El cuarto informe sobre los huesos de la finca Las Quemadillas también concluye que los restos son humanos

0

El furgón policial que traslada a José Bretón sale de la finca de Las Quemadillas este martes. (Pedro Funes)

El cuarto informe encargado por el juez instruye el caso de la desaparición de los niños Ruth y José ha arrojado como conclusión que los huesos encontrados en la hoguera de la finca de Las Quemadillas, en las afueras de Córdoba, son humanos, según ha informado el diario El País.Este informe confirma los ya realizados por el forense Francisco Etxeberria y el paleontólogo José María Bermúdez de Castro y con el mismo se decanta la balanza de manera evidente de un caso que parecía encaminarse a un callejón sin salida tras el primer informe, realizado por una técnico de la policía científica, que indicaba que los restos eran de pequeños animales.

Fuentes de la investigación citadas por El País aseguran que el informe llegará en breve al juez. El Instituto Nacional de Toxicología, con sede en Madrid, ha incorporado la opinión de expertos ajenos al centro, y en concreto, de la Universidad Complutense. Uno de los especialistas que ha analizado los restos es el director de la Escuela de Medicina Legal de la Complutense, José Antonio Sánchez, profesor titular del departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria.

Ahora faltaría un segundo estudio para tratar de encontrar restos genéticos, algo que algunos expertos han considerado prácticamente imposible después de que los huesos hubieran estado expuestos a temperaturas cercanas o superiores incluso a los 800 grados. Con estas temperaturas desaparecen los restos de ADN, de los que prácticamente no queda rastro a partir de los 300 grados.

El Instituto de Medicina Legal y Forense de Galicia (Imelga) con sede en Santiago podría realizar un último examen a esos huesos para intentar identificarlos por ADN.

Pero el ADN no es imprescindible para que el caso pueda darse por cerrado en lo que a la instrucción se refiere, porque las nuevas pruebas sobre que los restos óseos son humanos, de niños para ser más exactos, no hacen sino colocar en cada lugar las piezas de un puzzle que hasta hace unos días no acababa de recomponer la Policía ante el error inicial del primer informe. Las pruebas acumuladas por la Policía, las contradicciones de José Bretón y la constancia de que en la hoguera (un horno crematorio casero) había restos de huesos de niños de corta edad son más que suficientes para que el padre de los menores sea acusado por el juez de un doble delito de asesinato.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies