Moguer difunde en septiembre la faceta pictórica de Juan Ramón

0

Pieza del mes de septiembre.

Este miércoles se ha presentado en la Casa Museo Zenobia-Juan Ramón Jiménez una nueva edición de la ‘Pieza del Mes’, un proyecto que pretende difundir algunos de los elementos más interesantes del legado juanramoniano, y que nos acerca en este mes de septiembre a la faceta pictórica del genial literato moguereño, a través de dos cuadros del autor de Platero y Yo.

La presentación de las obras corrió a cargo del Director de la Fundación del Nobel, Antonio Ramírez, quien destacó la importancia de esta nueva adquisición que ha sido realizada por la Diputación Provincial de Huelva.

La concejala de Cultura Lourdes Garrido incidió ‘en la importancia de rescatar y proyectar la faceta artística del Nobel moguereño, que durante su adolescencia y juventud se sintió muy atraído por el mundo de la pintura’.

Siendo todavía un niño que cursaba estudios en el colegio San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, Juan Ramón manifestó sus primeras inclinaciones artísticas con poemas y dibujos. Con 15 años el poeta se traslada a Sevilla con su hermano Eustaquio donde su inquietud pictórica le lleva a asistir a la academia del pintor gaditano Salvador Clemente. El mismo Juan Ramón explica lo que supuso para él el descubrimiento de la pintura, la música y la poesía: ‘Primero se despierta en mí el amor a la pintura. Luego, a la poesía. Luego a la música (a la pintura de los primeros años de la niñez a los 15 o 16. A la poesía de los 15 o 16 en adelante. A la música de los 20 en adelante). Luego, primero, disminuye el amor a la música. Luego, a la pintura. Aumenta siempre el amor a la poesía (y literatura) como arte completo’.

Prueba de la incursión en las artes plásticas del Nobel moguereño son los dos cuadros que ocuparán durante las próximas semanas un lugar privilegiado en el recorrido museográfico por la Casa del Andaluz Universal y su esposa. El primero es un retrato de un soldado realizado en 1895 cuando el poeta contaba con apenas 14 años, y titulado por el propio autor como ‘Aprés la Bataille’ (después de la batalla). El segundo, del que no se conoce su fecha exacta, parece pertenecer a su etapa de alumno en el taller de Clemente, ya que se trata de un paisaje, anotado por el poeta como ‘Bocetos’, de los que seguramente el maestro gaditano encargaría como ejercicio a sus discípulos.

La Pieza del Mes ya nos ha permitido descubrir una carta que Juan Ramón Jiménez remitió al entonces joven poeta Curro Garfias, o admirar el álbum de recuerdos de Zenobia Camprubí entre otros documentos que la Fundación que custodia el legado del Nobel nos ha ido mostrando en los últimos meses.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies