LUZ DE GAS
Dar trigo
[P. López Villarejo]

2

Frente a las propuestas de racionalización de gasto, reordenación presupuestaria, no tocar los salarios de los funcionarios (ya los tocó y por primera vez esa desgracia que fue para la España democrática Rodríguez Zapatero) salvar de todo punto cualquier agresión a la enseñanza y la sanidad, etc., el Sr. Griñán, del PSOE, apuntalado por el Sr. Valderas (de IU) no ha tenido empacho en llevar a cabo el mayor tijeretazo que se ha dado, hasta el momento, a los pobres y sufridos salarios de los pobres y sufridos funcionarios (los insustituibles peones de esa partida de ajedrez que juegan las piezas grandes del tablero andaluz: médicos y maestros, profesores y enfermeros, policías y fuerzas de seguridad, trabajadores de la Justicia y administrativos de múltiples áreas, en fin personal de toda clase de servicios imprescindibles para el funcionamiento de la Administración o sea del mismo Estado… Casi doscientas setenta mil personas, más de doscientas mil familias que, aguantados la mayoría en salarios más que cortos supieron seguir, eficiente y humildemente su trabajo cuando aquí todo el mundo se forraba gracias a eso tan etéreo pero tan violentamente real como fue la etapa del pelotazo.
Que Griñán mienta descaradamente y haga justo lo contrario de lo que dijo, no nos extraña. Así como que justifique esta agresión en el mandato de controlar el déficit dictado por el Gobierno de España atendiendo a los imperativos de Europa. Su predecesor y maestro le enseñó el camino del despilfarro, y los mefíticos ERE –un pozo sin fondo con cuya cuantía, dicen, no hubiera sido necesario ajuste alguno- ayudan a entender la ética , y la estética, de esa forma de hacer política. Pero que un partido que ha hecho de la defensa de los trabajadores su bandera y de alguien que ha prometido públicamente que si se ‘sacrificaba’ y entraba en el Gobierno era solo y exclusivamente para embridar las políticas nefastas de gasto y recorte y para garantizar que los trabajadores no iban a pagar la crisis, como mínimo nos produce un gran asombro.
Una vez más, y de forma dramática, se ha constatado lo diferente que es predicar de dar trigo. Y aunque el refranero español es prolijo en sentencias cuya función es prevenir sobre los charlatanes e incumplidores (“El escudero de Guadalajara, de lo que promete a la noche no hay nada a la mañana”; “Los de Peñaranda, lo que dicen a la noche no lo cumplen a la mañana” y, de forma más abrupta, “Mucho prometer hasta meter pero una vez metido nada de lo prometido”), siempre caemos, nos dejamos engañar, de la misma forma -decía Fouillé que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”- aunque, es cierto, no por los mismos. Eso sí, por los de siempre.
¿Como justificará Valderas ante sus propios compañeros esa actitud sumisa ante la terrible agresión al colectivo que acaba de noquear y del que no solo parten muchos de los votos que lo pusieron en el sillón de la descafeinada vicepresidencia que ostenta, sino que son los mismos de cuyo consumo ahora cercenado –en una Andalucía con un paro desbocado- dependería que la economía no se colapsara?
Quizá si Valderas solo hubiera pactado con Griñán la investidura y su apoyo puntual –cuando las disposiciones no hirieran ni su ideología ni su programa electoral-, sin mancharse en un gobierno de historial corrupto y que no es capaz de sacrificar prebendas ni otros capítulos presupuestarios que no sean inversiones y sueldo de funcionarios (televisión, gastos suntuarios excesivos, pesada maquinaria administrativa y de representación, publicidad, etc.), la coalición de izquierdas que representa no se vería ahora entre la espada de defender su papel en el gobierno andaluz y la pared de decepcionar profundamente a sus afiliados y votantes añadidos por tan grave atentado a sus principios programáticos.
Esta mañana se hacían apuestas entre un amplio grupo de profesores de diversos niveles e ideologías sobre que ocurrirá antes, si el desembarco de Valderas en el PSOE como antes lo hiciera Rosa Aguilar (si éste partido lo aceptara una vez que no lo necesite), o la purga crítica de su propia coalición en la que, me consta, hay honestos y muy preparados miembros a los que todo esto les está produciendo no solo dolor de cabeza sino de estómago. Con las consiguientes náuseas.
El PSOE es especialista en dar a sus socios el abrazo del oso: tan fuerte, tan fuerte, que los mata. Me falta averiguar si este oso abrazador es el mismo cuya piel vendió antes de cazarlo el Sr. Arenas. Ya les cuento.

Compartir.

2 comentarios

  1. M. Vélez on

    Tú es que eres muy de izquierdas, como demostraste en el ayuntamiento cuando te forraste a costa de casi cargarte el festival de cine, maestro…

  2. Aurelio Pino Dominguez on

    El camarada Valderas (¿No es cómo se denominan los comunistas?), ha hecho una apuesta por sus intereses (a los privados me refiero) y ha preferido ser honrado con el cargo de Vicepresidente Florero y Consejero de Gobernación Maceta (es que es muy hippy)antes que pactar unicamente la investidura del Sr. Griñán (el Oso Barbado de este cuento), pues con ello no hubiera propiciado beneficio alguno para sí (los intereses de IU, para más tarde). Aunque de momento tanto su Vicepresidencia es un justificante para cobrar una ENORME NOMINA, así como la Consejería de Gobernación, es otra ENORME NOMINA (por el cobro de ambas, tendrá que padecer el engorro de hacer la oportuna Declaración a Hacienda…creo), bueno, pues lo interesante de tales nominaciones (para él) es que para que no se “canse”, previamente le han vaciado de contenido ambos cargos, siendo la más perjudicada la actual Consejera de Presidencia, que con anterioridad ha asumido las competencias de la Policía Autónoma y por tanto la vigilancia del cumplimiento de acuerdo con la Leyes que rigen para los PGU. También se ha beneficiado al mismo tiempo, la camarada cacerolera de Córdoba que siendo la actual Consejera de Obras Públicas, ha sido desposeida de la supervisión y aprobación de los PGU de toda Andalucía. Y también ha sido favorecida la camarada cacerolera porque con los “recortes forzosos” no la dotan ni de 1 € para iniciar obras en este Ejercicio Fiscal…por el momento (mientras dure en el cargo, claro…). Pero ambos camaradas, Valderas y la cordobesa, se lo van a llevar calentito, y una “morterá” que dicen por Córdoba. Del Consejero de Turismo, “Manolo el Malagueño” le llaman cariñosamente, pues lo mismo, buen sueldazo, despacho chulísimo, un peazo carro en la puerta, y mucho dinerito para eventos,…solo para eventos, que cuando acudan el Sr. Griñan y su Florero no pueden faltar buenas gambas, morunos, chanquetes, choquitos fritos, jamón de Jabugo 8 Jotas y lo que se tercie, si no, ni son eventos ni son ná. Lo del barquito por París, todo se andará para cuando lo mande le Monsieur François Hollande, y si no lo manda, pa echaos pa l’ante mosotro.
    ¿Cuanto durará este romance?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies