EL PULIDOR DE LENTES
Un lento golpe de estado
[Jesús Romero]

3

El pulidor de lentes

[Jesús Romero].

El 25-S ha sido la demostración palpable de que un nuevo Proceso Constituyente, que arrancó un 15-M, se ha puesto en marcha. Una vez muerta y enterrada de facto la Constitución Española de 1978 desde la aprobación del Tratado de Maastricht en 1994 y con los sucesivos Tratados Europeos, poco queda ya de vestigios democráticos en nuestras Instituciones. Hemos sido víctimas de un golpe de Estado a cargo de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y que se ha ejecutado desde Bruselas de manera sórdida y paulatina. La presunta crisis (mejor llamada estafa) económica ha exacerbado el ímpetu de las reformas profundamente conservadoras –e, incluso, neofascistas- y la consiguiente destrucción de los conceptos de Libertad, Justicia o Democracia. Pero también ha elevado el hartazgo de buena parte de la población española y europea. Estamos cansados y saturados de las prácticas políticas al uso que se ejecutan al dictado de eso que llamamos mercados pero que tienen nombre y apellidos concretos y se permiten poner y quitar gobiernos: empresas transnacionales, Emilio Botín y los grandes bancos, empresas de seguros, holdings de comunicación, etc. Estamos cansados de que cada vez los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. Estamos cansados de tanto ladrón de guante blanco, que evade impuestos en paraísos fiscales, que cobra comisiones, que malversa fondos públicos… y que siguen actuando con impunidad y nadie les pide cuentas.
Los diferentes gobiernos centrales (y autonómicos) del PSOE y del PP, ya sea en solitario o con socios, son conscientes de su ilegitimidad, que no cumplen los programas electorales con los que se presentan a las elecciones, que mienten descaradamente y que han traicionado a todo el pueblo español. Una muestra es la reciente modificación constitucional que prioriza el pago de la deuda por encima de la cobertura de las necesidades esenciales y básicas de los españoles, ¿existe mayor agresión a la población?
La salida de estos gobiernos, conscientes de su falta de legitimidad y amparados por una ley electoral profundamente injusta y una cultura oficial impuesta desde la, mal llamada, transición gracias a unos medios de comunicación que, o bien están en manos de los grandes poderes económicos, o bien están en manos de los partidos políticos, no ha encontrado otra salida que criminalizar la protesta. Para ello no solo ha endurecido el código penal hasta situarlo en niveles de pleno franquismo, sino que no duda en utilizar la represión policial expresada mediante la violencia y la brutalidad para que, al día siguiente, se hablen más de los altercados que de las justas reivindicaciones de los que protestan.
Un nuevo proceso constituyente se ha puesto en marcha y no se va a parar. Del gobierno será la única responsabilidad de que se haga de forma pacífica y sin muertos en las calles, porque las calles ya están manchada de sangre.

Compartir.

3 comentarios

  1. No les hagas caso on

    Me gustaría decirle a Jesús Romero que el artículo es genial y se podría decir que me voy a hacer seguidor de sus publicaciones porque lo habla bajo una lógica que le hace escupir bilis y odio a aquellas personas regresiva y conservadora que prefiere perder derechos sociales antes de buscar una alternativa social a la crisis.

    Y que decir, de los comentarios, le da miedo que los jóvenes. Sí los jóvenes esa capa de población abocada al ostraicismo, una generación perdida por este sistema que van a tener que emigrar en masa ya que este sistema (si el capitalista) esta en un atolladero del cual no puede salir.

    Bien pues estos jóvenes somos los que no estamos llevando los palos, somos los que estamos llevando el ímpetu transformador porque estamos ¡HARTOS¡ de que seamos una generación perdida, muy formada, y que este sistema no desecha como mera mercancía residual. No tenemos nada que perder excepto nuestras cadenas, y seguiremos recibiendo palos porque no tenemos nada que perder.

    ¡ Ánimo Jesús ! Y sigue escribiendo porque tus artículos merecen la pena ser leidos. Aunque ladren, nosotros cabalgaremos.

  2. Aurelio Pino Domínguez on

    No conocía hasta esta fecha ningún artículo, colaboración o comentario periodístico de D. Jesús Romero.
    Entiendo por sus manifestaciones que todavía este señor está en la época asamblearia de finales del franquismo.
    Me recuerda las frases que nos dedicaron por aquél entonces, los estudiantes que se proclamaban de la incipiente CC.OO.-PCE. Bueno, al menos aquellos muchachos y nuestra inquietud merecían un premio, pues en aquellos pequeños foros tanto los que nos daban las charlas como los que las escuchábamos, nos la jugábamos de verdad. Entrada en tropel de los “grises”, porrazos por doquier, masajes faciales en la comisaría de Pontejos, y después a las Salesas.
    Fue que con la muerte de Franco (hubiese o no heredero al Trono), tendría que llegar la DEMOCRACIA.
    El pueblo español estaba ansioso de poder acudir a unas URNAS LIBRES que cuarenta años de franquismo nos habían negado.
    Y los llamados Padres de la Constitución, hicieron el parto de los montes, pariendo una constitución que sin ser “mala”, nunca fue “buena”. Nadie había pedido la creación de Comunidades Autónomas. En todo caso se debió actualizar el Estatuto de Guernica y la devolución de los Fueros Históricos a los vascos. Cataluña podría encajar en algún tipo de Estatuto o quizás no.
    Pero a lo que iba; existen unas reglas del juego que nos dimos entre los españoles, unos votaron no, y otros votaron si, creo que la cosa quedó en el 52% a favor del Sí.
    Y desde entonces nos arreglamos con las URNAS, aquellas por las que suspiraba todo el Pueblo Español, todos sin excepción.
    Ha habido muchas luces, pero también muchas sombras. Ahora estamos pasando desde los tiempos de ZP, por tiempos de muchas sombras.
    Pero lo que no se concibe en este llamado “Mundo Global” o “Aldea Global”, como ustedes prefieran, es que los Estados graciosamente suspendan sus obligaciones de PAGO para dar gusto a sus ciudadanos. Cosa que por otra parte sería aún más imposible, seguir dando gusto a sus ciudadanos por el incumplimiento de sus OBLIGACIONES DE ESTADO DE PAGAR SUS DEUDAS EXTERIORES. Ello no traería que la inmediata consecuencia de cerrarnos todas las puertas y todos los mercados, pues que sepa este señor, que España desde que era Hispania, viene exportando sus aceites y vinos por esos mundos de Dios. Pues menuda la íbamos a armar si se quedan en tierra, nunca mejor dicho, nuestras fresas de Lepe o de Palos, o las naranjas de Cartaya.
    Es difícil dar un “hoyo” de pan con aceite, si no tenemos aceite. Es aún más difícil mantener un “estado de bienestar” si no tenemos los medios. Y desde hace tiempo, nos faltan los medios porque nos gastamos lo que no teníamos.
    ¡Claro, ahora los Bancos son los malos de la película! ¡Pero que buenos eran cuando nos facilitaban esos 250.000 € para comprarnos un chalet en Aljaraque, si nuestras nóminas apenas llegaban a los 1.000 €. ¡Va, no importa! ¡Si voy a vender mi piso en las colonias por 180.000 €!…en definitiva, el cuento de la lechera otra vez. Y claro, como estamos en una “Aldea Global”, la Banca española acudía a sus “mercados”, es decir a las Bolsas Internacionales, para comprar dinero (que ella ya no tenía disponible) y volver a seguir prestando a otros que con sus escasos 1.000 € también querían su adosado de turno.
    Dada la penosa circunstancia de que con los 1.000 € no se llega muy lejos, pues empezamos a demorar los pagos, y como consecuencia de eso, nuestra Banca tampoco podía cumplir con sus compromisos (aunque ZP dijera aquello en NY de la salud de hierro de nuestra Banca)….y de ahí estos lodos.
    La culpa no la ha tenido la Constitución. La culpa la hemos tenido nosotros, por aquello que yo también quiero un caballo como el de mi vecino. Aunque posiblemente esta Constitución precise grandes retoques. Eso si es otro tema.

  3. Menos mal que me rebelé on

    Vaya estupideces que dice este señor. Es a mi juicio, y sin duda, lo peor que he leído en mucho tiempo. A la par que innecesario.

    Me gustaría ver el nivel de vida del autor. ¿Será un “pobre más pobre” o un “rico más rico”?

    ¿”Gobiernos ilegítimos”? ¿A su juicio qué vale más: Dos mil antisistemas, que aprovechan lo más mínimo para romper escaparates (aunque muchas veces sean hijos de empresarios los vándalos) o la voluntad de diez millones de españoles?

    La izquierda jamás ha entendido estar en la oposición. Solo son demócratas cuando ganan las elecciones. Tienen el síndrome “Cristiano Ronaldo”:
    – Quieren ser los únicos
    – Los que más ganen
    – Los que manden
    – Que la gente los vea
    – No les importa fastidiar a su equipo (o al país), en pro de su beneficio individual

    Si no, se enfandan

    Anda yaaaa

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies