Nacho Molina emociona desde el corazón de Huelva

0

Nacho Molina acompaña a la Patrona de Huelva en su traslado desde la hornacina al paso procesional. (Celia HK)

El exaltador de la Virgen de la Cinta, Nacho Molina, cofrade y persona muy vinculada a los medios de comunicación onubense desde hace años, lo ha dicho varias veces este sábado desde el púlpito del Santuario del Conquero: “Qué difícil es creer en la Virgen lejos de Huelva”. Sustentó sus palabras en imágenes marianas que sólo afloran en esta tierra. Sólo Huelva tiene el Conquero. Sólo Huelva tiene el Odiel. Sólo Huelva venera a la Virgen de la Cinta, su Patrona.

El exaltador, durante su intervención. (Celia HK)

Nacho Molina fue presentado por el hermano mayor de la Hermandad de la Cinta, Manuel Roméu, en una alocución que subrayó tanto la raíz huelvana del orador como su profunda conexión con el mundo de las hermandades. “Choquero de verbo fácil atraído desde pequeño por las tradiciones de Huelva”. La frase lo resume casi todo. Pero, por si aún quedaba alguna duda, también enumeró los muchos pregones que a sus 27 años ha dado y los numerosos medios de comunicación en los que ha dejado estampada su firma.

La oratoria del exaltador enganchó con rapidez a los huelvanos que ocupaban los bancos de la ermita con una historia que tenía a la Virgen y su pequeño hijo como protagonistas. Verbo fácil, ya lo dijo Roméu. Y además profundo sentimiento. A lo que hay que añadir que es un notable conocedor de las cosas de esta tierra. Y eso se nota cuando

Manuel Roméu presenta a Nacho Molina. (Celia HK)

alguien se dirige al respetable en el corazón de uno de los más sagrados símbolos de esta ciudad. Consecuencia: que durante su exaltación arrancó en varias ocasiones sonoras ovaciones. Y no era para menos.

Antes de comenzar la intervención de Nacho Molina había tenido lugar la misa en la que fueron impuestas las medallas a los nuevos hermanos, tras lo cual el hermano mayor de la Cinta cumplió con el ritual y trasladó a la imagen de la Virgen Chiquita desde su hornacina al paso procesional. Los vivas a la Reina del Conquero no dejaron de sonar.

Cierto que en la víspera de la que sin duda será una multitudinaria bajada no había muchos onubenses en la ermita. Exclusivamente los justos. Pero sí había onubensismo. Auténtico onubensismo. Y más

La ermita del Conquero registró una notable presencia de huelvanos. (Celia HK)

concretamente huelvanismo. Porque todos los que presenciaron los actos eran profundamente huelvanos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies