DESDE MI CABINA
Entrenamientos encarcelados
[Paco Morán]

0

Se han cumplido tres meses y medio meses desde el comienzo de la competición y ni la prensa ni los aficionados han podido ver ni un solo entrenamiento del equipo. Es la primera vez que ocurre esto en los 123 años de historia del club. La respetada pero no compartida decisión de Sergi Barjuan de no permitir a nadie ver los entrenamientos, mantiene asilado a los compañeros de prensa. El enfado es monumental. Y no sólo de los periodistas, sino también de los aficionados a los que les gustaría de vez en
cuando ver las evoluciones de sus jugadores durante la semana.

Este encarcelamiento en el que vuelvo a insistir, respeto pero no comparto, lleva el propósito de intenciones de no desvelar las cartas al rival. Pero de poco ha servido, porque el Recreativo a la jornada número catorce no puede esconder ni una sola jugada de estrategia porque no la tiene. Esconder a sus jugadores durante el trabajo semanal, lleva la intención de no enseñar el cómo jugar el domingo, si bien esto lo sabe hasta un entrenador de solteros contra casados. Cualquier persona con mínimas nociones de fútbol, sabe cómo cortocircuitar al Recreativo.

Por mucho que Sergi cierre las puertas, es público y notorio el juego que desarrolla el Recreativo.
Una presión arriba y taparle los pasillos interiores es suficiente para abortar su fútbol. Porque el equipo no tiene centros por bandas ni los laterales tienen la virtud de desdoblar para poner continuos centros en busca de un desaprovechado Brozek.

La respetada decisión de Sergi tiene a todo el mundo de uñas e incluso esta decisión no es compartida dentro del club por alguno de sus colaboradores y gente que le rodean.

Huelva no es Barcelona ni el Recreativo es el Barça. Si hoy, mañana o dentro de un tiempo, Sergi
reflexiona y acerca al equipo a los medios y a los aficionados, habrá ganado mucho.

Y a todo esto, los entrenamientos encarcelados siguen su marcha en esta semana. La idea es la de mejorar ostensiblemente de cara al partido ante la Ponferradina. Que toca ganar es obvio. Un nuevo traspié si que sembraría dudas en la grada y en el plantel. Veremos muchos cambios respecto a hace unos días en Guadalajara. Tantos, que yo creo que incluso podrían ser hasta cinco jugadores nuevos los que entren en el once. Por el contrario, creo que habrá algún damnificado tras el naufragio en el Pedro Escartín. Es decir, que titulares de hace unos días serán castigados con la grada. Tiempo al tiempo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies