CALLEJILLA DEL DUENDE
De tó se sale
[Bernardo Romero]

0

Bernardo Romero

Según y de qué manera, de todo se sale. Se puede salir como estos del pepé están haciendo, por las tremendas y sin querer ver siquiera las consecuencias que tendrá para la economía dejar a buena parte de la población, al funcionariado, al borde del breve escaloncito que separa el estado del medio estar, de la pobreza pura y dura; pero también se puede salir de una manera suavecita, sin joder tanto la marrana y sobre todo, sin chulear, porque lo de venir ahora con el decreto y tente tieso de que seguido del recorte salarial y de la supresión si más de la extra de Navidad, viene ahora lo del currar más y además por las tardes.

Sabido es que todo esto es o viene como consecuencia del estropicio causado por la inocencia y el despilfarro de los socialistas: por la inocencia de quienes pensaban que los dineros públicos no se acababan nunca y que además no son de nadie, y la poca vergüenza de quienes a sabiendas de lo que hacían dilapidaron o mangaron los caudales del Banco de España sin encomendarse a dios. Ni al diablo, que es peor. Archisabido también es que la pifia de los sabihondos que se pusieron manu politicare al frente de las cajas de ahorro, sin saber exactamente que dos y dos son cuatro o unos cuantos más o menos, la vamos a pagar, como es natural, entre todos. A escote pagaremos los sueldazos extras que como consejeros de las cajas de ahorro se embolsaron tantos y tantos analfabetos que suplieron el no poder acabar el bachiller con un carné que les cogía todo el cuerpo y del que han vivido, como reyes y mirándonos por encima del hombro a todos los paganinis, a quienes sí que nos aplicamos para que nos facultaran en algún oficio o profesión, para que nos dieron los rudimentos mínimos para aventurarnos en un negocio y para que ahora, esta casta de mediocres vengan con que si la culpa es tuya o es del otro.

Pero la culpa, que por cierto no pesa nada en absoluto y alguno aunque fuera por casualidad la podría asumir de una vez, todos sabemos quién la tiene. Y la tienen los mamandurrias estos que en cuento salgamos de la crisis están ya pensando de nuevo en aeropuertos y aves, en consejos de administración de mancomunidades y aguas varias, en la delegación provincial de poca educación y mucho descanso que algunos se han buscado de una manera tan ignominiosa como esta de echar mierda sobre una dedicación a la cosa pública que algunos sí saben ver, pero que una mayoría, lamentablemente, no tiene ni puñetera idea de lo que es. Así que oído al parche: en cuantito salgamos de esta, nos meten en otra y el que avisa no es traidor.

De todo se sale. De esta en la que nos han metido banqueros, constructores y políticos, a partes iguales, también. Seis meses chungos y ya vendrá el verano. Creación de puestos de trabajo, subida del ibex y las eléctricas o la banca volviendo a ganar lo que no está en los escritos. Que no quiere decir que durante este tiempo de miseria hayan dejado de ganar un duro, sino todo lo contrario. De hecho los espeluznantes datos con los que nos hemos desayunado durante estos que van para seis años, no han hecho sino certificar que los que más tienen se han enriquecido más todavía. Esto es como el principio de Arquímedes pero más simple todavía. Si muchos tocamos a menos del pastel, unos pocos tocan a más, a mucho más.

De todo se sale y volveremos a caer en la misma trampa. De aquí a un par de años tendremos a esta mediocridad andante que nos gobierna con la misma gilipollez con la que terminaron los últimos años de despilfarro y mangancia, con el aeropuertecito de los eggs, con el ave caesar morituri te salutant y mirando para otro lado cuando se les habla a esta partía de …(1) del desdoble de la carretera que nos sigue separando de la Sierra y de la Ruta de la Plata para más inri, de la carretera a Cádiz sin pasar por Sevilla y olé, de la circunvalación para llegar al aeropuerto de San Pablo sin tener que meternos ande mismo, del arreglo de los caminos en el abandonado y despreciado medio rural, o de la madre que los parió. En fin, troncos. Felicidades y no os mosqueéis demasiado porque de nada sirve y además de aquí a ná estamos fuera de esta historia para no dormir en la que nos han metido justo toda esta caterva de energúmenos que no la han sufrido ni padecido en absoluto. Suerte y buen año a todos.

(1) Cada cual ponga aquí lo que le apetezca.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies