EL LABERINTO
Sin liderazgo
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioPuede que el gobierno no hubiese calculado el efecto psicológico que la retirada de la paga de Navidad iba a tener sobre los funcionarios. También es posible que creyera que la sociedad iba a permanecer adormecida eternamente y que no iba a salir a las calles. Pero ya se vio el 19 de julio que de eso nada. En Huelva, la manifestación fue masiva y se vieron funcionarios de todas las administraciones y sus familias. Lo triste es que también se estaban manifestando quinen han llevado al Estado a la situación desesperada en la que se encuentra, los mismos que al día siguiente estaban sacando pecho y rentabilizando una protesta justa en provecho propio. Sin ir más lejos, el mismo día 19, Rubalcaba, secretario general de los socialistas, vicepresidente en el gobierno Zapatero que comenzó con los recortes a los funcionarios y fue actor principalísimo de los desmanes económicos que nos han traído hasta aquí, se atrevía a pedir a Rajoy que se plante ante la UE. Ya tuvieron oportunidad de hacerlo ellos y sin embargo no actuaron. Pero lo que sí es verdad es que fueron los gastos y subvenciones sin control de los gobiernos a los que él perteneció, los que fueron vaciando las arcas del Estado y endeudando a España hasta unos niveles insostenibles, llevándonos a un déficit enorme que tuvieron la desvergüenza de esconder, engañando a la sociedad española, al nuevo gobierno y a la misma UE.

Es más, ese mismo partido socialista que sale a las calles con los sindicatos de clase que tanto tendrían que decir también de la actual precariedad, es el que gobierna en Andalucía con IU. Y que sepamos, bien se está luciendo en nuestra tierra con los recortes, el más penoso el de sanidad y que se viene produciendo desde la legislatura anterior sin que se informase a nadie. Cuando se dice que los recortes del Sur vienen determinados por el gobierno Rajoy, se miente. El gobierno central dice a cuánto tiene que ascender el ahorro y la Junta decide dónde recorta. Y hay mucho de dónde hacerlo antes de tocar lo más sensible y, sin embargo, a lo más sensible han ido. Por eso sabe tan mal, a amarga impostura política, que los cargos electos de una IU que recorta en Andalucía mintiendo a su electorado, se encerrase en Diputación contra los recortes de Rajoy.

La administración popular, al no optar por la reforma en profundidad de la estructura del Estado –de donde tanto se podría ahorrar-, yerra y saca el dinero castigando a la clase media y a los más desfavorecidos. Y de ese tremendo error saca ventaja la oposición, mientras el electorado comienza a olvidar quiénes son los responsables de la ruina de nuestras finanzas y de la quiebra del Estado del bienestar. Si Rajoy no entiende que ha de variar sus políticas y sacar dinero de otro lado para devolver mejores condiciones al funcionariado y suavizar las medidas en las prestaciones de desempleo, mal le va a ir y se tendrá que enfrentar a unos meses de enorme inestabilidad social y contestación a todos sus movimientos. Habrá que repetirlo, aunque no creo que a mí me vayan a oír. El Estado es enorme y las diputaciones carecen de sentido por mucho que ahora se las quiera fortalecer. Está bien reducir el número de concejales, pero las CCAA deben hacer lo mismo con sus parlamentos y para que todo esto tenga sentido, habrá que reformar la Ley Electoral para que tengamos parlamentos más representativos y otros partidos puedan entrar en nuestras administraciones. El estrechamiento temporal del Estado autonómico es otra posibilidad y el hecho de que algunas comunidades pidan el rescate interior, así lo demuestra. Que Cataluña trate de sacar partido de la situación para forzar el pacto fiscal es poco noble, pero quizás el Estado tendría que utilizar la situación a su favor y dar pasos adelante en ese sentido previa renuncia de los nacionalistas a sus pretensiones soberanistas. En política todo es negociable, y el seny catalán así lo entiende. Mientras tanto, Montoro anuncia una reducción en el techo de gasto para el año que viene de un 9%, lo que conllevará, según el ministro, más ajustes, o saber, más recortes. Esperemos que no se atrevan con las pensiones, pero todo es posible. La sociedad debería organizarse para forzar un cambio en profundidad en el sistema español, pero no hay liderazgo capaz de aglutinar, al margen de los partidos actuales, las justas demandas de cambio de los ciudadanos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies