Los ecologistas piden la dimisión de Felipe González ante sus constantes ausencias al Consejo de Participación de Doñana

1

Felipe González ha faltado a más reuniones que a las que ha asistido.

Aunque el tema estrella de la reunión del Consejo de Participación de Doñana iba a ser la ampliación del Parque, la ausencia del presidente de este organismo, Felipe González, ha concitado todo tipo de comentarios. Los grupos ecologistas presentes en el Consejo han pedido de manera rotunda que González dimita, tanto por su falta de defensa del Parque en temas como el oleoducto de Balboa como por sus reiteradas ausencias a las reuniones. Desde que fue nombrado presidente del Consejo se han celebrado cinco reuniones a las que ha faltado a todas “salvo a una y media”, tal como ha explicado Juan Romero.

La reunión de este lunes ha sido convocada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, en el Centro de Congresos y Exposiciones CIECEMA, en Almonte. Ha sido el primer encuentro de este órgano de gestión de este espacio protegido tras la constitución de la nueva estructura de la Consejería. El consejero Luis Planas ha manifestado sobre la ausencia de González que hasta el domingo estaba asegurada su presencia, pero que finalmente no ha podido acudir por motivos personales, sin especificar qué tipo de motivos.

El Consejo ha estudiado la propuesta de ampliación de la Reserva de la Biosfera del Parque Natural de Doñana, ratificada recientemente por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) durante la celebración del Consejo Internacional de Coordinación del Programa Hombre y Biosfera (MaB).

Dicha propuesta, elaborada por la Junta de Andalucía, consiste en aumentar la superficie declarada en 1980, ampliando la zona de amortiguación e incorporando una zona de transición teniendo en cuenta el Plan Subregional de Ordenación del Territorio y los acuerdos plenarios favorables de los municipios del área, de tal forma que Doñana quedará completamente ajustada a lo dispuesto en la Estrategia Mundial en vigor (Estrategia de Sevilla) y en el vigente Plan de Acción 2008-2012.

Con este incremento, la superficie de esta reserva de biosfera aumenta desde las 77.000 hectáreas iniciales hasta un total de 268.293,72 hectáreas, que comprenden el territorio de 14 municipios de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz; de los cuales 11 incluyen el término municipal completo (Bonares, Rociana del Condado, Bollullos del Condado, Almonte, Hinojos, Villamanrique de la Condesa, Aznalcázar, Puebla del Río, Isla Mayor y Sanlúcar de Barrameda) y tres mantienen las zonas protegidas (Lucena del Puerto, Moguer y Palos de la Frontera).

Compartir.

1 comentario

  1. Aurelio Pino Domínguez on

    Si entre todos los “politicos del tres al cuarto” siguen metiendo mano en esto de ampliar hectáreas y más hectáreas el espacio protegido del ENTORNO DE DOÑANA y Reserva de la Biosfera, que todo así suena muy bien, podría darse el caso de que ¡YA NUNCA! se podría hacer una conjunción entre la TACITA DE PLATA (antigua Gades) y NEW WELVA (antigua Onuba, es más, para garantizar que estas ampliaciones y las “futuras y necesarias ampliaciones”, obligarán por desmontar todas las carreteras que unen los pueblos de la Rocina, así como la A-49 en toda su totalidad, igual suerte correrá el tendido del ferrocarril (que es obsoleto y está amortizado) y definitivamente se echaría a la hoguera purificadora todos los Estudios y Proyectos del Tren “AVE” (no confundir con una chiquita llamada por su diminutivo de Ave -Avelina- que según creo está como un tren); todo ello por el bien y la preservación de todas las especies del biotopo de Doñana, incluso una no autóctona, es decir “invasiva” que es un ser bípedo, cambiante en el color…de su chaqueta, y necesitado de ser alimentado a través de diversos Patronatos dependientes de la Junta de Andalucía, pues este bello animal dimorfo (principalmente sus hembras) es criado en “cautividad de Partido”, y si le dejaran en plena libertad, moriría de hambre al poco tiempo, por las dificultades que le presentaría la Naturaleza, para la cual ha perdido todo estímulo de supervivencia como los demás congéneres que siempre han vivido en “estado salvaje” y la frase que repiten como los loros es:”Este mundo es una selva”, y de ahí no hay quien los saque. ¿No será que la constante ampliación de Doñana sea una necesidad vital para estos bípedos dependientes?
    Habrá que preguntárselo a los Ecologistas, que de esto deben saber mucho.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies