CALLEJILLA DEL DUENDE
Pagar la cuenta
[Bernardo Romero]

6

Bernardo RomeroCasi todos sufrimos la crisis. Quienes la han provocado no tanto, pero el resto andamos para colmo pagándole la fiesta a los cuatro señoritos que la han provocado con su ambición, su inmoralidad y su torpeza. Todo junto.
Sabido es que muchos han salido de estos años de despilfarro y desvergüenza millonarios perdidos. De todos ellos sólo unos cuantos alcaldes salieron esposados de sus ayuntamientos. En esos casos fue porque se lo llevaron directamente del cajón y los trincaron. Otros muchos, con cuentas corrientes a buen recaudo, andan ahora riéndose de la que han liado e incluso espolean la algarada, al personal honrado para que salga a la calle, a quienes no tuvieron ni tienen culpa de nada. A todos estos que se dejan mangonear con discursos simples y truhanes, los estoy viendo en la tele, se han echado a la calle detrás de una pancarta y andan discutiendo acaloradamente con los antidisturbios, como si los agentes de la autoridad tuvieran algo que ver con toda esta historia.
La práctica de mangar a manos llenas no es privativa de ningún duque sin escrúpulos, atildado y con cara de niño pillín al que han pillado otra vez. No, no es el único por mucho que Telefónica le haya prorrogado un contrato de millón y medio de euros anuales para que preste su imagen a la empresa. A pesar de desayunarnos con esta aberración, tenemos que ser conscientes de que son muchos más y a alguno lo veréis a partir de ahora con la pegatina sindical en el pecho y los réditos a buen recaudo. Para qué creen ustedes que servían esas absurdas infraestructuras contra las que una y otra vez nos hemos pronunciado. Aeropuertos irreales como el que se pretendía hacer en Huelva, palacios de congresos que nunca se utilizaron: y ahí tienen como ejemplo cercano esa obra faraónica de La Rábida que sólo sirve para dar cuatro conciertos y medio en verano, o el cabezo de la horca alicatado de marrón … pero sobre todo ahí no tienen las infraestructuras que sí eran necesarias y ahora tendrán que esperar porque no hay un duro, porque entre lo que han robado y lo que han tirado por la ventana, nos hemos quedado más tiesos que un tollo. El desdoble de la carretera de la Sierra, prometido desde las primeras elecciones municipales en 1979; el puente del Terrón paralizado en cuanto los socialistas tuvieron ocasión, la conexión con Cádiz, ya sin solución y sin norte… Todo ahora tendrá que esperar, porque cuando se pudo hacer no se hizo, o bien porque la clase política onubense se ha ocupado exclusivamente de medrar y cuidar de sus respectivas carreras, o bien porque se atendió a proyectos ridículos que dieran votos y si pudiera ser, ya de paso, dineros. Dineros negros, claro.
De toda esta historia, lo que más me fastidia es que quienes provocaron todo este lío, los cuatro políticos con menos vergüenza que conocimientos, que ya es decir, y los cuatro que les acompañaron a bordo de un todoterreno de luces brillantes y cadenón de oro al pecho, se hayan escapado risueños y felices, con el riñón bien cubierto, mientras que todos los demás, tengamos ahora que pasar por caja y abonar la factura que estos golfos, para colmo y después de semejante festín, dejaron sin pagar.
Por eso, mientras no pasen por el juzgado y den cuenta de lo que hicieron al frente de los cargos públicos que ocuparon y a los que se adjuntaron puestos de responsabilidad en los consejos de administración de esas cajas de ahorros que no tienen más que deudas e informes de una pésima gestión, no compartiré la necesidad de ver cómo nos rebajan salarios y nos suben los impuestos. Primero que paguen los que han causado todo este desastre, y luego ya veremos qué hacemos para sacar entre todos España adelante. Pero mientras estos golfos vivan a tutiplén con el botín a buen recaudo y encima espoleando a las masas unos y poniendo cara de circunstancias otros, no hay nada que hacer. A lo mejor sacamos a España del atolladero, pero seguiremos con el mismo problema, con estos golfos esperando pacientemente a que esté otra vez el cajón lleno para saquearlo. Y para este viaje, qué quieren que les diga, no se necesitan alforjas y en todo caso las alforjas las tienen ellos, llenas y escondidas.
Estimado señor Rajoy, mientras al menos no los ponga usted a todos en busca y captura, a los que tiene enfrente y a los que tiene alrededor, no cuente conmigo y deje mi sueldo y mis impuestos en paz. Si no hay dinero, no pague. Nosotros no tenemos nada que ver, no tenemos vela en este entierro, en realidad, nosotros somos el muerto.

Compartir.

6 comentarios

  1. Manuel Vélez on

    Don Bernardo, preséntese usted a las elecciones, a ser posible junto con Don Francisco Velasco. No sé qué sería de nosotros sin sus preclaras mentes. Resulta chocante que exponiendo las cosas de la manera que ustedes lo hacen los políticos se empeñen en estropearnos la vida. Sois nuestra luz. ¡Partido bernardovelasquiano o velasquianobernardino ya! No le veo otra solución a España

    • afindemesnollego on

      Querido Manuel, en enero del 78 abandoné la política activa. El objetivo de traer la democracia a España estaba cumplido y era ya el momento de que los arribistas y los medradores ocuparan el lugar que buscaban, ya entonces, con absoluta avidez. No los pude soportar, créame. He tenido ofertas, pero creo que mi tiempo de política activa se acabó. La lucha por la honestidad, la igualdad y la justicia se puede hacer ahora desde otros campos y en otros espacios distintos. Gracias y un abrazo.

  2. Aurelio Pino Domínguez on

    Hace ya muchos días, antes de estos últimos “ajustes”, que ya estaba bastante harto de que el Sr. Rajoy y su equipo, no miren ni tan siquiera de reojo, al origen de los problemas económicos de España.
    D. Bernardo, estoy seguro que Vd. ya habrá oido por aquí y por allá, que si primero ZP (no significa Zona de Prostitución, no seamos mal pensados)me refiero a D. José Luis Rodríguez Zapatero y ahora Mariano (tampoco me refiero al de Forges) que me refiero al Sr. Registrador de la Propiedad y actual Presidente del Gobierno, tendrían que haber metido la tijera por recobrar competencias transferidas a las Comunidades Autónomas, incluso la supresión de todas las Autonomías, que si la birretinada Generalitat de Katalun-ya, o la Txapelada Euskadi, conocidas anteriormente por Región de Cataluña y las Vascongadas; que si la culpa es del aparato burocrático de la Administración (se refieren a los curritos funcionarios) ignorando los miles de puestos a dedo en las mismas, así como en la inmensidad de Empresas Públicas de muy dudosa existencia y con pérdidas desorbitadas (pero recibiendo constantemente mayores subvenciones….¿para qué?); tampoco se refieren a la inmensa legión de asesores que pululan por todas las administraciones (que se lo llevan crudito), que digo yo que será por eso de que “Un Político que se precie, de media docena de asesores para arriba, de lo contrario tienes que pagar siempre los cafés de todos…para hacer méritos”.
    Y así nos pinta el pelo. No digamos las ingentes subvenciones (pero no dice Mariano: sic.”que no hay dinero ni para pagar a los parados” y amaga con ir rebajando estas estrastosféricas subvenciones a Sindicatos, ONG’s, Partidos Políticos, Fundaciones de Partidos, Empresas Públicas ( ha reducido de una lista interminable e indeterminada algo así como 12 o 14) sueldos de los Diputados, Senadores, los asesores para temas de ambas Cámaras, Traducción simultanea en el Senado, para que cuando alguien hable en vasco, catalán, valenciano, gallego, mallorquín, bable (asturiano), panocho (murciano), castúo (extremeño), manchego (variante del castellano viejo), cántabro (variante del burgalés o castellano viejo), el riojano no se traducirá, por cuanto se adaptarán al burgalés, el maño, que junto con los de la Ribera navarra, también se apañarán con el castellano viejo (serán aceptados los modismos tan simpáticos de estas etnias) y así sucesivamente.
    Tengo entendido, dada la buena relación histórica entre los Gobiernos de las Comunidades Andaluza y Catalana, que ellas mantendrán a sus respectivos equipos de traductores jurados para poder seguir carteándose y poder añadir al pié de sus escritos la frase: …y tú más (cuando provenga de Serva la Bari) y el …i tú més si está fechada en Barselona, que dicho sea de paso lo pronuncian magníficamente en Córdoba la Llana, mire Vd. por donde.
    Es posible que me deje algo en el tintero (como dicen los finolis), tiene usted, D. Bernardo, plena libertad para añadir aquello que estime oportuno. (Que conste que no he mencionado los ERE, Malayas por donde los haya, Brillantina (Gürtel lo denominó el Super-Juez Garzón),
    Palma-Arena (que al retirar con la pala algo de arena, estaba debajo un señor Duque -De Palma tenía que ser- que al asomar dijo: NOO…s)
    Siiii, dijo un Magistrado, pero que aún no han registrado ni van a registrar a la única socia que participa creo que con el 50%.
    Un último consejo, hágase como yo del último movimiento social, no hace falta afiliarse, al denominado “Los gallinas cluecas estamos hasta los huevos”; al menos nos consolamos entre nosotros mismos.
    Reciba mi felicitación por su artículo.

    • afindemesnollego (soy el Bernardo) on

      Gracias don Aurelio, y dese cuenta de que lo peor de todo es que esto tendría arreglo con trescientos mil políticos menos y con una limitación estricta de los funcionarios a dedo. Lo de amañar oposiciones, ya tiene más difícil solución (diputaciones, ayuntamientos…), pero también se podría acabar con las diputaciones directamente, o anular tanta empresa pública y tanta mancomunidad. Si ya están las autonomías y las diputaciones, para qué seguir con más inventos que sólo sirven para colocar al primo y al cuñao. En fin, todos sabemos don Aurelio, qué soluciones y qué medidas son necesarias, pero la iniciativa la tienen que llevar nuestros representantes, que no son otros que nuestros políticos. Esa es la madre del cordero: como se autorrecortan estos golfos que están ahí para medrar, no para representar. Ah!? Un abrazo

    • afindemesnollego on

      Gracias Miguel Ángel, quizás lo de voz del pueblo sea excesivo, simplemente es que mi me ocurre probablemente lo mismo que a usted, que me hierve la sangre. Sólo eso. O nos quitamos a los golfos de encima, o esto se va a la porra. Un abrazo

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies