Seguridad Social, sí; Hacienda duda

1

José Luis Martín, Antonio Bernal y Pablo Comas (J. Pérez)

Representantes recreativistas y de la Agencia Tributaria se encontraron este viernes para tratar de alcanzar un acuerdo definitivo para el pago fraccionado de la deuda que la entidad mantiene como con la administración pública. El objetivo albiazul es lograr un plan de pagos similar al que ya se contempla con los acreedores privados. En él se establece una quita del 50%, que no será posible en este caso, y un calendario para liquidar la deuda de forma progresiva hasta 2020. Quedan varias reuniones todavía por delante hasta que las posturas encuentren un punto en común definitivo, si bien desde el Decano se confía en que la predisposición encontrada en Hacienda se traduzca pronto en ese compromiso favorable. Lo que sí cuenta ya el club es con la respuesta afirmativa de la Seguridad Social. Lo ideal es lograr la aceptación por parte de Hacienda de la misma propuesta antes del 18 de julio, fecha de la junta de acreedores ordinarios. No obstante, si se retrasa “tampoco será un contratiempo excesivo” siempre que finalmente haya acuerdo para el pago en ocho temporadas del dinero pendiente con las administraciones públicas. Una vez que los acreedores ratifiquen en la junta del 18 de julio el convenio ya aprobado por el Juez de lo Mercantil y los administradores, el club quedaría formalmente fuera del concurso de acreedores.

En los próximos años corresponderá al Recre deshacerse de la losa económica que arrastra. El primer pago tendrá que ejecutarlo a 30 de junio de 2013. En esta primera campaña de liquidación de la deuda tendrá que abonar 700.000 euros. Posteriormente tendrá que aportar alrededor de 1,4 millones en cada una de las tres temporadas siguientes. Luego hará frente a otro ciclo de tres campañas con 2,2 millones de euros destinados al pago de la deuda. En la última prevista, a 30 de junio de 2020, se hará el mayor desembolso con unos 2,9 millones de euros.

Este plan de pagos está diseñado para un Decano en Segunda División. Es el horizonte más conservador y realista que se expone al juez y los administradores. Ahora bien, en caso de ascenso a la máxima categoría la situación varía de forma considerable. Significaría dar un salto cualitativo enorme que permitiría afrontar la eliminación de la deuda si se considera oportuno de un plumazo ya que los ingresos se dispararían.

Para este plan de pagos que el Juzgado aprobó resultó crucial el contrato televisivo. El incremento progresivo de las partidas destinadas al pago de la deuda no responden a la casualidad. Está fijado de forma que vaya parejo a los ingresos por derechos audiovisuales. Así se garantiza la estabilidad financiera de la entidad, al no ser preciso hipotecar ningún otro activo para ello. El salto que se produce dentro de cuatro temporadas coincide por lo tanto con la entrada en vigor de un nuevo contrato televisivo que permite a los albiazules crecer en su poder adquisitivo a la par que aumentar su aportación a la liquidación de su deuda.

Todos estos detalles serán examinados por los accionistas del club el próximo 25 de junio en la junta de accionistas. Posteriormente, todos los acreedores privados están citados el 18 de julio para la junta de acreedores. En ella se someterá a aprobación el convenio. La entidad ya sabe que sacará adelante ese encuentro. Cuenta con el aval por escrito de la LFP, principal acreedor privado, y la adhesión de alrededor del 62% de los adeudados de una forma más o menos oficiosa. Junto a ellos, otros muchos han comunicado su intención de apoyar el convenio. La intención albiazul es lograr el 80% de los respaldos.

Con la partida privada controlada y la aprobación de Hacienda y Seguridad Social, el futuro económico del Decano queda encauzado. A partir del 18 de julio, cuando formalmente abandone la tutela concursal, tendrá que hacer frente anualmente a los pagos establecidos durante ocho años hasta liquidar su deuda. Será un proceso largo, pero en el que la gestión será autónoma e independiente después de 21 meses de intervención judicial bajo la supervisión de los administradores

Compartir.

1 comentario

  1. ciudadado paganini on

    Es una vergüenza que s lo asalariados se les rebajen sus salarios, a los jubilados se le impongan un pre-pago en los medicamentos, que la sanidad prescinda de Centros de Asistencia primaria. y que a estos derrochadores se les concedan privilegios. ¡que sabe Dios si los llegarán a cumplir! dado el larguísimo plazo que les ponen para amortizar las deudas.ESTE PAIS NO LO ARREGLA NI DIOS (CON PERDON), DADO EN MANOS DE QUIEN ESTAMOS, DIRIGIDOS.

Leave A Reply