El alcalde de Almonte explica al obispo el Plan Venida y las previsiones del Año Santo Jubilar

0

El alcalde de Almonte y el obispo.

El alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, se ha reunido con el Obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco, con el fin de darle a conocer la planificación que el consistorio ha realizado del Plan Venida, calendario de actividades socioculturales que complementarán el Traslado de la Virgen del Rocío desde su Santuario en la aldea hasta Almonte en la jornada del 19 al 20 de agosto, y su estancia de nueve meses en la Parroquia de la Asunción. La declaración de Año Santo Jubilar Mariano declarada por Benedicto XVI para el periodo comprendido entre el 15 de agosto y el 8 de septiembre de 2013 (incluyendo la celebración del Voto del Rocío Chico), ha sobredimensionado este acontecimiento que se produce cada siete años. Según las previsiones, multiplicará el número de peregrinos hasta situarlo en unos ocho millones de personas.

La intención del consistorio era compartir con el máximo representante de la Iglesia en la provincia esta programación, con el fin de que se sucedan armoniosamente los actos litúrgicos, los desarrollados por la Hermandad Matriz y aquellos preparados desde el Ayuntamiento, de modo que los asistentes tengan una variada serie de alternativas durante su estancia en el municipio. De este modo, se creará una “agenda del peregrino” que incluirá todas las propuestas que partan desde las instituciones relacionadas directamente con la celebración. Desde el Obispado, se destacaron los actos solemnes de apertura y clausura del Año Santo. También se concretarán próximamente la misa diaria del peregrino, peregrinaciones extraordinarias, y se establecerán las condiciones para que el fiel obtenga el jubileo. En breve, la institución eclesiástica y la municipal cerrarán su calendario de citas definitivas.

José Antonio Domínguez Iglesias ha agradecido las atenciones del Obispo durante el encuentro, teniendo en cuenta que “ambas instituciones compartimos un mismo objetivo y responsabilidad, desde sus competencias pero siempre de la mano”. Por su parte, Monseñor Vilaplana ha recordado el fin primordial del Año Jubilar, “la renovación espiritual de los fieles gracias al encuentro con la Virgen y Jesús”, aunque coincidió en la importancia de crear una necesaria oferta de servicios y actividades que hay que trasladar a los asistentes. Por ello, agradeció la propuesta del alcalde de iniciar una serie de reuniones que comenzaron con la celebrada en la sede eclesial. “Estos encuentros permitirán crear calendarios perfectamente ajustados, que aporten una experiencia gratificante y profunda a aquellos que acudan hasta Almonte y El Rocío”, citó monseñor Vilaplana.

El alcalde recordó que “la declaración del Año Santo Jubilar como Acontecimiento de Excepcional Interés Público hecha pública por el gobierno de la nación, añade connotaciones muy favorables por las que este evento religioso trasciende hasta lo social, cultural y económico”. En esta línea, el Ayuntamiento ha iniciado una serie de contactos con empresarios para ayudarles a conocer la magnitud del acontecimiento y que participen activamente. Hay que tener en cuenta que las empresas colaboradoras obtendrán beneficios fiscales de hasta el 95 % en sus inversiones.

Por último y en clave espiritual, José Vilaplana alabó los valores del Rocío como lugar de peregrinación plenamente consolidado. “El Año Jubilar puede aportar profundidad a esta experiencia; es el principal motivo de la concesión por parte del Papa Benedicto XVI. Coincidirá además con el año que la Iglesia Católica dedica a la Fe”, recordó.

Compartir.

Leave A Reply