Islantilla, para no volver

0
[Diego Iglesias Espinosa]

El pasado sábado fuimos a pasar el día a Islantilla. En el ecuador dela visita decidimos irnos porque no soportábamos más el zumbido delas decenas de motos acuáticas y el olor a gasolina que nos llegaba acada rato, parecía que estábamos tomando el sol en una estación deservicio. Ah, y también cansados del acoso de los vendedoresambulantes que nos ofrecían gafas, ropa, bolsos, comida, bebida y unlargo etc de productos cada 2 minutos (imagino que los comercianteslegales que pagan sus impuestos deben estar muy contentos con laactuación policial). Cual es nuestra sorpresa cuando al llegar alcoche nos encontramos una multa por estacionamiento indebido en la”zona roja” por un importe de 90 euros, eso sí, anulable por 8 euros.Bueno, anulable si pago los 8 euros antes de la hora de la multa, esdecir, la multa estaba puesta a las 14:13 y podía pagar el reducidohasta las 14:13 ¿? Me voy a buscar a un inspector ponemultas para queme aclare aquello. El muchacho, muy agradable y educado, me explicaque es un error, que puedo pagarla en 24 horas.
Le comento que eso dela zona roja no está bien indicado, en una avenida de varioskilómetros no hay ni un solo cartel que lo explique y la línea de losaparcamientos solo puede intuirse de color rojo en algunos tramos site fijas bien. Llegamos a juntarnos 3 inspectores y un conductor de lagrúa y todos me dicen que la indicación está, está antes de entrar enla avenida, y que no me preocupe, que eso le pasa a mucha gente. ¡Lepasa a mucha gente! Y se quedan tan panchos. Digo, bueno, habría queponer algo en la propia avenida para que nos enteremos. Me ponenvarias pegas: “la gente no se fija de todas formas”, “¿Cuantoscarteles harían falta?”,…
Por mucho que lo pienso, llego a laconclusión de que esto es dejadez o mala fe recaudatoria. Lasindicaciones están muy mal hechas, hablo con conocimiento de causa,soy funcionario de la Junta de Andalucía con formación enseñalización. Aunque llegados a ese punto, tenía dos opciones:plantarme en la razón y recurrir la multa arriesgándome a unos más queprobables 90 euros o pasar por el aro y dejar la cosa en 8 euros. Mepareció escuchar un alehop cuando metía las monedas en la maquinita.Estoy deseando que llegue el fin de semana para repetir.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies