Tarde aciaga en el coso de la Merced

0

El Cid entra a matar. (Julián Pérez)

(www.ambitotoros.blogspot.es) Más de tres cuartos, 7000 aproximadamente de espectadores en una tarde de calor asfixiante. Cinco toros de José Luis Pereda y un sexto de la Dehesilla, de diversa y corta presentación y mal juego excepto el cuarto de la tarde. Aplaudido el cuarto y pitado el resto en el arrastre. El Cid. tabaco y oro. ovación tras petición y oreja. Iván Fandiño, de verde esmeralda y oro, palmas y silencio. Luque, de grana y oro cabos blancos, silencio y silencio. Se desmontera Boni en el cuarto tras parear dejándose ver.

Un momento de la faena de El Cid. (Julián Pérez)

No pudo ser, una plaza que lucía preciosa, una entrada de corrida grande, una terna a la que se le supone la mejor disposición y no pudo ser. El ganado no fue lucido, es cierto, pero la tarde se desarrollo plúmbea, el público se mostró frío cuando no irascible, la terna fue un si pero no, un querer pero no apostarlo todo, sin duda influida por la frialdad general del respetable,

Sorteó con la mejor suerte, que no con buena, El Cid, no es novedad su oficio le hizo sacar faena, no redonda al manso primero que apretaba hacia tablas, alguna seria estimable, una por la derecha de tres y uno del desprecio de cierta importancia y una tanda al natural al hilo de las tablas aprovechando la embestida tontorrona del toro antes de rajarse. Mata tras un pinchazo y la leve petición no es atendida.

Luque ejecuta un pase de pecho en el coso de la Merced. (Julián Pérez)

Al cuarto de la tarde, colorao ojo de perdiz, le robó el de Salteras dos medias en el quite de mucho sabor, Boni se desmontera y Alcalareño lidia con oficio y torería. El Cid lo sabe entender, el toro sigue con celo los engaños a pesar de sus protestas. Se lo lleva a los medios y allí le enjareta series por ambos pitones con sentido del tiempo yla distancia, el toro es noble por el derecho y más exigente por el pitón de los cortijos, allí lo sabe entender el matador de la mejor izquierda y le saca muletazos largos y hondos dentro de un trasteo de cierto sabor. Mata de estocada caída tras un bajonazo y se lleva la única oreja de la tarde.

Fandiño no tuvo una buena entrada en Huelva, enlotó sin suerte, empezó su faena sin enmendarse, se lo saca al tercio al castañito y lo intenta poniéndolo todo tras brindar al ganadero José Luis Pereda López. El toro embestía sin celo, sin garbo, con la cara suelta y arriba.

Luque desafía al toro. (Julián Pérez)

Nunca remonta la faena y el torero acaba aguerriéndose de tan poco enemigo, necesita el de Orduña enemigos de mayor motor para su torero de quietud y verdad,

Con el quinto más de lo mismo, buena actitud de inicio del torero, buen recibo capotero de mano baja y ganarle pasos, el toro se quedó en el caballo, salió muerto, buen quite del valiente matador, y luego… el de Pereda se echa en la segunda serie y ahí se acabó la buena actitud del torero del norte del norte. Faena sin posibilidades ante el marmolillo a pesar de la excelente actitud de Fandiño, Mata de casi entera trasera. Silencio.

Luque venía también con ilusiones, deja al tercero, terciadito, sin picar, se luce por chicuelitas en el quite. El toro mira mucho, es además andarín el de Pereda, quiere poner Luque la emoción que le

Fandiño, durante la primera de Colombinas. (Julián Pérez)

falta al toro, pero no puede ser, por ningún pitón, que por ambos porfió, ni por arriba ni por abajo, que por ambos pitones lo intentó, Luego se tira a matarlo y cae desprendida la espada, dos descabellos, silencio para su labor

Con la tarde cuesta abajo, lo intenta Luque en el sexto, único de la Dehesilla del encierro de hoy en Huelva, dos series de cierto gusto, con cierta frialdad que venía de las gradas, heladoras y muy poco choqueras, se contagia al de Gerena y luego pierde el sitio, faena de enganchones y tiralíneas, gentes del aluvión que se va, que mala educación taurina. Pinchazo y estocada silencio.

No pudo ser y no fue en la primera tarde, ya saben que los gitanos no quieren buenos principios, no los tuvieron.

Fandiño se fue de vacío del coso de la Vega Larga. (Julián Pérez)

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies