La Unidad de Gestión Clínica de Almonte sólo da dos números diarios para atender a pacientes

0

A pesar de que desde las distintas administraciones se siguen negando las consecuencias de los recortes en la sanidad pública, la realidad es que en muchos centros de Atención Primaria hacen falta más médicos debido a la reducción de la jornada de trabajo y a la política de no contratación. Si la semana pasada el sindicato CSIF alertaba de la desprotección en la zona de la sierra onubense, en esta ocasión la Central Sindical llama la atención sobre los problemas en la atención al paciente en la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Almonte.

Esta unidad cubre las zonas del propio municipio de Almonte, Matalascañas y El Rocío con una población que supera las 23.000 personas y, para atender estos núcleos, únicamente hay 11 médicos (al 75% de la jornada y la mitad de ellos eventuales), 10 enfermeros (cinco eventuales y también con un 25% menos de horas) y un solo pediatra. Además, no se están contratando refuerzos en los momentos de mayor afluencia de personas como el traslado de la Virgen de El Rocío a Almonte ni se realizan sustituciones por lo que los propios médicos de la plantilla se tienen que cubrir entre ellos.

Con esta situación, denuncia CSIF, “no es de extrañar las graves deficiencias en la asistencia sanitaria de esta UGC”. La Central Sindical lamenta que “sólo se están dando uno o dos números diarios para atender a pacientes por lo que se están formando preocupantes listas de espera para poder acudir a la consulta del médico de cabecera”. La consecuencia directa es que los pacientes al no poder ser atendidos se derivan a Urgencias, un servicio ya de por sí masificado.

A esto hay que sumar, según ha podido saber CSIF, la falta de personal administrativo para organizar las consultas ya que de los tres trabajadores de esta rama con los que debería contar la Unidad de Gestión Clínica almonteña sólo hay dos que, además, se dedican a la atención al público de forma rotatoria por decisión de la Directora de la UGC que “recurre a una de las dos administrativas como secretaria personal”, explica César Cercadillo, responsable del sector de Sanidad de CSIF en Huelva.

Cercadillo apunta que “estos cargos directivos, que se encuentran en comisiones de servicio, están más preocupados por ganar méritos de cara a la Administración para no tener que incorporarse a sus puestos de trabajo que de solucionar los graves problemas de personal que están poniendo en riesgo la salud de los pacientes por falta de atención o una atención deficitaria a consecuencia de la disminución de las contrataciones”.

Amenazas a trabajadores

Ante la carencia de recursos humanos, la Directora de la UGC de Almonte ha optado por amenazar a los empleados que no pueden acudir a trabajar por enfermedad. Así lo ha hecho público el sindicato CSIF que tiene constancia de una denuncia presentada ante la dirección del Distrito. César Cercadillo explica que uno de los trabajadores recibió una llamada de la Directora que no solo puso en duda la enfermedad sino que le pidió, además del parte de baja, el informe médico -un documento privado que el paciente no está obligado a presentar-. Cercadillo afirma que lo presionó reiteradamente diciéndole que “se va a liar” y que como no estuviera enfermo se tendría que “atener a las consecuencias”.

Ante esto, el responsable de CSIF ha pedido el cese inmediato de la directora de la UGC de Almonte y ha exigido a la Administración “que no haga oídos sordos a esta situación porque los problemas en la sanidad pública onubense no han hecho más que empezar y cada vez revestirán mayor gravedad, sobre todo para los pacientes”.

RESPUESTA DE LA JUNTA

En relación con la información difundida hoy por el sindicato CSI-F so-bre la asistencia sanitaria en Almonte, la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social desea aclarar lo siguiente:

La Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Almonte, que incluye a los cen-tros sanitarios de esta localidad y de Matalascañas y El Rocío, dispone de una plantilla médica conformada por un total de 14 profesionales y no 11 como indica el sindicato.

Esta cifra de facultativos permite que la UGC se encuentre dentro de los parámetros para una atención de calidad fijados por las sociedades científicas de Medicina de Familia y Comunitaria, cumpliéndose así las ratios médico-paciente recomendadas.

Es absolutamente incierto que sólo se concedan dos citas médicas al día y que haya una demora de dos semanas en la asistencia. En este sentido, las agendas de los profesionales están abiertas para atender a los pacientes diariamente.

No obstante, en el caso de que una persona no tenga asignada cita para el día y necesite ser atendido, existe un dispositivo de Urgencias, integrado por un médico y un enfermero, que está a disposición de la ciudadanía.

La renovación de los contratos del personal eventual al 75% se ha pro-ducido como consecuencia del decreto aprobado por el Gobierno central de ampliación de la jornada laboral en el empleado público a 37,5 horas semanales. A pesar del incremento de horas que supone esta medida, la Consejería de Salud y Bienestar Social está realizando un importante esfuerzo por la continuidad de los profesionales eventuales y del resto de puestos de trabajo en el conjunto del sistema sanitario público andaluz.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies