GRADERÍO
La ventaja del deber cumplido
[Paco Gamero]

0

GraderíoCierto es que la Liga en Segunda División es la historia interminable. Que 42 jornadas dan para mucho, en lo bueno y en lo malo. Pero nadie puede decir que el Recreativo de Huelva no haya hecho los deberes en el momento del cambio de vuelta. Al paso del Ecuador en la Liga, el Decano presenta números más que aceptables, en la línea de lo que hubieran firmado muchos de sus aficionados cuando la pelota empezó a rodar en el ya lejano mes de agosto.

Con 28 puntos en el zurrón el Recre encara la última jornada de la Liga en su primera vuelta ante un Huesca que, precisamente, tranquilidad no tiene. Tocado desde el principio de la Liga tras la ‘espantá’ de Fabri, su banquillo trituró a Antonio Calderón y a Ángel Royo, hasta que en el colmo
de la desesperación sus dirigentes han confiado en Jorge D’Alessandro como última opción para salir de la zona de descenso. En la tarjeta de presentación del técnico argentino figura que funcionó como revulsivo con el Salamanca, hace varias temporadas, pero no con el Nàstic en la pasada. Esto yo lo llamo una moneda al aire.

El Recre llega a este envite, para su bien, con la tranquilidad que otorgan 28 puntos y una posición cómoda en la tabla. Ahora mismo, un capítulo antes de acabar la primera vuelta, el Decano tiene una ventaja de diez puntos sobre los puestos de zozobra y está sólo a tres de la promoción de ascenso. El equipo de Sergi ha cumplido con creces en esta primera entrega
liguera. Con altibajos, con luces y sombras, ha dejado claro que las fatiguitas de la pasada campaña son historia.

Evidentemente al Recre aún le queda mucho camino por recorrer en esta Liga para considerarse a salvo de cualquier contingencia -éste que escribe sólo le pide que se salve-, pero lo que nadie puede negar es que las sensaciones que emana es la de un equipo que no pasará apuros y que, dada la igualdad que reina en esta categoría, a poco que gane todavía más regularidad, va a
estar en la pelea por la promoción. Pero eso es el añadido, no el objetivo.

Llega a Huesca con mucho que ganar y relativamente poco que perder. No estar acuciado por las urgencias -sí el rival, por cierto- es una ventaja hoy en día. El Recre lo sufrió en sus carnes en la pasada campaña y si no son por causas exógenas a estas alturas quizá en estas líneas se estaría
hablando de la visita a Lucena, a Sanlúcar o a Loja, dicho con todo el respeto del mundo. En esa tranquilidad debe cimentar su juego el Decano, que si se aproxima al que se vio en el último partido de 2012 en Córdoba, no duden que se traerá los tres puntos.

El único problema del reconocible Recre de este año es que, en ocasiones, se muestra muy contumaz en exponer sobre el campo ese sello identificativo que le lleva a arriesgar demasiado y a cometer errores infantiles. Como muestra, el botón del gol del Sporting, una catarata de imprudencias con la denominación de origen de querer sacar siempre la pelota al toque.

No jugar bajo la presión que sí lo hará el Huesca es un arma a utilizar por este Recre de Sergi para cerrar la primera vuelta con un nuevo alegrón para sus incondicionales, un afición que, no se olvide, prefiere que su equipo se salve jugando como lo hace ahora aún arriesgando y fallando demasiado, a hacerlo con el aburrimiento como bandera de un fútbol metalúrgico que
trabajito costará olvidar.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies