Rui Fernandes, Diego Ventura y Andrés Romero cortan doce orejas y tres rabos en tarde triunfal en Escacena

0

Los tres rejoneadores triunfaron en Escacena.

(Texto: www.ambitotoros.blogspot.com) Plaza de toros portátil instalada en el recinto ferial de la localidad del Campo de Tejada, magnífica temperatura, llenazo en la plaza, 2000 personas.Ganado de Conde de Cabral, de diversa presentación, el primero menos, el resto a más y de buen juego destacando segundo y quinto, este premiado con la vuelta al ruedo.

Rui Fernandes, a la Federica, dos orejas y dos orejas y rabo.

Diego Ventura, dos orejas y dos orejas y rabo.

Andrés Romero, dos orejas y rabo y dos orejas.

La terna salió a hombros

Meter 2000 personas en una corrida de toros que se da en una localidad cuyo censo asciende precisamente a 2077, según san google no puede calificarse en este 2012 más que como un éxito, venimos de una plaza como la de El Puerto, que con Corrida Real, reyes y tres figuras no logró congregar más de 4000 personas, por no habalr del día siguiente donde tres toreros de la tierra apenas convocaron a 1000 almas taurinas en pena. De ahí la importancia de la tarde de ayer, un ayuntamiento que hace las cosas con cabeza, contando montones como los contables antiguos de manguito y honradez cabal, un equipo e de Andrés Romero que cuida el detalle, los precios, la publicidad, la presentación del cartel, las mulas de arrastre, la banda de música, los tres alguacilillos, hasta el pobre Paco “el Panadero” que tomo tierra desde su jaco en el paseíllo. Y lo que bien se hace bien parece y ver a Escacena del Campo volcada con su torero es emotivo y entrañable, más cuando se hace acompañar por dos figurones de esto del rejoneo que vienen con ganas de triunfar y poner el listón muy alto.

Desde la salida se vio el plan, triunfar a caballo ganador, a toreo cabal Ruis Fernándes hizo las cosas con gusto y torería ante el toro más parado de la corrida, con Quiebro anduvo cumbre dejándose llegar al toro y con Mexica puso la plaza en píe a base de piruetas y suertes fundamentales, calvando siempre con pureza y reunión mato bien y cortó dos orejas que marcaron el tono de la tarde. Al cuarto, que brindó al torero local y compañero de cartel, Andrés Romero le formó un lío con Vivalde, galope de costado templando, y piruetas, metíendose entre el toro y las tablas, donde no se cabía, Con Vital remató en banderillas cortas de importancia y cortó el rabo.

Diego Ventura triunfó en su doble condición de ganadero, muy buen son de los del Conde de Cabral y de figurón del rejoneo. Desde que paró al buen segundo con ese espectáculo que es Buena Vibora, dos rejones de castigo e el sitio, Pegaso volvió a demostrar que es un caballo estrella y Ordóñez tuvo la facultad de transmitir su pureza y llegar a los tendidos, su expresividad y su fuerza en el embroque lo hacen fácil, Mato tras poner banderillas cortas con Marquesam que es un taco de yegua en hispanorabe.

Pero fue en el excelente quinto donde vimos al figurón del toreo que es Diego, disminuido, con una fisioterapeuta en el callejón, el hombro encogido y con tratamiento analgésico, el hispanoluso formó una traca de impresión con Nazarí , recorriendo el anillo en ambos sentidos tres veces con el burel a centímetros de la grupa, brindis al público tras cada par, todo con limpieza de trazo y seguridad, clavando al estribo y en una moneda, una gran tarde rematada con los de muerte que fueron efectivos.

Pero la tarde era de Andrés Romero que quería devolver a su pueblo el cariño que siempre ha recibido de Escacena, en Atarfe,,en Huelva en cada día de entreno y entrega al caballo. Desde la salida se le vio entregado, Brinda a su madrina y sobre Ebano comienza una faena vibrante en la que tras un quiebro pierde píes y es arrollado, susto y emoción que hace que su plaza se entregue y en banderillas la monta por todo lo alto con Ben-Hur, serio, arriesgando, en los terrenos más complicados del toro, que estaba herido y se fue complicando durante la lidia. Con Bambú está inmenso, dando ventajas al toro y resolviendo con bravura, cortó el rabo

Al sexto lo cuajo de inicio a fin y sólo el hecho de tener que descabellar en la muerte de brqavo del de Cabral le impidió cortar el segundo rabo, brinda la faena a su novie, la paciente que soporta la pasión de Andrés, y sobre Perseo marca la línea de riesgo y verdad que quiere imprimir a su segunda faena, se deja tocar, con Cantú piruetas e la cara y con Guajiro llega al culmén, Faena intensa, de mucho sabor y otro aldabonazo de este Andrés Romero que sigue ilusionando a la parroquia

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies