Excelentes perspectivas en la vendimia de La Palma de cara al precio final del vino

1

Tractores hacen cola para descargar en la Cooperativa del Campo Nuestra Señora de Guía. (Julián Blanco)

La Cooperativa del Campo Nuestra Señora de Guía sigue muy viva. Y esta campaña, aún más que en años anteriores. Las condiciones meteorológicas no han sido las mejores para los viñedos. Sin embargo, los agricultores tienen confianza en que en 2012, por fin, el vino alcance un precio razonable para al menos garantizarse el jornal y la supervivencia de una actividad que se hunde en las raíces de las tradiciones y de la economía de La Palma. Los socios saben que este municipio, corazón del Condado y de la actividad vitivinícola, no se entendería sin una cooperativa que desde hace décadas marca el inicio oficial de la vendimia. Y, pese a los problemas, miran al futuro con esperanza.

El optimismo preside actualmente el día a día de la cooperativa. Y su presidente, Miguel Ángel Díaz Aguilar, es quien mejor lo encarna. Está convencido de que la actividad vitivinícola puede ir a más. Pero para ello considera que es fundamental que se produzca la unidad del sector. Díaz Aguilar asegura que no tiene sentido, y además es una mala política, que cada cooperativa del Condado haga la guerra por su lado. Por lo que apuesta por la unión de todas con el objetivo de ofrecer una marca fuerte que permita afrontar con garantías el proceso de comercialización.

Considera que los vinos de La Palma gozan de la calidad suficiente para competir en los mercados. Y que prueba de ello es que caldos que salen a granel de la cooperativa finalmente se venden embotellados bajo el nombre de reconocidas marcas, por ejemplo, en Francia.

El alcalde y el concejal de Agricultura de La Palma, con los responsables de la Cooperativa. (Julián Blanco)

La cosecha de este año va a ser de gran calidad. Es uno de los aspectos positivos de la temporada. Pero hay que sumar otros factores para que finalmente se haya producido un giro radical a la situación. Uno de ellos es el arranque masivo de viñedos a lo largo de los últimos años fruto de las terribles campañas que han soportado los agricultores y que han provocado un descenso considerable de la producción. El resultado es que hoy no hay exceso de vino en el mercado y que, por tanto, ha crecido de forma significativa la demanda. Y la consecuencia directa es el aumento del precio.

Si hace unos años el precio del litro de vino estaba en 20 o 25 pesetas, un valor que provocaba que los agricultores tuvieran que poner dinero encima de la mesa para continuar con la actividad, en 2012 podría situarse entre las 70 u 80 pesetas o incluso más, aunque de momento es pronto para fijar un posible precio final. Sin embargo, esta perspectiva ha hecho que en el campo las caras reflejen la calma que aporta el saber que podrán obtener un beneficio del incansable y agotador trabajo que realizan en sus explotaciones, más por razones familiares y de tradición que por motivos económicos.

Actualmente la Cooperativa del Campo Nuestra Señora de Guía cuenta con 50 socios activos que pueden aportar una producción de un millón de kilos de uva, una cantidad suficiente para mantener bien posicionados a los vinos palmerinos. El mercado principal en el que la cooperativa vende su producción es el de la zona, comarcal y provincial, lo que no impide que parte de los caldos elaborados en esta tierra trasciendan las fronteras españolas.

Vendimiadores en el término de La Palma. (Julián Blanco)

Al momento actual se ha llegado después de superar numerosos obstáculos y pésimas campañas. Sin embargo, los agricultores han sabido adaptarse a los tiempos y mejorar sus viñedos para hacerlos viables y reducir los costes. Fruto de esa transformación es el aumento de las hectáreas de viñas con presencia de espalderas y con calles adaptadas para el uso del tractor, lo que hace más llevadero y asumible a nivel económico el trabajo a desarrollar. No obstante, aún son muchas las tierras con viñedos tradicionales que se mantienen plenamente activas.

La cooperativa también se ha modernizado y entre los proyectos a corto plazo se encuentra acometer nuevas mejoras. El presidente ha tenido ocasión de explicar la situación al alcalde de La Palma, Juan Carlos Lagares, y al primer teniente de alcalde y concejal de Agricultura, Manuel García Félix, durante la visita que ambos han realizado a sus instalaciones, donde han podido conocer de primera mano las labores que desarrollan una vez iniciada la vendimina. También pudieron hablar con otros responsables de la cooperativa y con socios para tomar conciencia de forma directa de las necesidades del sector, al que han trasladado el apoyo total del Ayuntamiento de La Palma.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies