Exposición de Malatesta en Moguer hasta el 12 de diciembre

0

Exposición de Malatesta en Moguer.

La Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez continúa con su programa expositivo, y nos acerca en esta ocasión a la obra del artista onubense Simeón Peña ‘Malatesta’, un singular creador que lleva medio siglo investigando nuevos lenguajes estéticos con los que mostrar su compromiso con la problemática social.

La muestra fue inaugurada por la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Moguer, Lourdes Garrido, y por la representante de la entidad organizadora, Rocío Bejarano, a quienes acompañaba Juan José Oña, que fue el encargado de glosar la figura del artista, que presentó en Moguer su último trabajo denominado ‘Todos son unos Trapos’.

Durante su intervención la responsable municipal de Cultura destacó la capacidad creativa de este gran onubense, que ya ha expuesto con anterioridad en la localidad. Una de esas exposiciones fue precisamente un homenaje al poeta Juan Ramón Jiménez, en cuya Casa-Museo puede admirarse este trabajo expositivo hasta el próximo 12 de diciembre.

En esta nueva aventura creativa, Malatesta se vale de telas, trapos y restos de prendas para confeccionar una obra que sigue interpelando al espectador, y que requiere de éste la complicidad en el análisis de las formas, colores y sobre todo, de las nuevas texturas con las que el artista nos sigue transmitiendo su mensaje de marcado acento social.

Este trabajo se enmarca en un innovador estilo conocido como Tac-Art. Para este onubense, natural de Hinojales, su condición de deficiente visual fue un estímulo en la búsqueda de nuevos caminos para su expresividad, naciendo así lo que él mismo denominó como Tact Art o arte del tacto, ya que en sus obras, como está que puede admirarse en la Casa-Museo, junto a las formas y el color, destacan sobre todo las texturas y materiales utilizados, con los que el autor intenta también transmitir su mensaje.

Simeón Peña ‘Malatesta’

Este incansable buscador de la belleza, que residió varios años en Francia impregnándose allí del espíritu reivindicativo del denominado «Mayo francés», desarrolló en los años 70 y 80 una intensa labor creativa que le permitió exponer en salas tan importantes como el Taller Picasso o el Ateneo de Barcelona, siempre con una temática de marcado acento social.

En 1978 vuelve a la localidad serrana de Hinojales, y comienza su época de madurez artística que desembocará ya en los primeros años de los 90, en el denominado Tact Art que tenemos la oportunidad de descubrir ahora en Moguer.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies