santiaguistas, ya en tierras extremeñas.

Las intervenciones arqueológicas realizadas en los castillos de la Banda Gallega en el contexto del Plan de Arquitectura Defensiva de Andalucía han permitido una contribución decisiva al conocimiento histórico de estos bienes culturales, aportando, desde el estudio del registro material, nuevos datos a los ya obrantes en las fuentes documentales y bibliográficas. Tales actuacio-nes posibilitaron la contrastación de determinadas hipótesis, trazas o crono-logías, y la formulación de otras nuevas, todas las cuales han sido trasladadas a los proyectos de restauración acometidos por la Consejería de Cultura, que se han fundado en un profundo conocimiento de estos bienes culturales.

La presente publicación da cuenta de las aportaciones que desde la in-vestigación arqueológica se han realizado como consecuencia de los trabajos de apoyo a la restauración de estos castillos y se definen las claves de un itinerario cultural transfronterizo que une entorno a sí territorios y fortifica-ciones que antes simbolizaban la desunión y la pugna entre dos reinos rivales y ahora, en el contexto de esta iniciativa, se convierten en un factor de desarrollo de estos pueblos fundado en la potenciación de un pasado común y en un identidad cultural asentada por los acontecimientos históricos.

El Plan de Arquitectura Defensiva (PADA) ha intervenido en Huelva en las fortificaciones de Aroche, Ayamonte, Paymogo, Encinasola, Cumbres Mayores, Gibraleón, Niebla, Cala, Aracena, Zufre, San Juan del Puerto y Sanlúcar de Guadiana.

Compartir.

Leave A Reply