Vecinos de Matalascañas denuncian las acampadas ilegales que se dan en algunas parcelas del núcleo costero

2

Uno de los vehículos acampados ilegalmente en Matalascañas.

Un vecino de Matalascañas se ha hecho eco de las quejas vecinales de otros muchos que ven con impotencia como proliferan las acampadas ilegales en la zona. En este caso concreto, el vecino denunciante concreta un caso que asegura haber denunciado varias veces a la Policía Local: la acampada se sitúa en una parcela vacía que hay tras el chiringuito Paco Triana (Sector Calamón, parcelas 63 y 64), en la cual alguien ha montado un aparcamiento ilegal en el que, caravanas, autocaravanas y campings se dan cita todos los años.

Los 'campistas' ocupan la zona

Una de las caravanas acampadas.

“Por supuesto, la Policía cuando acude, lo único que hace es dar recomendaciones a los acampados para no ser sancionados, pero en cuanto se dan la vuelta, todo sigue igual”, asegura el vecino.

“Este año hemos presentado un escrito ante el ayuntamiento, del cual aún no he recibido respuesta, y estamos recopilando firmas de todos los vecinos para presentar otro ante la Delegación del Gobierno en Huelva, por la falta de respuesta del ayuntamiento. El paso siguiente será solicitar amparo al defensor del pueblo”, indica.

Añade que “no es de recibo que personas que contribuimos (muy generosamente) con los impuestos y tasas, tengamos que sufrir servicios tercermundistas, con basuras por doquier, polvo molesto para la salud, olores y moscas, acampadas junto a nuestras viviendas, etc.”

Además, indica que “año tras año, el abandono de la playa se hace más patente, y la mayor parte de los vecinos pueden dar fe de ello. Así el turismo, con personas que vienen de fuera y conocen otras playas, se quedan sorprendidos (no gratamente) del estado en el que se encuentra Matalascañas”.

Al parecer, “los comerciantes están notando este mismo año los efectos de la crisis en sus negocios, y sumado al reclamo negativo del estado de la playa, se augura unas pésimas perspectivas. Estamos cambiando el turista de calidad y el residente, por el turista de alpargata y camping, con las consecuencias negativas que eso tendrá para todos”.

Compartir.

2 comentarios

  1. Je je, qué gracia me han hecho estos tipos de pantalones por encima del ombligo con tirantes rojos y amarillos, no obstante la vida suele tener la facultad del espejo, te devuelve lo que vé, tal vez algún hijo/a suya algún día tengan que ir como esas personas que tanto molestan al sr. en cuestión y vecinos en general. Ya está bien pepé-ro, un poquito de más tolerancia, menos platos de chocos y más caridad cristina, de la que a buen seguro hace vos gala los domingos en su pueblo.Salud para todos.

  2. LA MATO NOS MATA on

    “Estamos cambiando el turista de calidad y el residente, por el turista de alpargata y camping, con las consecuencias negativas que eso tendrá para todos”.
    Frases como esta deja bien a las claras el tipo de vecino que emite las quejas. Habría que recordarle que no todos tenemos un chalet en Matalascañas, pero no por eso dejamos de ser personas de “calidad” (seguramente más alta que la suya), aunque vayamos con alpargatas o nos alojemos en camping, y que todo el mundo tiene el mismo derecho a disfrutar de sus vacaciones (aunque sean de un fin de semana), dentro de sus posibilidades económicas.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies