DESDE MI CABINA
Margen de confianza
[Paco Morán]

0

Perece definitivo mientras que la Liga de Fútbol Profesional así lo decida. El Recreativo ha pedido jugar todos los partidos en el Colombino a las doce del mediodía. La presencia de unos 1.500 aficionados más en el último partido jugado en casa, ha hecho que el consejo vea con buenos ojos jugar a esa hora. Y como saber si los socios están contentos o no con el nuevo horario elegido pertenece a la subjetividad de cada uno, cada cual tendrá su opinión al respecto. A mi me gusta el horario porque evita coincidir con acontecimientos deportivos importantes que pueda alejar a los aficionados de la gradas. Y porque es más atractivo jugar con luz solar evitando el frío y la humedad nocturna.

Y lo que no pertenece a la subjetividad sino a la objetividad, es la formar de jugar del Decano que le ha colocado como el segundo equipo más goleado de la categoría. Los rivales ya conocen como juega el Recre y en ello debe estar el técnico muy pendiente. Saber que hacer en función de lo que el rival proponga debe ser una solución inmediata para que el Recreativo deje de ser un equipo vulnerable. Con catorces jornadas ya jugadas, aún no hay un once ni una sola jugada de estrategia. Sergi está pagando la novatada de no haber entrenado nunca en el fútbol profesional.
Y mucho más está demostrando no conocer para nada la categoría. Es lógico y merece un margen de confianza. Su falta de experiencia hace que esté aún con pájaros en la cabeza de querer emular el juego de su ex equipo. Algo tan imposible como improbable.

El tiempo es necesario para la rectificación y en ello debe trazar su trabajo. No es que el Recreativo tenga una plantilla para salirse de la tabla, pero si que tiene un plantel para no pasar apuros. Únicamente hay que saber colocar a cada uno en su lugar en un sistema que haga un equipo sólido al que le sea muy complicado marcarle goles.

Y sobre todo debe tener Sergi a sus catorce jugadores elegidos para la titularidad. Que un jugador pase de la grada a la titularidad es muy difícil de entender. Y sobre todo si esos cambios se hacen en defensa. La línea de cuatro en defensa es la zona más intocable de los equipos. Y si me apuran los dos centrales elegidos deben jugar cada uno en torno a los 40 partidos. Esas oscilaciones en el centro de la zaga están pasando una alta factura. En fin, que son tantas cosas que analizar que el tiempo seguirá ofreciéndonos argumentos. Pero hoy por hoy debemos dar un margen de confianza al técnico debido a su inexperiencia. El tiempo le hará conocer mejor la categoría y en función de ello rectificar muchas cosas y ensayar otras.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies