Emotiva acogida de Barcelona al documental ‘Chamaco, a mi manera’

0

Un momento del homenaje a Chamaco en Barcelona.

La afición taurina de Barcelona ha rendido un emotivo homenaje póstumo al matador de toros onubense Antonio Borrero Morano “Chamaco”. Se celebró en el Real Club de Polo de la ciudad condal, el mismo lugar donde Chamaco entrenó tantas veces durante las largas temporadas que pasó en Cataluña. Y quedó probado que Cataluña en general y Barcelona en particular no le olvidan. Unas trescientas personas abarrotaron el salón Centenario del Club de Polo barcelonés. Muchas de ellas, aficionados anónimos que le disfrutaron toreando tanto en la Plaza de las Arenas como en la Monumental. Pero también asistieron destacadas personalidades de la vida taurina de Barcelona como el empresario Pedro Balañá, hijo del que fuera mítico apoderado del torero onubense y actual propietario de la Plaza de Toros Monumental.

También se dieron cita en el homenaje a Chamaco algunos representantes políticos catalanes, como los diputados del PP y de Ciutadans de Catalunya, Rafael Luna y Jordi Canyas, respectivamente.

Organizado por la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña y el periodista Paco March, el acto sirvió también para presentar en la ciudad condal el documental “Chamaco, a mi manera”, dirigido por José Antonio Márquez, realizado por la televisión local onubense CNH Una TV Huelva y promovido por la empresa de comunicación NuevoTercio.

Un trabajo audiovisual muy esperado por la afición catalana, que lo acogió con sumo entusiasmo, lo contempló con la máxima atención y lo premió a su término con una cerrada ovación con el auditorio puesto en pie.

José Antonio Márquez explicó que el documental es el fruto de “dos años de meticuloso y riguroso trabajo, dado que no nos ha sido fácil localizar todo el material que hubiéramos deseado para hacer el mejor trabajo posible”. “Hemos tenido que buscar casi foto a foto e imagen a imagen, en fuentes de lo más diversas y anónimas, pero el esfuerzo ha merecido la pena para que, ahora sí, todo el que quiera pueda a través de este audiovisual conocer mejor las claves de la personalidad tan diferente y singular del maestro Chamaco”, señaló el director de la cinta.

Emocionados y agradecidos, asistieron al homenaje a Chamaco sus hijos Antonio y Juan, quienes se mostraron “muy felices” por el cariño de la afición catalana a su padre “por más tiempo que pase”, dijo el también matador de toros Tono Borrero “Chamaco”. Pero el homenaje sirvió además como reivindicación de la afición taurina de Cataluña de sus derechos y de la libertad que le ha sido cercenada con la prohibición de que Barcelona acoja toros. Y la mejor llamada de atención fue la respuesta del público a la convocatoria a pesar de que fuera oscurecida del todo en la prensa barcelonesa.

En este sentido, el presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, Luis María Gisbert, recordó que “la fiesta de los toros ha sido siempre del pueblo y el pueblo catalán se ha expresado una vez más de que quiere la vuelta de la Tauromaquia a su tierra”. Se mostró convencido de que la Iniciativa Legislativa Popular presentada hace unos meses en el Congreso de los Diputados en defensa del toreo saldrá adelante y reclamó al empresario Pedro Balañá que programe para el 23 de abril del próximo año, festividad de San Jordi, patrón de Cataluña, una corrida de toros en la que estén presentes toreros como “José Tomás, Serafín Marín, Morante de la Puebla o El Juli”, dijo.

Participó también en el acto el director de cine Agustín Díaz Yanes, cuyo padre, Michelín, fue banderillero de Chamaco. Díaz Yanes dijo de Antonio Borrero que “es una de esas personalidades fascinantes que forman parte de la historia del toreo. Un torero sin parangón e irrepetible, con el que se rompió el molde de un concepto arrebatado y artista al mismo tiempo. La suya con Barcelona es una de las historias de amor más hermosa que nos ha legado la Tauromaquia”. El cineasta madrileño justificó su presencia en el homenaje a Chamaco por dos motivos: su admiración por el torero y porque éste le salvó la vida a su padre tras recibir una fuerte cornada ante la que Antonio Borrero reaccionó providencialmente tapándole la herida con su mano. “Tanto se quería a Chamaco en mi casa y tan intensa fue su relación con Barcelona que mi padre le llamaba Chamaquet”, contó Díaz Yanes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies