El Ayuntamiento de Huelva destina 281.000 euros a ayudas para familias

0

El Ayuntamiento de Huelva ha reforzado este año el apoyo a las familias onubenses mediante un importante incremento de las partidas correspondientes a ayudas económicas. Más allá de los programas de intervención, los proyectos de convivencia y reinserción o la cooperación social, desde la Concejalía de Servicios Sociales, Familia y Juventud se han incrementado las partidas que suponen ayudas directas, destinadas a cubrir cuestiones de primera necesidad de las familias más desfavorecidas. En ese sentido, el Ayuntamiento de Huelva ha destinado 281.356 euros a ayudas directas para 372 familias onubenses.

Ante la crisis económica, con repercusiones extremas en familias que han pasado en apenas unos años de una situación normalizada a la precariedad, principalmente por culpa del desempleo, “el Ayuntamiento ha apostado por incrementar las ayudas directas, que puedan paliar situaciones de emergencia”, ha señalado la concejal de Servicios Sociales, Familia y Juventud, Pilar Miranda.

Aunque los Servicios Sociales Municipales no tienen competencias para aportar soluciones integrales, ya que se precisa la unidad de acción con las demás administraciones para trabajar en empleo, vivienda, salud y asuntos sociales, al ser el Ayuntamiento la Administración más cercana al ciudadano, “este año se ha mantenido la apuesta por la prevención, reforzando además, las partidas que permiten actuar con rapidez en situaciones de necesidad”, ha manifestado Pilar Miranda. Para ello, el Ayuntamiento dispone de las ayudas económicas familiares, las ayudas de emergencia social, las ayudas individuales y las becas o subvenciones por programas sociales.

En ayudas económicas familiares, el Ayuntamiento de Huelva ha invertido 197.330 euros, lo que supone un 31% más que el pasado año, llegando a 290 familias, 111 familias más que el año pasado. Se trata de una prestación complementaria de los Servicios Sociales Comunitarios que se otorgan a familias con hijos a cargo para prevenir su institucionalización o trabajar en su vuelta a casa si se ha producido alguna medida protectora de separación. Son ayudas para la reagrupación familiar que van acompañadas de un tratamiento técnico impartido por psicólogos, pedagogos y trabajadores sociales. Ayudas, por tanto que se conceden de oficio, que no pueden ser solicitadas de manera independiente por los ciudadanos, porque están vinculadas a objetivos definidos en un plan de trabajo elaborado por el equipo de trabajadores sociales para cada familia concreta.

Cada Proyecto de Intervención Familiar requiere un análisis profundo de la situación concreta de la familia para evaluar las causas de esa posible separación familiar y establecer las medidas necesarias para evitar la institucionalización del menor o para resolver los problemas que provocaron la desestructuración de la familia. La ayuda se contempla como un apoyo para avanzar en los objetivos generales, que van más allá de los puramente económicos.

Por otro lado, las ayudas de emergencia social se conceden a familias con bajos recursos para ayudarles a afrontar desastres puntuales en las viviendas. Son partidas que se reservan para situaciones de emergencia o accidentes en el hogar, que este año han supuesto una inversión de 9.121, incrementándose en un 109% respecto al año anterior, para atender a tres familias onubenses en situaciones de extrema necesidad.

Asimismo, las denominadas ‘ayudas individuales’ son recursos extraordinarios, que se establecen en momentos puntuales y durante periodos de tiempo muy concretos, para combatir situaciones de precariedad intensa. En ellas, el Ayuntamiento de Huelva ha invertido este año 4.905 euros, que han servido para ayudar a 9 familias onubenses.

Por último, en este apartado de ayudas económicas, se incluyen también las becas o subvenciones ligadas a proyectos de intervención social. En este sentido, este año se han otorgado 70.000 euros para los beneficiarios de los proyectos ‘Malika’, ‘Punto de Partida’ y ‘Gasba’, en los que están involucradas 70 familias onubenses.

El proyecto ‘Punto de Partida’ está dirigido a formar a 17 mujeres de Pérez Cubillas para trabajar en el Servicio de Ayuda a Domicilio. Está incluido en los programas de intervención social del Centro Social Lazareto para fomentar la empleabilidad. Por su parte, ‘Gasba’, también incluido en los programas del Centro Social Lazareto, está destinado a ayudar a 23 familias a escapar de la exclusión social, mediante el desarrollo sus propias capacidades para conseguir conductas responsables, en las que la autoconfianza, autodeterminación y ayuda mutua se conviertan en las claves para escapar de la exclusión. Finalmente, el programa ‘Malika’ que ha cumplido este año su séptima edición, está protagonizado por un Grupo de Autoayuda de mujeres inmigrantes en Marismas del Odiel, que tiene el objetivo de trabajar para favorecer su integración en la ciudad, fomentar las relaciones interpersonales y ayudarles en su proceso de convivencia multicultural. Actualmente, el grupo está formado por 30 mujeres, principalmente marroquíes, pero también ecuatorianas, nigerianas y colombianas, con un perfil de edad entre 23 y 60 años.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies