Transcripción íntegra del discurso pronunciado por el rector de la Universidad

0

SOLEMNE ACTO DE APERTURA CURSO ACADÉMICO 2012/13

Hoy, día del equinoccio que llamamos autumnal, en el que dejamos atrás el verano para entrar en la estación otoñal, es el tiempo del cambio, cuando iniciamos un nuevo curso académico con el objetivo de repetir el rito de la transmisión del conocimiento, la fiesta del saber. Igual que la naturaleza aprovecha el otoño, y el invierno para prepararse para dar sus frutos en primavera y verano, nosotros simbolizamos hoy el nacimiento de un nuevo curso en el que, con ilusión renovada, docentes y discentes pondremos todo nuestro esfuerzo para que el conocimiento se cree y florezca en nuestra sociedad.

Porque una de las características que definen una sociedad avanzada es que se cimienta sobre la educación, pilar que sostiene nuestra convivencia. Por ello, ahora, en tiempos de zozobra, la educación es el principal arma con la que luchar contra los elementos.

Al celebrar nuestra renovación, miramos atrás el curso que cerramos y delante por el que empezamos.

En todos mis discursos institucionales cito algún poeta onubense. Hoy lo hago en la figura de mi compañero académico y padre de nuestro Vicerrector de Extensión Universitaria. Se trata de uno de nuestros poetas vivos más importantes, José Manuel de Lara que nos da una visión de cómo se recuerda lo querido, para nosotros cómo añoramos nuestra universidad en el curso pasado:

Como aquel que se asoma a una ventana

y contempla la vida indiferente

en tu cristal ponía yo mi frente

asomado a tu cielo una mañana

Y me cegó tu luz, que eras hermana

de mi sol andaluz, pleno y ardiente

tú eras blanca y azul y transparente

bordando una promesa ya lejana

Desde entonces mi voz te va llevando

sobre el aire. Y así te va cantando

rompiendo tu serena lejanía.

Que aún parece que te llevo iluminada,

pequeña y escondida. Abandonada

muy dentro de mis ojos. Todavía

Precioso soneto que nos muestra el cariño a lo que pasó, que aquí personificamos en el curso que ahora acaba.

Por ello, hoy rendimos cuantas con la sociedad, a la que nos debemos. En su memoria, el Secretario General ha expuesto con síntesis y rigor la memoria del curso académico 2011-2012. Al oírla, hemos podido recordar las emociones, alegrías y esfuerzos desempeñados para culminar felizmente el curso académico a pesar de las dificultades.

Como sin duda lo han hecho los nuevos doctores y doctoras, a los que felicito por vuestro esfuerzo.

Este curso pasado nuevamente hemos batido nuestro record, llegando a las 60 tesis leídas. Este es quizás el indicador más importante de nuestro desarrollo, hace sólo unos años apenas pasábamos de la decena.

Uno de los hitos del progreso es el número de doctores de una sociedad. La nuestra avanza en este campo, si bien es necesario que todos aprovechemos ese potencial. Las empresas y las instituciones deben valorar y utilizar a los doctores, como ocurre en otros países que están resolviendo mejor que nosotros los avatares de la crisis.

Y vosotros, querido doctores, el reto ahora es transferir a la sociedad vuestras investigaciones, ya que ahora tenemos “necesidad” de una nueva economía productiva basada en la innovación, el conocimiento y la tecnología. Porque, como decía Max Planck, “La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real” y ese mundo real nos está demandando nuestro esfuerzo. La sociedad debe ponernos sus problemas y nosotros hemos de darles soluciones.

También quiero felicitar al profesor Sebastián de Soto Rioja, por su magisterio en un tema tan importante y de tan rabiosa actualidad como la “Reestructuración del Empleo en la Administración Pública”.

Todos miramos a los poderes públicos buscando que nos resuelvan nuestros problemas y hoy día esas mismas administraciones están más preocupadas en intentar no ser ellas mismas el problema.

Querido Chano, muchas gracias por tu magisterio, hoy como clase magistral, y siempre como un catedrático de nuestra Universidad.

Todas las administraciones públicas tenemos la obligación de adaptarnos a las nuevas circunstancias. Nosotros venimos haciéndolo desde hace ya unos años. Intentando ser más eficientes, rebajando sistemáticamente nuestro presupuesto público y dando mejor servicio.

Quizás el principal problema es el del personal. Nosotros también estamos haciendo la adaptación de nuestra institución sin hacer un corte traumático en el empleo. Esa es quizás una de las asignaturas pendientes de toda la reforma laboral, incluida la de las administraciones públicas.

Siempre es mejor que una persona esté trabajando a que esté cobrando el desempleo, por ello, el objetivo del trabajo debe ser nuestro primer empeño en todas nuestras decisiones.

Especialmente quiero referirme al empleo juvenil. De todos nuestros problemas es el más acuciante. España se sitúa a la cabeza de los países desarrollados en desempleo juvenil y también en el de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, los denominados “ninis”. El empeño de todos debe ser acabar con esta lacra. Los jóvenes deben tener su proyecto de vida organizado, sentirse útiles a la sociedad y dar lo mejor de si mismos.

Nuestro sistema productivo se ha resentido durísimamente con la crisis, debemos volver a construir ese tejido productivo, especialmente en nuestra provincia, donde la inversión privada es mucho más importante que la de una administración pública que nos olvida con demasiada frecuencia.

Todos hemos de ser más proactivos, más emprendedores y hacer de la innovación nuestro objetivo. Y es labor de todos ayudar a que las nuevas empresas florezcan, si queremos tener un futuro en el que decidamos por nosotros mismos.

Hemos de valorar a los empresarios, a los que se arriesgan, a los que ayudan a la sociedad a través de asociaciones, en suma, los que forman parte activa de una colectividad que debe ensalzar a esas personas que facultan el trabajo de los demás. Personas que se sienten olvidadas, cuando no rechazadas frente a los grandes encumbrados por nuestra sociedad, los famosos que casi nada aportan, sin que a veces veamos que en el trabajo duro está el futuro de nuestra tierra.

Como lo son los nuevos doctores o los muchos investigadores que trabajan todos los días en nuestros despachos y laboratorios. Son personas abnegadas para las que no existe ninguna distracción, que dan su juventud al reto de la investigación.

Desgraciadamente nuestra sociedad no valora ni aprovecha, como sí lo hacen otros países que tienen precisamente en el trabajo de los investigadores fundamentado su desarrollo, y que para seguir teniéndolo nos solicitan constantemente que nuestros investigadores se vayan fuera, donde tienen una muy alta tasa de éxito.

Por ello, abogamos por el empleo, tanto en las empresas como en las administraciones públicas, eso sí, productivo. Hemos creado un sistema laboral extremadamente regulado que si bien garantiza al que tiene trabajo sus derechos, no favorece la creación de empleo. La reforma laboral ha intentado flexibilizar dicho mercado, pero lo hecho sólo ha sido interpretado para el despido y no hacia la contratación.

Todos debemos orientarnos a la creación de empleo, los poderes públicos tenemos que estar creando planes laborales y las empresas también, no debemos estar todo el día pensando en las macromagnitudes económicas, sino en las microeconómicas.

Mucho se consigue sumando desde lo pequeño, decían los economistas clásicos. Cada empleo suma y además no resta con subsidios, prestaciones y otras ayudas, por lo que hemos de orientarnos al empleo, aunque ello suponga merma de algunos derechos de todos los que tenemos trabajo, no podemos seguir teniendo a nuestra mejor generación en el banquillo sin jugar.

Por ello, en nuestra Universidad, a pesar de adversidades tenemos contratados, además de nuestros profesores y Personal de Administración y Servicios a más de 300 jóvenes investigadores adscritos a proyectos de investigación o becarios, y seguimos intentando contratar a todos los que podemos en las distintas figuras de profesorado, permitiendo una carrera académica que es muy larga y difícil. Son muchos los impedimentos legales que van surgiendo al desarrollo de nuestros profesores, que a veces perciben que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte crea más problemas de los que resuelve.

Somos del grupo de universidades que seguimos con nuestra política de crear esa cantera joven de académicos que será nuestra fuerza en el futuro y no vamos a renunciar a ella por mucho que se empeñen los que no miran al fututo.

Inauguramos un nuevo curso y dejamos otro atrás en el que hemos llevado a cabo numerosos proyectos. En el día de hoy, tenemos la oportunidad de revalidar nuestro compromiso social, y de compartir con todos Ustedes inquietudes, problemas, logros e ilusiones. Por ello, como es tradición, hacemos balance de las actuaciones realizadas y enumeramos los retos para el curso que ahora comienza.

Todos sabéis que somos una Universidad muy activa, y que nos movemos mucho para conseguir proyectos y financiación para nuestra tierra.

Seguimos con los campus de Excelencia, que ya van dando fruto en nuestra tierra, sobre todo el agroalimentario. A nuestro CIDERTA en el Parque Huelva Empresarial se va sumando la planta experimental de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación ya casi acabada y nuestro centro de experiencias piloto, que serán para nuestra tierra un revulsivo en la producción y comercialización de nuestros productos agrarios.

En este curso hemos obtenido un segundo Campus de Excelencia (el máximo sello que puede obtener una Universidad en Europa), CEIMAR, sobre todo lo relacionado con nuestra costa y la pesca, que ya está empezando a funcionar con una escuela internacional de doctorado.

Hace cuatro años aprobamos el Plan Estratégico, en el que colaboraron todos los sectores de nuestra institución. Tras la evaluación realizada vimos la necesidad de hacer uno nuevo, pues ya habíamos ejecutado la mayoría de los objetivos y cumplimos gran parte los 600 indicadores, que miden factores como la Excelencia en la calidad docente, bilingüismo, acreditación de los títulos, indicadores de investigación, planificación estratégica, responsabilidad social, cumplimiento económico y de ahorro, etc.

Algunos de estos objetivos coinciden con el Contrato-Programa con la Junta de Andalucía, que, gracias a este esfuerzo, hemos cumplido nuevamente el 100 % de los indicadores. Casi ninguna universidad ha conseguido este porcentaje.

Desde este año tenemos ya aprobado y en funcionamiento el nuevo Plan Estratégico, con un horizonte 2012-2015, en cuya elaboración han participado todos los estamentos de nuestra Universidad, así como la sociedad onubense.

Seguimos poniendo en marcha numerosas ideas e iniciativas que nos están permitiendo avanzar y convertirnos en una institución pionera en muchos campos, Y para ello, necesitamos la ayuda de todos y todas.

Estas actividades nos han llevado a progresar en todos los sentidos. En los Rankings seguimos siendo de las universidades españolas que más crecemos. Y seguimos, por segundo año consecutivo en el primer lugar del Ranking nacional de posgrados con menciones de calidad, ahora llamados con mención de excelencia, ámbito el de los posgrados, en los que la Universidad de Huelva ha conseguido situarse en los últimos años entre los mejores centros de nuestro país.

Nuestra Universidad, como institución implicada con la provincia ha iniciado un proceso de inversión en el sector que consideramos va a revolucionar nuestra tierra, el energético, en el que ya somos un gigante y en el que seguimos invirtiendo en investigación. Quiero resaltar el Centro de Investigación de la Energía en el Parque científico y Tecnológico.

Estamos concurriendo a numerosas convocatorias competitivas y ya hemos conseguido el edificio, 10 M€ y un acelerador de partículas único en el mundo que va a ser uno de los principales núcleos de investigación en altas energías a nivel internacional, en el que ya tenemos 15 millones de € para hacerlo y otros 7 para aplicarlo con un importante número de empresas. Se trata de la mayor inversión en investigación en la historia de nuestra universidad y de nuestra provincia.

Seguimos creando centros de investigación, además, con todo su presupuesto externo. Ni siquiera sus directores cobran por su labor, de forma que tenemos ya aprobados y la mayoría en funcionamiento 12 centros, que versan sobre inteligencia territorial, didácticas especificas, el Desarrollo Integral de Zonas Mineras en Declive, Ingeniería en Minería Sostenible, Investigación de la Energía, Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, Migraciones, Química Sostenible, Salud y Medio Ambiente, Física Teórica y Matemática, Tecnologías de Productos o Patrimonio.

Otro de nuestros grandes retos es la adaptación al EEES, que está siendo tan positivo para nuestra Universidad, y que nos ha permitido mejorar nuestra docencia y racionalizar los grupos, con muchas más clases prácticas en grupos muy reducidos.

Ofertamos este curso que comienza 28 grados, cuatro dobles grados y doce dobles grados internacionales, cinco segundos ciclos, así como 29 másteres oficiales. Títulos que han sido certificados por la Agencia Nacional de Acreditación y el Ministerio de Educación y que se están implantando con numerosos cambios en las metodologías docentes, administrativas y de infraestructura. Siempre buscando que nuestros estudiantes resulten los grandes beneficiados de este avance que casi es una reinvención de la universidad.

Este curso iniciamos una titulación única en las universidades públicas andaluzas y españolas “Gestor cultural” que estamos seguros que nos dará la posibilidad de formar a profesionales cada vez más demandados. Animamos a todas las instituciones, ayuntamientos y empresas a que si lo desean matriculen a sus empelados en esta titulación.

Y es que estamos en el momento del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Os animamos a todos a estudiar, además, a precios públicos, tanto en los grados como en el posgrado.

Contamos con importantes infraestructuras orientadas a la docencia e investigación. La Universidad de Huelva cuenta con 59 edificios y 160.000 m2 construidos, a los que se añaden este curso la primera fase de nuestro nuevo Centro de Proceso de Datos.

También hemos mejorado mucho en la comunicación interna y externa de nuestra Universidad. Este mismo acto, por ejemplo, como en el año anterior está siendo retransmitido en directo por Uniradio y por UNITV, nuestro canal de Televisión. Saludamos a nuestros oyentes y televidentes. Tenemos unos magníficos estudios de televisión cuya financiación ha venido íntegramente desde convocatorias competitivas del Ministerio, que nos están permitiendo mejorar enormemente la parte no presencial de numerosas asignaturas.

Nuestra Radio ha realizado más de 2.300 horas de producción propia, con más de 60 horas de programas a la semana, en un esfuerzo que cada vez está siendo más reconocido por todas las radios universitarias españolas, cuya asociación ha sido promovida desde Uniradio. Simplemente indicar que sus programas han sido descargados de su página web como podcasts desde 107 países diferentes.

Seguimos con la internacionalización como factor clave de calidad de nuestra institución. Casi el 10% de nuestros alumnos son internacionales. Esta semana han llegado más de 500 alumnos, sobre todo de Europa, pero también de Iberoamérica o china, que ya están aquí para el comienzo de curso.

Estamos liderando proyectos que unen a las universidades españolas, como Certiuni, la plataforma de certificación universitaria de la que llevamos aquí en Huelva la presidencia a nivel nacional y la secretaría permanente, con la que certificamos competencias lingüísticas, informáticas y capacidades personales. O el proyecto “Porta laurea”, con el que estamos centralizando en la Universidad de Huelva la gestión de currículos de estudiantes españoles para su inserción laboral y que esperamos que sea una de los principales medios nacionales de unión de jóvenes y empresas.

Persistimos con la obsesión de estrechar lazos entre la Universidad y las empresas, a través de proyectos como el Intercambio entre directivos de empresas y profesores de universidad que ya va ha concluido su segunda edición o propiciando que todos nuestros alumnos hagan obligatoriamente prácticas en empresas.

La cultura tiene que ser vanguardia en momentos difíciles y por ello, seguimos con nuestra programación cultural diseñada por trimestres que tanto éxito de público está teniendo. Queremos agradecer una vez más a todas las instituciones que nos ayudan para poder ofrecer tantos actos, la mayoría de ellos sin coste para la universidad, con el esfuerzo altruista de los artistas, como nuestro magnífico coro o como el que les avanzo, el concierto de inicio de curso que ofrecerá la Orquesta sinfónica de la Universidad el día 1 de octubre.

También hemos de hablar, como en otros años, del Servicio de publicaciones, el más certificado de los españoles, que sigue publicando con gran calidad un libro cada diez días. Con el mérito de que prácticamente autofinancia sus publicaciones.

Como verán hacemos referencia a que muchos de nuestros proyectos más importantes lo estamos consiguiendo financiar externamente o que se autofinancien y siguiendo un estricto control presupuestario. Esto es debido a que tenemos importantes problemas de liquidez.

Curiosamente al cumplir todos los indicadores de calidad hemos sido de las universidades españolas que más hemos subido nuestro presupuesto público, este año un 5,1% de incremento.

Sin embargo este esfuerzo no se ve recompensado con la llegada de los fondos que salen publicados en el BOE y el BOJA.

Todo ello a pesar de seguir con nuestra senda de disminuir nuestra deuda. En este curso que acaba hemos vuelto a amortizar 6,7 millones de euros y ya sólo nos quedan 12, una cifra muy pequeña para los 66 que teníamos hace unos años. Ojala todas las administraciones ahorraran como nosotros para disminuir su deuda.

Como hemos indicado otras veces, hemos ahorrado todos los años y hemos dedicado año a año más dinero a amortizar el préstamo y pagar los intereses que a todos los servicios juntos de la Universidad.

Para ello, hemos seguido una economía muy ajustada desde hace años, tal y como hoy hacen casi todas las administraciones, gracias a la contribución de toda la comunidad universitaria, que en todo momento ha antepuesto el interés institucional al interés particular.

Hemos crecido en todos los indicadores fijados para medir el rendimiento y la contribución de las Universidades al progreso y al bienestar social y económico, y como hemos dicho, hemos mejorado nuestra posición en los rankings de universidades y hemos cumplido nuestros compromisos fijados en los contratos programas firmados.

Un año más, queremos hacer ver la enorme complejidad económica y financiera de nuestra Universidad de Huelva y solicitamos que nos lleguen los recursos de forma que no suponga una interrupción a la enorme labor desarrollada por esta comunidad universitaria en este período, ni tampoco a las ilusiones y expectativas depositadas por nuestros trabajadores y trabajadoras.

La actual situación nos ha conducido a una situación de tesorería que impide la normal actividad de la Universidad.

Sólo pedimos que nos envíen los fondos aprobados, con todas las reducciones que se han planteado, pero que lo acordado después de todos los recortes llegue para que podamos funcionar.

Nosotros ya estamos acostumbrados a trabajar con menos fondos de los aprobados, pero al menos el mínimo operativo debe llegar. Somos conscientes de la difícil situación económica, y por ello cuando se nos ha pedido que hagamos planes de austeridad somos de los primeros en aplicarlos:

Desde hace unos años la Universidad de Huelva viene realizando un gran esfuerzo: se ha implementando la puesta en marcha del EEES, pero no a coste cero, sino incluso reduciendo las necesidades docentes y la capacidad total del profesorado, reduciendo el coste de personal y, todo ello, sin perjudicar el objetivo de la mejora de la calidad docente, manteniendo el número medio de alumnos por grupo, sin renunciar a que todas las asignaturas dispongan de grupos reducidos para actividades prácticas, laboratorios o trabajos grupales.

Y todo ello, en un contexto de fuerte demanda de estudios universitarios, de solapamiento de titulaciones a extinguir y nuevos planes de estudio y de incorporación y consolidación de las titulaciones de máster.

No estamos pidiendo más fondos (que serían necesarios pero comprendemos la dificultad del momento actual), pero si necesitamos que al menos se financie a nuestra universidad con lo aprobado y que si se dice que la educación superior es una prioridad que al menos contemos con los fondos mínimos para poder dar el servicio que nuestra sociedad nos demanda y que nuestros alumnos se merecen.

Según los estudios de financiación realizados en el informe la Universidad española en cifras, somos de las universidades más eficientes de España.

Le pedimos encarecidamente a las administraciones públicas de las que dependemos que nos permitan tener la posibilidad de hacer frente a nuestros compromisos.

Permítanme ahora que, como todos los años, me dirija, ya muy brevemente, a algunos colectivos de nuestra universidad.

En primer lugar al profesorado. Los años anteriores hemos indicado en esta parte del discurso de apertura que son muchos los cambios a los que nos tenemos que enfrentar. El nuevo sistema de enseñanza adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior, acreditaciones, evaluaciones y un largo etc., que ahora se completa con una mayor dedicación docente e investigadora.

Sabemos los esfuerzos que estáis haciendo y os pido que no caigáis en el desánimo. Tenemos la ingente labor de formar a nuestros futuros líderes y hemos de dar ejemplo, por lo que os pido que a pesar de todos los problemas legales, laborales y salariales a los que nos enfrentamos los docentes tengamos siempre presente que nuestro trabajo tiene unas enorme responsabilidad.

Todo ello exige un esfuerzo extra. Somos una Universidad comprometida con la sociedad y nuestro objetivo es ofrecer a nuestros estudiantes una formación de excelencia. Por ello, tenemos que seguir con nuestro sistema docente que tantos éxitos nos está dando. Resulta significativo que cada vez sean más los alumnos que vienen de fuera de nuestra provincia a estudiar a nuestra universidad, fundamentalmente por este estilo de aprendizaje.

Y también en la investigación. En este año hemos batido nuestro record de sexenios de investigación concedidos por la agencia Nacional de Acreditación a nuestros profesores, lo que muestra una vez más nuestro avance en investigación.

Por eso, queridos profesores y profesoras una vez más os animo a seguir dando ilusión a nuestros estudiantes, pues como decía Ortega y Gasset, “sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”, no miremos a corto plazo, sino a largo plazo para mejorar nuestra tierra.

Igual compromiso pedimos a nuestro Personal de Administración y Servicios, que sigue en su proceso de cualificación y orientación a la calidad. Son muchos los servicios con planes de mejora y que han definido un horizonte de trabajo de gran relevancia en el Plan Estratégico y que están redoblando esfuerzos por conseguir cumplir los indicadores, todo ello, con premura de medios y personal.

Como todos los años quiero acordarme de los que ya no nos acompañan, los que nos dejaron el curso pasado, profesores, PAS jubilados y a los alumnos oficiales y del aula de la experiencia.

Respecto a los alumnos y alumnas, queremos compartir con vosotros y vosotras la ilusión de recibir formación universitaria, que supone un importante esfuerzo en una sociedad que, a veces, no valora el trabajo diario de los que anhelan ser ciudadanos mejor formados, responsables y solidarios.

Os pedimos que seáis muy activos y que desde el primer día pongáis todo el esfuerzo en vuestro aprendizaje.

También necesitamos jóvenes críticos que ayuden a construir una sociedad más justa. En este punto quiero resaltar los esfuerzos y el trabajo que viene realizando el CARUH, el Consejo de Alumnos y Representantes de estudiantes de nuestra Universidad, y por su Delegado Alejandro García Orta. Por ser críticos y reivindicar una Universidad mejor, por organizar encuentros, clases en la calle y otras actividades que han puesto de manifiesto que de forma coherente, con lealtad y sin afectar a los demás se puede manifestar la opinión de todos y dar a conocer a la sociedad la problemática universitaria, sobre todo en estos momentos en los que algunos estamentos oficiales vienen cuestionando de forma sistemática la Universidad Pública de calidad.

Como sabéis, queridos alumnos y alumnas, en la parte docente también nos interesa vuestra opinión, por lo que este curso pasado habéis rellenado casi 50.000 encuestas en las que os hemos preguntado sobre todos los recursos de la universidad, y sobre los profesores de cada asignatura. De estas respuestas hemos obtenido mucha información y hemos procedido a realizar numerosas mejoras.

También habéis valorado en las encuestas a la Universidad de Huelva y nuevamente habéis subido la puntuación que le dais, que este curso ha tenido otra vez una media superior a 8. 8,16 ,ha sido la valoración media en grado y 8,56 en máster sobre un total de 10, una de las más altas de todas la evaluaciones de los estudiantes de las Universidades españolas.

Por todo ello, quiero daros mi más entusiasta bienvenida en el nuevo curso a esta que es vuestra universidad y espero que compartáis con todos nosotros el deseo de hacer una institución a la medida de lo que nos demandan los tiempos y los importantes cambios del panorama universitario español y europeo.

Estad seguros de que pertenecéis a una universidad muy especial, totalmente volcada con vosotros.

Como todos los años, quiero dar la bienvenida a un colectivo al que, como sabéis, aprecio especialmente. Los alumnos y alumnas del “Aula de la experiencia”, que ya llega casi a los 700 alumnos, los más ilusionados, los más activos y los que nos enseñan todos los días la necesidad de la convivencia intergeneracional.

Todos los logros descritos hoy no habrían sido posibles sin el trabajo de toda la comunidad universitaria, y también gracias a la colaboración de numerosas instituciones públicas, y privadas, de asociaciones y de empresas, y del apoyo de los responsables públicos.

Por ello, estamos arropados por una valiosa representación de las instituciones que han prestado su apoyo decidido a la Universidad de Huelva, por lo que un año más, les estamos especialmente agradecidos. muchísimas gracias.

Para terminar, como decimos todos los inicios de curso, para conseguir todas nuestras metas aún nos queda mucho camino por andar y trabajo que realizar, por lo que tenemos que seguir ilusionados con nuestra actividad y cumplir nuestro lema:

ATRÉVETE A SABER.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies